Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tienen un lugar en el legislativo... pero dejaron cuentas pendientes con la ASF

Las administraciones de Ávila, Mancera, Velasco, Moreira y Osorio Chong en gobiernos locales y el federal tuvieron observaciones en 2017 que aún no han sido aclaradas. Checa qué dejaron pendiente.
Legisladores
De Palacio de Gobierno a las cámaras. Osorio Chong fue gobernador de Hidalgo; Moreira, de Coahuila; Ávila, del Estado de México, y Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Los senadores Miguel Ángel Osorio Chong, Miguel Ángel Mancera, Eruviel Ávila y el diputado federal Rubén Moreira tienen algo en común más allá de sus cargos como legisladores federales: todos ellos dejaron cuentas pendientes de aclarar ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En una revisión al sistema de datos del órgano de fiscalización, estos senadores y diputados no aclararon qué pasó con 22,713.1 millones de pesos de recursos federales, en cuyo manejo se detectaron las siguientes anomalías:

  • Pagos a personal no autorizado o sin la formación adecuada para el encargo.
  • Asignación de recursos a publicidad, sin que se hubieran contemplado en el presupuesto. Esto en el caso de Gobernación.
  • Recursos que no fueron devengados, pero que tampoco se devolvieron a la Tesorería de la Federación.
  • Gastos sin comprobación ni justificación documental.
  • Transferencias a cuentas distintas a las establecidas para el programa o uso del fondo.

Miguel Ángel Osorio Chong, extitular de Gobernación

Monto total por solventar en su administración: 2,884.2 millones de pesos
En 2017: 2,882.7 millones de pesos

De acuerdo con la ASF, en el último año de Miguel Ángel Osorio Chong al frente de la oficina de Bucareli, la dependencia incurrió en diversas irregularidades al asignar recursos adicionales a lo presupuestado en materia de publicidad oficial.

Publicidad

Los recursos se dieron a través de modificaciones que autorizó la Secretaría de Gobernación a los programas anuales de comunicación a diversas dependencias y organismos, entre ellas están el Fondo de Cultura Económica (FCE), el Instituto Nacional de Migración (Inami), las secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

“(La dependencia) autorizó solicitudes de incrementos de recursos sin allegarse de elementos necesarios y suficientes para ejercer su facultad de valoración y facilitó el ejercicio de gastos en materia de comunicación social y publicidad de forma discrecional”, dice la Auditoría Forense 1697.

La falta de supervisión en el gasto de publicidad, agrega, también derivó en que siete áreas, entre las que están Secretaría de Relaciones Exteriores, el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Consejo de Promoción Turística de México, realizarán pagos de adeudos correspondientes a 2016 por 809 millones de pesos, los cuales no estaban autorizados en el Presupuesto de Egresos de 2017.

Rubén Moreira, exgobernador de Coahuila

Monto total por solventar en su sexenio: 3,472.5 millones de pesos
En 2017: 1,164 millones de pesos

El mismo año que Coahuila eligió al sucesor de la administración del priista de Rubén Moreira, quien ahora es diputado federal, se registraron anomalías por transferencias a cuentas de la Secretaría de Finanzas sin justificación, retrasos en la ministración de recursos a municipios o dinero público no ejercido.

La Cuenta Pública 2017 de la ASF, indica que entre los montos que quedaron pendientes por aclarar en el último año de su administración, 382.6 millones de pesos corresponden a la falta de documentación para comprobar pagos a proveedores y de transferencias al Instituto Estatal de Pensiones del Magisterio, los cuales provenían del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas de ese año, mismo que no estaba destinado a ese fin.

Otra de las anomalías detectadas por la ASF corresponde a la adquisición de equipo para el Hospital Materno Infantil de Saltillo que generó un posible daño por 196.8 millones de pesos, debido a que se detectó que el equipamiento estaba en bodegas del contratista, además de que no se pudo constatar que cumpliera con las especificaciones contratadas y pagadas.

Miguel Ángel Mancera, exjefe de gobierno de la CDMX

Monto total por solventar en su sexenio: 2,060 millones de pesos
En 2017: 171.3 millones de pesos

En el penúltimo año de su encargo al frente de la Ciudad de México, la administración de Miguel Ángel Mancera, tuvo observaciones por parte del órgano fiscalizador por recursos que no se ejercieron pero que tampoco fueron reintegrados a la Tesorería de la Federación, por pagos realizados a personal no autorizado ni localizado en sus áreas de trabajo y por obras no ejecutadas.

Entre las anomalías que se presentaron y por los que se detectaron posibles daños al erario están 19.1 millones de pesos que no se habían ejercido hasta el 30 de abril del año correspondientes a recursos transferidos mediante un acuerdo con la Secretaría de Salud. También, la ASF detectó un pago por 11.8 millones a 104 trabajadores de los que no se comprobó su formalización de relación laboral.

El órgano fiscalizador también detectó que el gobierno pagó 77.4 millones de pesos por subrogación de servicios de salud de ejercicios anteriores sin que se presentara documentación que justificara dichas erogaciones.

Eruviel Ávila, exgobernador del Edomex


Monto total por solventar en su sexenio: 11,931.8 millones de pesos
En 2017: 2,501.9 millones de pesos

Eruviel Ávila dejó la gubernatura del Estado de México en septiembre de 2017, pero con una fila de pendientes que aclarar ante la ASF que hasta la fecha suman 11,931 millones de pesos.

Durante los nueve meses que gobernó en 2017 y los primeros tres meses de la administración de Alfredo del Mazo, la Auditoría detectó diversas anomalías en el manejo de recursos federales como son recursos no devengados por 334.2 millones de pesos, los cuales tampoco fueron reintegrados a la Tesorería de la Federación.

Esa misma situación se presentó en el manejo de recursos por 185.8 millones de pesos del Fondo de Fortalecimiento Financiero (Fortafin) de los que no se proporcionó documentación que probara su ejercicio.

De ese mismo fondo, el gobierno del Estado de México no comprobó tampoco la transferencia de recursos por 601 millones de pesos al Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), a la Comisión de Derechos Humanos local, a el Tribunal Electoral y a la Universidad Autónoma del estado, así como a los municipios de Ixtapaluca y Chimalhuacán por concepto de Apoyo Económico para el Ayuntamiento.

Manuel Velasco, exgobernador de Chiapas y senador con licencia

Monto total por solventar de su sexenio: 2,364.6 millones de pesos
En 2017: 155.1 millones de pesos

Un año antes de entrar en la disyuntiva de ser gobernador o senador, la administración de Manuel Velasco al frente de Chiapas fue objeto de observaciones por anomalías en el manejo recursos, principalmente por pagos a personal no autorizado, transferencias a cuentas bancarias ajenas a los programas federales o gastos sin comprobación documental.

Algunos de los fondos federales en los que se detectaron irregularidades son el programa Prospera, el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud y el Fondo de Aportaciones Múltiples.

Uno de los casos que se detectaron, es el pago de bonos a personal sindicalizado, el cual no estaba considerado en las Condiciones de Trabajo de la Secretaría de Salud. Por esta operación se presume un probable daño a la Federación de 73 millones de pesos.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad