Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La CDMX busca reducir 76% la basura que va a rellenos sanitarios

El gobierno de la CDMX tiene el reto de disminuir de 8,600 a 2,000 las toneladas de residuos que van a los rellenos sanitarios, aprovechar 10,700 en reciclaje y fomentar la economía circular.
lun 16 diciembre 2019 05:20 AM
La reducción de basura, el reciclaje y la economía circular, las claves para lograr la meta del gobierno de CDMX respecto a residuos sólidos.

La Ciudad de México tiene el reto de disminuir de 8,600 a sólo 2,000 las toneladas de residuos que diariamente llegan a rellenos sanitarios para el 2030, a través del programa Basura Cero, lanzado por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

El objetivo es aprovechar de manera óptima los materiales reciclables para que puedan regresar a la cadena productiva y cambiar también los hábitos de consumo de la gente y generar una verdadera economía circular, explicó en el Encuentro Expansión, Lilian Guigue, directora general de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema)

Publicidad

En la actualidad, de las las 12,700 toneladas de residuos que se producen al día en la Ciudad, 8,600 se van directas a rellenos sanitarios y solo 1,900 toneladas se aprovechan en reciclaje, 1,400 en composta y 800 kilogramos son usados en combustibles alternos.

De acuerdo con Lilian Guigue, para el 2024, se espera invertir el destino de las toneladas de residuos: 3,200 serán reciclados, 2,250 composta, 3,000 para combustibles alternos, 2,250 para investigación en nuevas tecnologías y sólo 2,000 toneladas terminen en rellenos sanitarios.

Le estamos apostando a disminuir la generación de residuos a través de un consumo e industria responsable, a tener muchas alternativas de reciclaje y a tratar lo que va a rellenos sanitarios.
Lilian Guigue, directora general de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Sedema.
Lilian Guigue
Lilian Guigue explicó las virtudes del programa Basura Cero, con el que espera reducir la cantidad de residuos sólidos que llegan a los rellenos sanitarios.

“Basura Cero es un programa que nos llevará a transitar en una verdadera economía circular en la CDMX en tema de residuos, la economía circular, hay adoptarla como un modo de vida, además de tener un consumo responsable”, dijo Guigue.

Publicidad

¡Adiós a las bolsas de plástico!

A partir del próximo 1 de enero de este 2020 estará prohibido vender o entregar bolsas de plástico de un solo uso en la capital del país. Así, ni un puesto, local comercial, tienda departamental o supermercado, podrá utilizar bolsas de un solo uso para guardar la mercancía de los clientes. Excepto, las que por razones de salud e higiene se necesiten, como los productos de salchicohería.

En Encuentro Expansión, funcionarios y expertos coincidieron que la ciudad "se encuentra más que lista" para retirar los plásticos de un solo uso, pues la capital no se puede seguir enterrando miles de toneladas de basura por el costo ambiental que esto trae, sino porque cada vez hay menos recursos para hacerlos.

Las funcionarias capitalinas Lilian Guigue de la Sedema y Edda Fernández, subprocuradora ambiental de Protección y Bienestar a los Animales de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), explicaron que para llegar al 1 de enero que entrará en vigor la Ley de Residuos Sólidos, han trabajado durante meses con productores de plásticos desechables, supermercados y centros comerciales.

Sin embargo más que un enfoque de castigo, se busca que los consumidores empiecen a adoptar nuevos hábitos como portar su propia bolsa reusable y sean ellos quienes también exijan a los negocios el cumplimiento de la ley.

XPA_ENCUENTRO EXPANSION_RESIDUOS SOLIDOS_EDDA FERNANDEZ_009.jpg
La subprocuradora ambiental, Edda Fernández Luiselli, celebró que el programa Basura Cero tenga metas medibles.

Sobre el programa Basura Cero, Edda Fernández de PAOT señaló que es una propuesta innovadora porque tiene metas con cifras específicas y medibles. Es decir, plantea un compromiso palpable de cómo llegar al objetivo y de no alcanzarse aún cada paso podrá retroalimentar el paso que sigue, al buscar qué hacemos con los residuos que ya tenemos.

Muy pocos programas de gobierno tienen esa claridad de las metas. Es una ventaja. Y si no llegamos a 2,000 no importa, porque vamos a poder evaluar por qué no llegamos a los 2,000.
Edda Fernández, subprocuradora ambiental de Protección y Bienestar a los Animales Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT).

Publicidad

La economía circular

Juan Carlos Carrillo, abogado del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), consideró que pese a que Basura Cero es un programa positivo y ambicioso, no se debe confundir la economía circular con la gestión integral de residuos.

Detalló que la economía circular es más amplia pues implica el rediseño de patrones de producción y consumo y eso es lo que se debe cambiar: la compra y uso de productos que de inmediato se convierten en desechos.

JUAN CARLOS CARRILLO_003.jpg
Para el abogado del CEMDA, Juan Carlos Carrillo, es un “desperdicio absurdo” utilizar recursos petroleros para generar plástico que inmediatamente después va a la basura.

Advirtió que se trata de un “desperdicio absurdo” utilizar recursos petroleros para generar plástico porque inmediatamente después se va a la basura.

