Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La CDMX alista 37,000 viajes de pipas con agua para el estiaje y el COVID-19

El director del Sacmex explica que la distribución de estas pipas busca ayudar al abasto durante los próximos dos meses. Pozos y pipas serán vigilados por la Guardia Nacional y policías.
lun 06 abril 2020 06:00 AM
Rafael Carmona
El titular del Sacmex también llamó a la población a hacer un uso racional del agua, lo que conlleva no utilizarla en labores no esenciales como el riego de jardines.

Durante las próximas semanas, la Ciudad de México deberá enfrentar al mismo tiempo la emergencia sanitaria por el brote de coronavirus COVID-19 y la temporada de estiaje.

Para ello, el gobierno capitalino prevé ordenar 37,000 viajes de pipas en los siguientes dos meses —616 al día en promedio—, lo que equivale a la distribución de 370 millones de litros de agua, explica Rafael Carmona, director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex).

“Si la demanda aumenta, esta disponibilidad sería para menos tiempo y entonces tendríamos que hacer nuevos contratos para aumentarlo y cubrirlo el tiempo que sea necesario”, dice Carmona en entrevista con Expansión Política.

Publicidad

A la par, en la ciudad iniciará un dispositivo de vigilancia con la Guardia Nacional y policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), cuyos elementos estarán concentrados en los 59 pozos de agua habilitados, para así evitar el secuestro de pipas y el robo de cobre dentro de las instalaciones.

La vigilancia se enfocará en las alcaldías Tláhuac e Iztapalapa, al oriente, donde se encuentra la mayor cantidad de pozos de la capital.

“Es muy común que se presenten vandalismo o robos en los pozos, sobre todo en el subsistema eléctrico y plantas de bombeo, ya que el cobre es un metal altamente comercializable”, dice Carmona.

“Con la Guardia Nacional, la Secretaría de Seguridad Ciudadana y otros cuerpos de policía tanto en la Ciudad de México como en el Sistema Lerma-Cutzamala, estamos instalando un sistema especial de vigilancia (...) Uno de los objetivos es cuidar que no haya secuestro de pipas, que las pipas lleguen a su destino”, agrega.

COVID-19: ¿Qué debo hacer (y qué no) si un vecino se contagia?

Publicidad

Durante la contingencia sanitaria, en la cual se ha pedido a los habitantes aislarse en sus hogares y extremar la higiene —comenzando por el constante lavado de manos—, ciudadanos han reclamado que existe una contradicción, pues mientras los gobiernos local y federal plantean medidas que implican el uso de agua, ellos no cuentan con el líquido en sus casas.

Recomendamos: La falta de agua dificulta a capitalinos luchar contra el coronavirus

Carmona señala al respecto que sí se ha incrementado el consumo de agua de origen habitacional, pero, en contraste, actualmente la demanda es mínima en oficinas y escuelas. Por ello, considera que solo ha habido una redistribución.

“El incremento lo asociamos más a la necesidad y a la recomendación de las autoridades de salud de cuidar más el lavado de manos”, dice.

“El hecho de que haya más personas en sus casas porque no están yendo a la oficina, o porque los jóvenes, los niños y las niñas no van a la escuela, se traduce en que no tenemos demanda de agua de las escuelas y tampoco de las oficinas”.

Publicidad

Con protestas por desabasto en distintos puntos de la ciudad durante marzo, desde Xochimilco hasta Azcapotzalco pasando por Benito Juárez e Iztapalapa, el Sacmex ha buscado aumentar el suministro.

Actualmente se realizan alrededor de 1,500 viajes de pipas diarios, en coordinación con las alcaldías.

Carmona explica que, como parte de las acciones para incrementar la disponibilidad del líquido, se acordó con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) aumentar el caudal diario que recibe la CDMX en 400 litros por segundo más, para dar un total de 10,100 litros por segundo en promedio desde el Sistema Cutzamala.

Además, se sumaron 400 litros por segundo al caudal que llega al tanque Chalmita, que abastece a Azcapotzalco y Gustavo A. Madero.

Sigue aquí nuestra cobertura sobre la situación del coronavirus en México

De cualquier forma, las autoridades insisten en que es necesario que la población tome medidas para reducir su consumo en tareas no esenciales, mientras se mantienen las medidas de prevención ante el COVID-19, como el énfasis en la higiene personal y la sanitización de hogares y espacios comunes.

“No es nada más el hecho de tener sequía por falta de lluvias, sino también por tener temperaturas altas; en marzo hemos alcanzado hasta 30 grados en la ciudad, y esto nos lleva a mayores consumos”, dice el director del Sacmex.

“Como siempre, solicitamos el apoyo de nuestra población para no regar jardines con agua potable, y mucho menos en las actuales condiciones, (también pedimos) no lavar sus coches y cerrar la llave mientras se tallan las manos”, señala.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad