Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Carlos Castillo: “Vengo a gobernar, no a saquear Coyoacán”

En entrevista, el morenista asegura que, de llegar a ganar, lo primero que hará será una auditoría para conocer el estado de las finanzas de la alcaldía que estuvo gobernada por el PRD.
vie 30 abril 2021 06:00 AM

Para Carlos Castillo, la alcaldía Coyoacán es una demarcación con un problema transversal de corrupción que deriva en inseguridad, falta de servicios urbanos, mala ejecución de programas sociales y poca atención ciudadana.

El candidato nacido en la colonia Villa Panamericana se autodenomina “de barrio”, y asegura que su conocimiento de las calles es porque ha caminado por las colonias, "por más peligrosas que parecieran".

Se dice confiado de obtener buenos los números necesarios en las urnas el 6 de junio y arrebatar al PRD, la alcaldía que ha gobernado por cuatro administraciones bajo el liderazgo del diputado federal, ahora del PT, Mauricio Toledo, un político que hoy es investigado por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México por presunto enriquecimiento ilícito y que cuenta con una solicitud de desafuero en la Cámara de Diputados.

Publicidad

En este contexto, Carlos Castillo asegura que de llegar a ganar la elección, una de sus primeras acciones será revisar cómo se encuentran los estados financieros de la alcaldía, verificar el parque vehicular, el mobiliario y los servicios públicos.

Expansión Política platicó con el candidato sobre su proyecto, de su amistad con el experredist, René Bejarano y la subsecretaria del bienestar, Ariadna Montiel, y de Toledo.

Orígenes y amistades

Carlos Castillo es uno de los candidatos jóvenes postulados por Morena para las alcaldías, comenzó como asesor en la misma alcaldía que hoy aspira a gobernar, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y en la Cámara de Diputados.

De ahí obtuvo en 2018 una diputación local donde ocupó la presidencia de la Comisión de Transparencia y Combate a la Corrupción de la Primera Legislatura del Congreso de la Ciudad de México.

Participó en el Movimiento Nacional por la Esperanza, liderado por el experredista René Bejarano, a quien califica como un "dirigente de la Ciudad de México que realiza trabajos en favor de la comunidad en diferentes alcaldías", con quien dice tiene una relación de amistad, pero ningún vínculo o apoyo en su campaña. Como ascendencia política tiene a la subsecretaria del Bienestar, Ariadna Montiel, identificada con el bejaranismo.

Asegura que hace 4 o 5 años fue la última vez que lo vio y recuerda que el trato con él siempre fue cordial y amable, pero deja en claro que pese a su amistad, no hay vínculos políticos y niega que sea Bejarano, quien está detrás de Castillo en su carrera hacia la alcaldía Coyoacán. Lo mismo hace con Montiel, con quien dice, hubo un "distanciamiento consensuado" para evitar malos entendidos sobre el tema de los programas sociales.

“Ariadna Montiel es mi amiga, es mi compañera. Justo cuando decidí aspirar a la candidatura, yo le dije: 'Amiga, sabes que por tu posición como servidora pública vamos a tener que alejarnos, nos vemos pasando el 6 de junio'”.

El diputado con licencia aseguró no tener adversarios políticos, pese a las diferencias que pudiera tener con personajes de otros partidos. “Yo tengo amigos como René Bejarano, el panista Federico Döring o el perredista Jorge Gaviño” acota.

 

Lupa administrativa

El candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” refiere que en los últimos 12 años, la alcaldía Coyoacán se ha visto envuelta en una desatención total a las colonias debido a que se desviaron recursos para atender "temas políticos y de clientelismo electoral".

Considera que hubo varios rubros que se desatendieron, como los servicios urbanos, la seguridad, la repavimentación en las colonias, las acciones territoriales por la pandemia de COVID-19, y denuncia, la existencia de un cobro de cuotas para permitir la operación de negocios contemplados en el programa de reapertura gradual de los sectores, por ello afirma que, de llegar a ganar la alcaldía, su primera acción será llevar a acabo auditorías y una limpieza administrativa, y advierte que habrá denuncias contra quien haya cometido posibles actos de corrupción.

“Instalaciones, finanzas, el parque vehicular y vamos a abrir investigaciones ante la contraloría (de la CDMX) contra quien haya hecho un ejercicio indebido del cargo, yo lo hice como diputado, interpuse denuncias y sancionaron a cinco servidores públicos", resaltó.

Sobre Mauricio Toledo, exjefe delegacional y quien es investigado por enriquecimiento ilícito , considera que desperdició la confianza de la gente y prefirió "representar a un grupo político para un beneficio personal".

Entre sus ofertas, está el de la conformación de un gabinete de seguridad que sesionaran a diario a las 7:00 horas.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, hasta el 21 de abril, los delitos de mayor incidencia en Coyoacán son: robo a negocio con una tasa de 47.21 por cada 100 mil habitantes, robo a transeúnte con 45.87 y narcomenudeo con 10.42. Le siguen el robo a casa habitación, robo de vehículo y lesiones dolosas.

En materia económica dijo que habrá mayor flexibilidad para la apertura de negocio y la creación de la "Feria de las 'Nenis'” donde estas mujeres que ofertan sus productos en las redes sociales tengan un espacio en el que puedan entregar y ofrecer sus productos de una manera segura.

 

La pelea por la candidatura

La batalla para obtener la candidatura de Morena-PT a la Alcaldía Coyoacán estuvo reñida por otros tres aspirantes del mismo partido; los diputados locales Ricardo Ruiz y Leticia Varela, así como el legislador federal, Gerardo Villanueva, cercano a Martí Batres, pero al final quedó Castillo Pérez.

La definición de la candidatura, explicó, se detuvo porque la presidenta del PT en Coyoacán, Magda Núñez se anotó en la lista para competir por la alcaldía y como es un partido aliado de Morena, tuvieron que llevar a cabo otra encuesta.

Algunas encuestas lo colocan como puntero en la carrera del 6 de junio, pero Carlos Castillo hace "oídos sordos" pues dice que les tiene desconfianza pues "no reflejan el verdadero sentir de la alcaldía".

Publicidad
Publicidad