Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Edomex: la "joya de la corona" del 2023 y tierra de la posible debacle del PRI

Morena tiene la mirada puesta en el Estado de México, la entidad más poblada del país, y significativa para el priismo. Ganarla no solo representa gobernar a 17 millones más, sino un impulso al 2024.
mar 14 junio 2022 06:00 AM
pelea-por-edomex.jpg
Antes de las elecciones de 2024, los partidos pelearán por el Estado de México, bastión del priismo y tierra natal del expresidente Enrique Peña Nieto.

Bastión priista, semillero de votos, tierra del expresidente Enrique Peña Nieto y cuna del Grupo Atlocomulco, el Estado de México no solo es la “joya de la corona” de las elecciones de 2023 , es el territorio donde podría configurarse la derrota que acabe por minar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y terminar con un colapso de la alianza “Va por México”.

Ubicado en el centro del país, el Estado de México es una entidad que no conoce la alternancia. Durante 93 años ha sido gobernado por el Revolucionario Institucional; sin embargo, el gobernador, Alfredo del Mazo Maza, podría ser el priista que entregue ese estado a Morena, lo que significaría ceder no solo la entidad donde habitan más votantes, también el territorio donde el tricolor se refugió para resurgir tras la derrota del año 2000.

Publicidad

“El suelo más sólido que ha tenido el PRI es el Estado de México, desde ahí se reconstruyó, y desde ahí podría nacer un proyecto de reconstrucción nacional, pero si no lo tiene, entonces la posibilidad de recomponerse es prácticamente nula. Perderlo no sólo será un golpe electoral sino político”, afirma Benedicto Ruiz Vargas, analista político.

El Estado de México es la joya de la corona de cualquier elección por lo que representa cuantitativa como cualitativamente. En los 22,499 kilómetros cuadrados que componen esa entidad habitan 17 millones de mexicanos, de los que 12 millones 247,064 votan (13.1% de la lista nominal nacional). Esa entidad suele otorgarle alrededor de 15% de los votos al candidato a la presidencia ganador.

Por ejemplo, López Obrador obtuvo 4 millones 373,267 de votos en el Estado de México (14%) de los 30 millones 113,483 que recibió a nivel nacional; Peña Nieto 2 millones 966,110 de los 19 millones 158,592 que votaron en el país (15%).

Cualitativamente ese estado es significativo porque es uno de los pocos bastiones que conserva el Revolucionario Institucional y porque fue en esas tierras donde el partido se replegó y reconfiguró para volver a la Presidencia de la República tras salir de Los Pinos en 2000.

En el Estado de México también nació quien se convertiría en el presidente 64 de México, Enrique Peña Nieto, y es esa entidad cuna del Grupo Atlacomulco, asociación de políticos afiliados al PRI y que fue fundadada por Isidro Favela, aunque su líder fue Carlos Hank González, creador de la frase “un político pobre, es un pobre político”.

“Morena busca desarticular el último bastión del PRI y también de la fuerza que le queda al PAN, porque el Estado de México tiene muchos municipios gobernados por Acción Nacional. Si la oposición pierde el Estado de México habrá una sensación de derrota catastrófica tanto el PRI como el PAN, creo que esa es la pretensión de Morena y del presidente López Obrador”, asegura Ruiz Vargas.

Sabedores de lo que significa el Estado de México para el PRI, tres de los precandidatos presidenciales, el líder nacional de Morena Mario Delgado, miles de simpatizantes y militantes se reunieron este domingo 12 de junio en la capital de la entidad para dar el banderazo de salida rumbo a las elecciones de 2023 y 2024.

 

“Siempre ha sido un termómetro electoral, los comicios del Estado de México son la manera de pulsar el voto rumbo a la elección presidencial porque es la entidad con mayor número de habitantes”, explica Roberto Alonso Muñoz, analista político y académico de la Universidad Iberoamericana campus Puebla.

La intención del presidente Andrés Manuel López Obrador, que si bien tiene licencia para no participar en asuntos partidistas, es dinamitar a la oposición, por lo que hace meses intentó dividirla ofreciéndole cargos a exgobernadores, llamó al PRI a sumarse a sus reformas, y más recientemente conminó al PRI a repensar su alianza con el PAN, pues dijo que “Va por México” lo quiere fuera.

