Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Ángel de la Independencia reabre al público tras su restauración

La ciudadanía ya puede visitar nuevamente la columna y tomar fotografías, luego de los 18 meses que estuvo en obra. Aún no es posible subir al mirador, pues se necesita un protocolo de seguridad.
jue 14 octubre 2021 01:47 PM
Ángel de la Independencia
La columna del Ángel de la Independencia es uno de los puntos más emblemáticos de la capital.

El Ángel de la Independencia ya está abierto al público luego de que se concluyera la restauración de la columna que lo sostiene, que estuvo 18 meses en obra por los daños causados por el sismo de 7.1 grados registrado el 19 de septiembre de 2017.

Jesús Esteva Medina, secretario de Obras de la CDMX, indicó este jueves que los capitalinos y visitantes ya pueden acudir de forma segura. "No hay ningún problema, está ya abierto para el disfrute de todos los ciudadanos", dijo en conferencia de prensa.

Publicidad

El funcionario indicó que, si bien el público puede caminar y tomar fotografías, para subir por la columna hasta el mirador será necesario esperar debido a la pandemia de COVID-19 y para crear un protocolo de seguridad, que estará a cargo del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) y la alcaldía Cuauhtémoc.

"Eso se vería con el Inbal y con la alcaldía, que son quienes tendrían a su cargo tanto la administración como la responsabilidad de resguardo", explicó.

"Por el momento, y dado que seguimos en pandemia, es un lugar cerrado; entonces, creo que todavía habría que esperar algún tiempo para que se pueda hacer la visita a la parte superior, pero pues el Ángel ya está abierto", añadió.

En la columna se invirtieron 22.4 millones de pesos para su restauración; de esos recursos, alrededor de 14.4 millones fueron para el reforzamiento estructural.

Se encontraron fisuras en el concreto original, por lo cual se sustituyeron 47 barras de acero que se encontraban desconectadas dentro de la estructura, para así dar fuerza a la construcción. Además, se colocaron 20 placas de media pulgada de acero para reforzar el interior del monumento.

Publicidad

Para el exterior, se trajo cantera desde el lugar donde originalmente se extrajo para su construcción, el Púlpito del Diablo, en el Estado de México, para reconstruir con 15 sillares, 12 piezas y siete injertos.

El secretario de Obras reconoció que aún quedan "fantasmas" de las pintas hechas durante marchas y manifestaciones en la base de la columna; sin embargo, sostuvo que se continuará trabajando con el Inbal para ver si es posible borrarlas.

"La complejidad de la limpia es que es un material poroso, es cantera; entonces, se tienen que cuidar mucho los procesos de restauración", dijo el funcionario. "Se va a seguir trabajando con el Inbal a ver si logramos borrar todavía más".

Publicidad
Publicidad
Publicidad