Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Punto por punto, qué falló y qué no en desplome de la L12, según dictamen final

El documento que la empresa DNV entregó al gobierno indica que la caída fue por fallas en la construcción que derivaron en un pandeo de vigas. Desde la edificación, pernos fueron mal colocados.
mar 07 septiembre 2021 04:30 PM
Metro
El 31 de agosto, se dio a conocer la estrategia para rehabilitar la Línea 12, que incluye reconstruir el tramo elevado colapsado.

A poco más de cuatro meses del desplome de una parte del tramo elevado de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, las autoridades dieron a conocer el dictamen técnico final sobre el siniestro de la noche del pasado 3 de mayo.

El documento fue elaborado por la empresa noruega DNV a petición del gobierno de Claudia Sheinbaum, bajo el argumento de que con él se podrá esclarecer qué causó el colapso.

Publicidad

¿Qué sucedió el 3 de mayo?

Ese lunes, pasadas las 22:00 horas, una parte del tramo elevado de la Línea 12, entre las estaciones Tezonco y Olivos, se desplomó sobre avenida Tláhuac. A causa de la caída murieron en total 26 personas, algunas en el lugar y otras en hospitales en las horas y días posteriores, y alrededor de 100 más resultaron heridas.

¿Qué causó el desplome, según el dictamen técnico final?

De acuerdo con el dictamen técnico final que la empresa DNV entregó este martes a las autoridades capitalinas, el colapso se debió a fallas en la construcción. La falta de pernos funcionales en una longitud significativa de la vía derivó en un pandeo de las vigas norte y sur.

Jesús Esteva, secretario de Obras de la CDMX, detalló que lo anterior causó que el tramo entre las estaciones Olivos y Tezonco perdiera su estructura compuesta y, por ello, se registró la caída estrepitosa.

"Como resultado, la estructura compuesta estaba operando como dos vigas paralelas independientes, una viga de concreto y una viga de acero que experimentaron condiciones de carga para las que no estaban diseñadas", expuso el funcionario esta tarde en un mensaje a medios de comunicación.

 

¿Qué pasó con los pernos?

Esteva señaló que los expertos independientes de DNV concluyeron que la falta de pernos en las placas de acero y pernos mal colocados durante el propio proceso de construcción de la Línea 12 contribuyeron al colapso.

En junio, un reportaje del diario estadounidense The New York Times adelantó que la colocación deficiente de pernos fue un factor clave en el siniestro.

¿Qué no falló, según el dictamen?

En la presentación de este martes, Esteva dijo que, del análisis de los elementos contenidos en zona de vías, se detectó que rieles, durmientes, balasto, cableado, ductos y línea aérea estaban en buenas condiciones y no hubo evidencia de que cualquiera de estos componentes inspeccionados contribuyera a la falla. Las mayores deficiencias fueron halladas en el proceso de construcción, insistió.

"Se observaron prácticas de soldadura deficientes, específicamente las relacionadas con el uso de barras de acero como material de relleno de la soldadura", se lee en el documento final.

Esteva agregó ante la prensa que otro de los hallazgos del dictamen fue que en enero de 2017 se realizó un reforzamiento longitudinal de la viga norte de la zona siniestrada, lo que indica que la estructura ya se encontraba en una condición comprometida antes del sismo del 19 de septiembre de 2017 y no como consecuencia del mismo.

 

¿Qué sigue ahora?

El funcionario del gobierno local dijo este martes que el dictamen de la empresa DNV será entregado al Consejo Técnico Asesor conformado por especialistas e ingenieros para el refuerzo y la rehabilitación de la Línea 12.

Hace una semana, autoridades dieron a conocer la estrategia para rehabilitar la llamada "Línea Dorada", que fue inaugurada en octubre de 2012, a unas semanas de que terminara el sexenio de Marcelo Ebrard como jefe de gobierno (2006-2012).

La estrategia contempla reconstruir la parte del tramo elevado siniestrada y otros tramos de la Línea 12. Según ls autoridades capitalinas, esto lo pagarán las empresas constructoras Carso, ICA y Alstom, responsables del proyecto.

A la par, la Fiscalía General de Justicia de la CDMX (FGJCDMX) mantiene abierta una investigación sobre los hechos, para determinar si hay responsabilidades penales en el desplome.

Publicidad
Publicidad