Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Morena va a Congreso Nacional; buscan modificar documentos básicos

Más de 3000 congresistas se reúnen este sábado para renovar su Comité Ejecutivo Nacional; entre las controversias se encuentra la eliminación de la definición de Morena como un partido de “izquierda”.
sáb 17 septiembre 2022 07:00 AM
morena
El evento se arrancará en la explanada de la grada 2 del Autódromo Hermanos Rodríguez, a un costado de la sala de Armas de la Magdalena Mixhuca y está previsto iniciar a las 11:00 horas.

Gobernadores, legisladores federales e integrantes del gabinete, así como de los 3000 congresistas electos recientemente, Morena celebrará este 17 y 18 de septiembre el tercer Congreso Nacional, para concluirá la etapa de reorganización interna del partido.

En los dos días de trabajos se renovará el Consejo Nacional que se integrará por 200 personas: 100 hombres y 100 mujeres y el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), con excepción de la dirigencia nacional, y la secretaría general, a cargo de Mario Delgado y Citlalli Hernández.

El gran ausente será el fundador del partido y hoy presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien declinó la invitación que le hicieron en el partido para asistir.

Publicidad

Un partido que ya no quiere ser de "izquierda"

El tema que acaparará los reflectores, es la modificación de los documentos básicos de partido, como lo son la declaración de principios y los estatutos, en donde se plantea eliminar la frase: "Morena es una organización política amplia, plural, incluyente y de izquierda".

Dentro de las modificaciones que Morena pretende hacer está eliminar del programa de acción, el párrafo undécimo: “Morena se compromete a trabajar haciendo conciencia en las regiones más pobres del campo y de las ciudades para contrarrestar la compra de voluntades y conciencias. Un pueblo culto es un pueblo libre.”

Desde el pasado 15 de julio, Morena publicó los borradores de sus Estatutos, programa de acción y declaración de principios para su discusión y aprobación de la militancia.

Rafael Barajas “El Fisgón” y Pedro Miguel fueron los encargados de recibir todas las propuestas, procesarlas y reflejarlas en los textos que se van a poner a consideración del Congreso el próximo fin de semana.

Los reclamos

La llamada Convención Nacional Morenista, que se define como “un esfuerzo plural de unidad a favor de la democracia interna y el poder de las bases”, rechazó la propuesta de reforma a los documentos básicos presentada por el Comité Ejecutivo Nacional morenista, “por traicionar los principios fundacionales y diluir el carácter revolucionario de nuestro movimiento-partido”.

“Específicamente, con respecto al Programa de Morena, es inaceptable la eliminación de la definición de Morena como un partido de ´izquierda´, así como la exclusión de cualquier referencia a contrarrestar la compra de voluntades y conciencias, la ´democratización de los medios de comunicación´ o la ´defensa de los derechos sociales, laborales y culturales´, entre otros temas medulares”, indicó.

Lo anterior, en la petición que lanzó el pasado el pasado 10 de septiembre, a través de change.org que lleva más de 2,262 peticiones y busca llegar a las 2,500, pues con ello “es más probable que pueda ser publicada en los medios de comunicación”.

 

Para el académico John Ackerman, la propuesta de reforma a los documentos básicos de Morena cancela el curso de los avances más importantes del partido.

“Ellos quieren legalizar mucho de los atropellos que han venido haciendo. Ahora quieren cambiar la misma esencia, la construcción de Morena, al entre otras cosas, eliminar la palabra izquierda del programa de acción de nuestro partido”, alertó en una reciente entrevista con Julio Astillero.

¿Qué otros cambios se proponen?

La reforma estatutaria plantea entre otras cosas que, a partir del 1 de octubre quien quiera ser militante deberá pasar de forma obligatoria por un proceso de formación política, esto es, tendrá que inscribirse en el Instituto Nacional de Formación Política y, tomar los cursos básicos, para poder habilitar su militancia.

El borrador de los Estatutos incluye la posibilidad de que tanto el presidente, los gobernadores y la jefa o jefe de gobierno de la Ciudad de México emanados de Morena, sea parte del Consejo Nacional de Morena.

De igual forma, se propone modificar los artículos 30 y 37 del estatuto “para centralizar en manos del Presidente, al nivel estatal y nacional, el nombramiento de quienes ocupen las Secretarías de Finanzas y de Organización de los Comités Ejecutivos correspondientes".

 

También se propone eliminar el punto seis relativo a la democratización de los medios de comunicación, y específicamente la siguiente frase:

“Morena lucha por democratizar el acceso a los medios de comunicación y a las nuevas tecnologías. Buscamos la libre competencia y desconcentración del otorgamiento de concesiones del Estado para evitar los monopolios de la radio y la televisión.”

Otros aspectos que también busca eliminar son la primera frase del párrafo cuarto del punto séptimo que define el nuevo modelo económico como uno que “fortalezca el mercado interno, salarios justos y remunerativos para los trabajadores, que reconozca el derecho al trabajo” y,

El segundo párrafo del punto octavo: “Morena lucha porque los derechos y las garantías individuales sean firmemente asegurados, junto con los derechos colectivos económicos, sociales y culturales, entre otros.

 

Las impugnaciones

Morena realizó los días 30 y 31 de julio asambleas en las que se eligió a sus congresistas nacionales que son quienes representarán a la militancia en el tercer Congreso Nacional.

Sin embargo, dicha elección se dio entre reclamos, impugnaciones e incluso, la cancelación del registro como congresistas nacionales electos a alrededor de 30 personas en todo el país –10 de la Ciudad de México– debido a que enfrentan procesos penales, denuncias o porque su perfil no era el idóneo.

De igual forma, se presentaron diversas impugnaciones ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que conforme su agenda, ha ido atendiendo.

La más reciente, la de René Bejarano, pues la Sala Superior ordenó a Morena registrarlo como congresista, así como evaluar si está entre los primeros cinco lugares de la lista de su distrito electoral, lo que permitiría participar en el referido Congreso Nacional.

Publicidad
Publicidad