Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica| Chelas, mota y música. Máynez busca voto juvenil hasta el final

Fiel al estilo de campaña que lo caracterizó, el candidato de Movimiento Ciudadano a la Presidencia terminó sus eventos proselitistas con un festival para jóvenes.
jue 30 mayo 2024 06:02 AM
cierre-campana-maynez.jpeg
En su mensaje de cierre de campaña, Máynez agradeció a todas las juventudes que lo han apoyado.

La música y las chelas que acompañaron al candidato presidencial Jorge Álvarez Máynez durante su campaña se reflejaron también en su último acto. El emecista cerró su campaña electoral como la inició: haciendo de la política una fiesta y empeñado en ganar el voto de la juventud.

El primer candidato a la Presidencia de la República que postula Movimiento Ciudadano (MC) concluyó 90 días de proselitismo electoral con el Máynez Capital Fest.

Publicidad

Desde antes de las cinco de la tarde, decenas de jóvenes ya se formaban afuera del Auditorio BlackBerry, en la colonia Condesa de la Ciudad de México. La fila se extendía por la calle Tlaxcala hasta el Metro Chilpancingo, ubicado sobre la avenida Baja California hasta el cruce con Insurgentes Sur.

A esa misma hora, Máynez todavía estaba en Puebla, en otro evento de cierre con los candidatos locales de Movimiento Ciudadano.

“¡Máynez, Máynez, viva Máynez!”, un grito sin mucha fuerza se oía entre quienes esperaban y, como su propia campaña, crecería con el paso de las horas hasta resonar potente al interior del auditorio.

A las seis de la tarde inició el concierto sin Máynez todavía, pero con algunos jóvenes mostrando su apoyo real al candidato que se dedicó a recorrer 50 universidades en un intento de conquistar el voto joven.

El cartel del festival lo encabezaron bandas y cantantes millennials o Gen Z, como Aczino, un freestyler de Nezahualcóyotl, Estado de México, y Azuky, la rapera de 19 años, originaria de Ecatepec, que ha brillado en la Red Bull Batalla de Los Gallos, una competencia de freestyle rap con participantes de Hispanoamérica y España.

Sesenta minutos después del arranque del festival, con el ritmo de Yoga Fire & Dee, un pequeño grupo de jóvenes se animó a encender un porro de marihuana. Unas cuantas fumadas y el humo y olor prendieron las alarmas. “Recuerden que el futuro presidente dijo que ningún joven en la cárcel por fumar marihuana”, defendió el vocalista desde el escenario y el público lo ovacionó.

La regulación de las drogas ha sido una de las principales promesas de campaña de Máynez. Pero, como todavía no es presidente de México, el recinto siguió con sus propias y tradicionales reglas.

“Ya nos están llamando la atención, que no pueden estar fumando sus chingaderas, espérense a la salida, chavos”, dijo el mismo vocalista minutos después.

La escena recordó que este sexenio dejó pendiente esa promesa, la de regular las drogas. La hizo desde 2018 el equipo del entonces candidato de Morena Andrés Manuel López Obrador, pero ya con la Presidencia ganada la olvidó.

Así que los asistentes se conformaron con el agua y refrescos gratuitos, o con algunas cervezas para los mayores de edad. No más de dos por persona. El equipo de MC las aprobaba con discreción. “¿De vainilla o de chocolate?” Esa era la clave.

Publicidad

Con dedicatoria a los jóvenes

Al filo de las ocho de la noche, Máynez llegó al festival. Una noche completamente distinta justo una semana después de la caída del escenario donde hacía un evento de campaña en San Pedro Garza García, Nuevo León. Aquí se le vio sonreír otra vez. Bailar. Fiel al estilo que impuso en la contienda electoral.

"En tiempos de crisis, mantener la sonrisa es un acto revolucionario", recuerda María. Es la frase de un cartel que leyó en una de las marchas feministas. La trae a colación cuando se le pregunta qué opina al respecto. Explica que lo primero que le llamó la atención de Máynez, justamente, fue su defensa de la felicidad como un derecho humano.

Ya en el escenario, el emecista dedicó su último discurso como candidato a la juventud. “Mi campaña no la hicieron los espectaculares, ni llenó de basura la ciudad. Mi campaña la hiciste tú con tu cartel; mi campaña la hiciste tú en el pizarrón de tu escuela; mi campaña la hicieron las niñas y los niños, los adolescentes y los jóvenes”, aseguró.