La economía circular implica un cambio en los patrones de producción y consumo. Se vuelve un desperdicio absurdo utilizar recursos petroleros para generar plástico pues inmediatamente después se van a la basura.
Juan Carlos Carrillo, abogado del CEMDA.

La directora de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de Sedema expresó que la economía circular puede incentivar el consumo, ya que la idea es que después de que usar el producto no vaya a la basura, sino que se vuelva a utilizar en el sistema productivo.

“La clave para la economía circular es el precio de garantía”, dijo Gigue, directora general de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Sedema.

Sandra Herrera, subsecretaria de Gestión Ambiental, Cambio Climático y Sustentabilidad Energética de Guanajuato, indicó que se debe comenzar a generar cambios en los los procesos productivos y los de consumo.

Sandra Herrera.
Sandra Herrera, subsecretaria de Gestión Ambiental, Cambio Climático y Sustentabilidad Energética de Guanajuato, explicó que en su entidad están trabajando con empresarios locales para hacer más eficiente el uso de los recursos.

Se debe incentivar a las empresas para que hagan nuevos diseños de sus productos con una vida útil más larga y que todo pueda ser desarmable para ante una descompostura, evitando que salga más caro repararlo que comprar uno nuevo.

“Ni aun reciclando el 100% de lo que entra al proceso productivo con los niveles de consumo y de crecimiento poblacional vamos a poder seguir con el ritmo en el que estamos, ahí es donde viene la parte de hagamos productos con vida útil más larga, hagámoslos reparables”, comentó.

El mayor reto que tenemos es disminuir la generación de residuos. No solamente porque esto nos ayudaría a resolver un tema de disposición final de los residuos, si no también porque estamos enterrando recursos
Sandra Herrera, subsecretaria de Gestión Ambiental, Cambio Climático y Sustentabilidad Energética de Guanajuato.

El papel de los recolectores

Para la economía circular también es importante el papel de los pepenadores y los recolectores, quienes se encargan en primera instancia de separar los residuos, incluso después de que uno lo hace o no en casa.

“Para cumplir estas metas tenemos que apostarle a la corresponsabilidad extendida, no solamente con el que genera, también con los productores de la cosas, industria, sino también nosotros como consumidores, me parece que la diferencia la podemos hacer nosotros: el que consume”, afirmó Guigue de la Secretaría del Medio Ambiente.

Conoce más:

BasuraCero: El gobierno de la CDMX presenta plan para reducir desechos

Edda Fernández de PAOT, señaló por su parte que es un mito urbano el que los recolectores revuelvan la basura que uno separa en los hogares; en realidad el camión de basura es una planta de separación móvil.

“El camión es el planta de separación más efectiva que hay en el planeta. En un camión está el ayudante, el chofer, y los que vienen atrás a lo único que se dedican es a separar. El camión de basura tiene una fuente de ingreso de lo que separa, y son absolutamente efectivos. Es la planta de separación móvil que mejor funciona”, dijo.

¿Quién es responsable de nuestra basura?

Aunque desde 2003 se han emprendido medidas, aún no se ha visto un cambio sustancial ni en la Ciudad de México ni en el país. La funcionaria de Sedema explicó que han firmado acuerdos con grandes empresas para que sea de manera voluntaria y que ellos se hagan responsables también de los productos y desperdicios que generan.

Encuentro Expansión basura
Durante Encuentro Expansión, los expertos hablaron sobre la responsabilidad de cada sector, incluyendo a los recolectores y a la industria.

El abogado Juan Carlos Carrillo, recordó que es una “responsabilidad extendida” y es en este punto donde las empresas tienen que empezar a pensar en nuevos productos y soluciones, como envases que sean reciclables.

“A los grandes conglomerados hay que incentivarlos u obligarlos a que asuman su responsabilidad. Ellos que tienen más capacidades técnicas, humanas y financieras, pueden hacer cambio tecnológico, acompañado por la parte de la responsabilidad del consumidor”, comentó.

También están los ciudadanos, quienes pueden asumirse como microempresarios al recibir un incentivo si empiezan a hacer cambios, como el reciclaje.

“La oportunidad de negocio de que se recicle y se separe está en el mercado. Hay caminos que no se han explotado en cuanto a oportunidad de negocio, en cuanto a que la ciudadanía se asuma como microempresario ,como proveedor de mercado para el reciclaje”, expuso Fernández.

Recomendamos:

4 datos sobre los basura en la CDMX... y los retos

Por su parte, Herrera puso como ejemplo el caso de la industria de la piel a través de la elaboración de zapatos y bolsas, en Guanajuato, en donde dijo el gobierno se ha acercado ahora trabajar con la pequeña y mediana empresa para hacer más eficiente el uso de recursos, lo que generará una disminución de los residuos.

“Hay emprendedores mexicanos que están viendo cómo utilizan incluso materia orgánica para hacer polímeros en sus zapatos y esta empresa ha ofrecido ayuda no solamente para resolver el tema de residuos de la actividad agroindustrial dentro del propio Guanajuato sino también están recuperando el lirio de la laguna de Yuriria y fueron a Quintana Roo para ver cómo pueden aprovechar también el sargazo”, detalló Herrera.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad