Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Crónica: Con mariachi y silla presidencial de regalo, Sheinbaum festeja sus 60

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, festejó con vecinos y comerciantes su cumpleaños en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, en donde no faltaron los gritos de: ¡Presidenta!
vie 24 junio 2022 12:01 PM
Sheinbaum-cumpleaños-60.png
Comerciantes y vecinos de distintas alcaldías cantaron las mañanitas, entonaron porras y bailaron al ritmo del "Noa Noa" en el festejo de cumpleaños de jefa de Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México festejó su cumpleaños 60 con regalos, mariachi y pastel en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Desde muy temprano, comerciantes y vecinos de distintas alcaldías llegaron al cruce de la Avenida 20 de Noviembre y Zócalo cargados de regalitos y en espera del arribo de la mandataria para gritar vivas por su cumpleaños.

Publicidad

Una de ellas fue Veronica Velasco, comerciante de la llamada “calle de las novias” en el Centro Histórico, quien llegó con un arreglo floral con un adorno muy particular: una silla presidencial con fotografías de la mandataria en distintos momentos de su carrera política.

“Estamos muy agradecidos con ella porque nos ha apoyado al 100%, nos está arreglando nuestra calle, que la jefa de Gobierno sepa que la queremos los empresarios, no quisiera ser política pero quiero que sea mi presidenta” expresó.

Algunos vecinos, empresarios y comerciantes también llegaron con arreglos florales de hasta 300 rosas. El mariachi “Sombras” hizo su aparición y juntos esperaron en los arcos del Antiguo Palacio del Ayuntamiento el arribo de Claudia y el festejo.

Juan, un niño de 10 años, llegó junto con su familia desde la alcaldía Tlalpan para entregar un regalo a Sheinbaum.

“Le traigo una sorpresa, es algo para que se tape del frío” dijo Juan, quien se movía de un lado para otro para calmar su nerviosismo.

En punto de las ocho de la mañana, la jefa de gobierno llegó al Zócalo, descendió de su vehículo y caminó hacia la puerta de acceso del edificio. Al ver a Juan, la mandataria abrió los brazos y el niño avanzó hacia ella para abrazarla, al tiempo en que le ofreció una tímida porra.

 

El festejo

En uno de los patios del edifico de gobierno se colocaron los mariachis y los vecinos acomodaron sus arreglos florales y el pastel para la festejada en una de las mesas con manteles color guinda.

Por más de una hora, Sheinbaum convivió con los vecinos y empresarios, quienes le cantaron las mañanitas, aprovecharon para tomarse selfies e incluso la invitaron a bailar al ritmo del “Noa Noa” de Juan Gabriel.

Como parte del festejo, hubo partida de pastel, tamales y atole para todos los invitados y no faltaron, como ya es costumbre, los gritos de ¡Presidenta, Presidenta!

 
Publicidad
Publicidad