A ese grupo poblacional, que representa casi un tercio del electorado, Máynez le recordó sus principales promesas de campaña: regulación de drogas, fin al sistema de justicia punitivista y acceso a vivienda digna.

“Nunca más vamos a tener en la cárcel a un joven por fumar marihuana. Nunca más vamos a tener en la cárcel a una mujer por decir sobre su cuerpo, nunca más”, reiteró.

maynez-cierre-campana.jpeg
Ante jóvenes, Máynez planteó sus principales promesas de campaña: regulación de drogas, acabar con el punitivimo y garantizar acceso a vivienda digna.

Esa promesa ha sido un imán para algunos jóvenes que no han conocido un México sin la supuesta guerra contra las drogas, declarada por el gobierno panista de Felipe Calderón en 2006. Una política prohibicionista que disparó la violencia en el país.

Por esa propuesta de regulación, Mar González apoya a Máynez. Tiene 19 años y vive en la alcaldía Benito Juárez. Consiguió boletos para el concierto de cierre de campaña, como muchos otros jóvenes, a través de redes sociales y chats de WhatsApp, canales desde los cuales se difundió la invitación.

“Me parece interesante cómo Máynez conectó esta campaña con los jóvenes y cómo alguien está escuchando lo que los jóvenes buscan”, afirma en el festival.

La de 2024 será su primera elección presidencial y el contenido que ve en TikTok la orientó. Ahí conoció a Máynez, sus promesas de campaña, y decidió que no votaría por quien le habían dicho sus padres. “Iba a votar por lo que mis papás decían, pero después fue una decisión propia”, sostiene.

"Me parece muy importante ese mensaje, que no se detenga a las personas por posesión de drogas", coincide Andrés Ramírez, de 18 años, casi a la entrada del Auditorio BB.

Además de las redes sociales, el jingle Presidente Máynez, el más viral en la historia de las campañas políticas, llamó la atención. Con la canción, que escuchó en un video de YouTube, Miguel Ángel Chiman, de apenas 9 años, conoció a Máynez.

Publicidad

Acompañado de su hermana de 19 y sus padres, el infante fue al cierre de campaña del emecista. Vestía un atuendo como de superhéroe, pero partidista: bandera anaranjada con el logo de MC sobre sus hombros, a modo de capa; playera y short naranjas también, y una cinta delgada en la cabeza, con el nombre de Máynez.

El pequeño, que posa para la foto en una silueta de alas y observa a lo lejos el escenario, sostiene que, si él pudiera votar, lo haría por Máynez, porque prometió un salario mínimo de 10,000 pesos mensuales.

Pero en el concierto también hay jóvenes que todavía no están convencidos de votar por Máynez. Fueron a su cierre de campaña, principalmente, por ver un concierto gratuito de Porter, una banda de rock originaria de Guadalajara. "Vine por un grupo que me gusta mucho", menciona con honestidad Mariana, de 19 años.

Israel, de 21 años, dice lo mismo. Pero reconoce que sí ubica las propuestas de Máynez y simpatiza con aquella a favor de reducir la jornada laboral de 48 a 40 horas semanales. “No me considero afín a MC, pero a Máynez lo considero un político bastante decente”, comparte el joven de Coyoacán.

A punto de cumplir 39 años, Máynez llega al final de las campañas electorales haciendo lo que quiere, en medio de una juventud que, en general, sostiene que sí votará este 2 de junio aunque las candidaturas presidenciales no le convenzan del todo.

El candidato que en plena campaña fue a los festivales Ceremonia y Pal’Norte, que enfrentó críticas por eso y defendió siempre el derecho a la cultura y el ocio, cierra así 90 días de proselitismo. Entre la primera fiesta de esta campaña y la última, Máynez pasó de ser un diputado que nadie conocía a ser identificado por casi 80% del electorado. De una intención de voto de 3 a 10%.

Sigue lejos del primer lugar en la contienda presidencial, pero, quizá, cerca de una generación joven que no es de cristal, que sonríe pese al contexto social y económico que le es adverso.

“Máynez ha sido un político que realmente ha tocado fibras sensibles en los jóvenes, que hace que te identifiques y quieras apoyarlo de forma presente, no solo por redes sociales”, afirma Cinthia Aguirre, de 25 años, originaria de Tlalpan. Y eso es un logro.

Tags

MGID Recomienda

Newsletter

Los hechos que a la sociedad mexicana nos interesan.

Publicidad

Publicidad