“Muchos panistas dicen que les perjudica el PRI: ‘vamos a deslindarnos’. Ya haciéndolo a un lado, que el PAN sea el PAN, y no está mal eso, y que el PRI sea el PRI. Evidencia una crisis, una descomposición que tiene que llevar a acciones nuevas, a no caer en la autocomplacencia”, dijo el jueves pasado en su conferencia de prensa.

Para Ruiz Vargas el presidente está interesado en que lo que hoy queda del PRI se sume a Morena, y con eso se consiga disminuir más a la oposición.

“La pretensión de López Obrador es barrer a la oposición, de sacarlos de la esfera política. El gobierno tiene la pretensión de extinguir a los partidos políticos opositores, y construir una hegemonía absoluta donde no haya contrapesos, equilibrios de poder, y eso le allana el camino a López Obrador y sus sucesores”.

“López Obrador quiere traerse a las filas de Morena, que el PRI renazca en Morena. El proyecto no es contra el PRI, es contra el PAN, pero hay un PRI que se resiste”, detalla.

 

El avance de Morena

Morena ya tuvo tres participaciones electorales en el Estado de México, una de ellas fue por la gubernatura. Tres años después de obtener su registro como partido político, el movimiento de regeneración nacional compitió por la gubernatura y lo hizo de forma competitiva. Su candidata Delfina Gómez, hoy secretaria de Educación, se quedó en segundo lugar con 2.7% menos votos que el ganador Alfredo de Mazo.

A nivel municipal, Morena tuvo su primera victoria en 2015, tres años más tarde se llevó 56 ayuntamientos y en 2021 alcanzó 28.

La de 2023 será su segunda competencia por la gubernatura, y ya se mencionan a tres perfiles: Delfina Gómez (SEP), Horacio Duarte, director de Aduanas y el senador Higinio Martínez.

En ocho años, Morena ha logrado victorias en 20 estados, y dos más con aliados del Verde y el PES (San Luis Potosí y Morelos), por lo que el Estado de México es una entidad clave para su proyecto político.

“Concluidas las elecciones de 2022, la mira de Morena está puesta en las elecciones de 2023… El mensaje que manda Morena es que va a colocar toda la maquinaria para hacerse de esa entidad y que su mirada está puesta en el Edomex más que en Coahuila”, dice Roberto Alonso.

Ganar el Estado de México a Morena le significaría no solo sumar una gubernatura, sino gobernar 17 millones de mexicanos más, que equivalen a la población junta de Veracruz y Ciudad de México, las otras dos entidades más pobladas de México. En total gobernaría a casi 90 millones de mexicanos.

 

Del Mazo ¿cederá la plaza?

Alfredo del Mazo pasará a la historia no solo por ser el gobernador 20 del Estado de México, sino porque podría ser quien ceda el territorio a Morena.

Desde la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia, el PRI ha pasado de tener 12 gubernaturas a tres en este 2022, luego de que los gobernadores electos el 5 de junio tomen posesión. En cuatro años, mientras Morena ha ganado sus 21 gubernaturas, el PRI ha cedido Campeche, Colima, Guerrero, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa, Tlaxcala, Zacatecas, Hidalgo y Oaxaca.

“El PRI debe tener claro que si pierde el Estado de México, va a ser la extinción del partido y el desmembramiento a nivel nacional. Eso puede generar que construyan una estrategia de defensa… El mensaje también es que ganando el Estado de México, nadie detiene a Morena”, destaca Benedicto Ruiz Vargas.

“Una derrota en el Estado de México obligaría al priismo a refugiarse en Morena”.
Benedicto Ruiz Vargas, analista político.

El analista político dice que es difícil pensar que Alfredo del Mazo "ceda la plaza" porque nació en Toluca, Estado de México.

"Es de ahí, es parte de esta corriente histórica priista, de los Hank González"; sin embargo, no se descarta ningún tipo de negociación que permitan a Morena ganar el estado más poblado del país.

Publicidad
Publicidad