Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Expertos proponen a diputados un “sistema de pensiones a la mexicana”

Los legisladores ya preparan las propuestas en materia de pensiones, política tributaria y de gasto que dejarán a sus sucesores.
lun 26 julio 2021 08:13 PM
Diputados
Diputados Entre las propuestas para concretar el sistema pensionario está el crear un grupo de especialistas para que analicen el sistema actual.

El grupo de trabajo para la Transición Hacendaria de la Cámara de Diputados presentará el 15 de agosto un paquete de propuestas en materia de pensiones, política tributaria y de gasto, además de la Convención Nacional Hacendaria.

El diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente del Grupo, anunció que los borradores serán discutidos la próxima semana. Durante la reunión, los expertos propusieron crear un “sistema pensionario a la mexicana” que concentre los más de mil esquemas que existen a nivel federal y estatal, más los existentes en los institutos, universidades públicas y organismos autónomos.

Publicidad

De manera inicial, los expertos del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio (Concanaco) coincidieron en la necesidad de que se cree un sistema único y universal de pensiones.

Se prevé que este sistema, detallaron, tenga un monto tope de pensión y sería escalable, dependiendo la persona: si fue trabajador formal, informal o realizó ahorros voluntarios.

Entre las propuestas para concretarlo están crear un grupo de especialistas que de manera voluntaria analicen todo el sistema pensionario, levanten un inventario y realicen un cálculo actuarial, con el fin de realizar una propuesta final, además de someter a consulta pública la creación de un sistema pensionario para generar consensos.

Pensión a la mexicana

En la mesa sobre la reforma al sistema universal de pensiones, Juan Carlos Ramírez Góngora, vicepresidente de asuntos fiscales de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio (Concanaco) expuso: “Tenemos que diseñar un sistema a la mexicana, un sistema que funcione”.

Para ello sugirió “amarrar” pensiones al sistema tributario, sobre todo al cobro del Impuesto al Valor Agregado (IVA), pues sin ingresos fijos no habrá forma se seguir pagándolas.

El IVA se estableció hace 40 años como un instrumento que grava diferentes etapas de comercialización, pero –dijo– “en la última etapa no amarra porque el consumidor final opta por no pedir factura para que no se le cobre el IVA y entonces lo recaudado en etapas previas al final se cae".

"Busquemos un sistema para bancarizar todos los pagos de nómina y que el trabajador al firmar con su tarjeta se le abone una parte de esa recaudación del IVA en su cuenta del Afore directamente”, propuso.

 

Federico Rubli, del IMEF, pidió crear una comisión permanente de expertos para analizar el tema pensionario y diseñar una pensión única total para los mexicanos del mercado formal e informal. Los cuatro elementos de esa pensión única serían acumulativos.

“Si eres informal sólo tienes acceso a la primera parte que es no contributiva (no se financia con impuestos). Si estás en el mercado formal tienes acceso a los otros dos, y si encima haces ahorro hay cuatro componentes que puedes ir construyendo y acumulando tu pensión única”, delineó.

Este sistema escalable, abundó Verónica González, también del IMEF implicaría “tener una sola pensión para todos:

"La pensión está formada por todos los componentes dependiendo de cómo fuiste participando, en el sector formal, (o si) nunca participaste en el sector formal nunca contribuiste a la Afore pues tienes la pensión universal pero ésta no debería de ser suficiente, necesitamos que todo complemente”.

Verónica González dijo que se necesita que no haya pobreza en la vejez y por ello se requiere algo que sea sostenible en el tiempo.

Por otro lado –explicó– tampoco se puede elevar la edad de pensión a 68 años “porque el sector laboral expulsa a las personas antes de cumplir los 60 años.

“Entonces integremos los sistemas de pensiones, utilicemos el Sistema de Ahorro para el Retiro que funciona muy bien solamente para ahorro y debería complementar la pensión”, comentó.

Consulta popular y reforma fiscal

Gerardo Castillo Ramos, del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) prevé que haya resistencias y por eso consideró que sería pertinente una consulta pública.

"Aquí cuenta mucho la voluntad de todos los sectores involucrados de todos estos sistemas de pensiones, por lo que en la medida en que exista consenso y consulta pública existe una mayor posibilidad de éxito", dijo.

 

Adriana Hernández Hortiales, consultora en finanzas públicas, presentó el documento inicial de discusión, según el cual el sistema de pensiones en México está fragmentado, porque existen más de mil y representa cerca de 1 billón de pesos, es decir, el 19% del gasto neto total.

“Si se añaden pensiones no contributivas como la pensión para las personas adultas mayores o las que reciben algunas personas con discapacidad este gasto se incrementa a 1.2 billones (representa casi 5% del Producto Interno Bruto (PIB) de 2021)", comentó.

El problema –añadió– es que para pagar esas pensiones se quita a educación, salud e infraestructura y a la larga eso es insostenible porque crece la presión sobre las finanzas.

"El CIEF estima que para 2024 esto va a representar el 6.5 del PIB y la CEPAL estima que para 2030 este gasto va a estar alrededor del 6% del PIB”, recordó.

Si a eso se suman compromisos de pago de deuda, México estará en una situación complicadísima, dijo Héctor Villarreal, del CIEF, al plantear que es indispensable “un sistema nacional de pensiones, una ley marco que rija al sistema completo y poder poner orden”.

"Lo que estamos viviendo con pensiones ya es una tragedia y si no lo arreglamos no estamos hablando de efectos de uno o dos años, fiscalmente podemos matar a una generación completa”, expuso.

La situación se agrava con decisiones como la del presidente en marzo pasado, para reducir a 65 años la edad para recibir pensión de adultos mayores, lo que no pasó por la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y que complicó financieramente un panorama ya de por sí difícil, estimó.

Por eso se pronunció por topar las pensiones, incluidas las del pilar uno (todos los planes que existen de gobiernos estatales, municipales, institutos, universidades y la generación de transición que se rige por el décimo transitorio del ISSSTE), pese a que existe el principio de no retroactividad de la ley.

El presidente cuentas del 2024

Enrique Díaz Infante del CEEY también indicó que se deben generar “ingresos recurrentes para financiar un gasto recurrente":

"No podemos seguir queriendo financiar un gasto constante como es el de las pensiones, con ingresos extraordinarios como lo es el petróleo”.

Además, el problema no es de sostenibilidad solamente, “sino de fragmentación, de cobertura y de desigualdad. No es lo mismo las pensiones que reciben los de Comisión Federal de Electricidad (CFE), Pemex y Luz y Fuerza que los lo que reciben los pensionados del IMSS”, sostuvo.

Díaz Infante planteó que lo que se requiere es “una reforma fiscal de a de veras”.

“Un sistema de seguridad social universal que sea financiado con impuestos generales producto de una reforma hacendaria y el mismo cubriría al menos con un monto mínimo a todos los jubilados y se complementaría con el sistema de las Afores, pero para eso se requiere una reforma hacendaria”, plantéo.

Sobre el monto de las pensiones explicó que crecerá, pero argumentó que es a costa de los contribuyentes y los patrones, y ello podría impactar con aumento en el desempleo.

“Entonces ahorita ya se aventó la cuenta para allá. Está bien, también para ampliar la cobertura se bajaron las semanas de cotización del mil 250 a 750 semanas, se bajó la edad de retiro de 65 a 60 años para tener pensión mínima garantizada.

Publicidad
Publicidad