Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Alberto Esteva: “Morena puede perder Oaxaca como perdió Nuevo León o San Luis”

El alcalde saliente de Álvaro Obregón ya tiene la mira puesta en la candidatura de Morena en Oaxaca, de donde es originario. Dice que Morena debe elegir abanderado con cuidado o se arriesga a perder.
sáb 04 septiembre 2021 11:59 PM
Alberto Esteva
Esteva ha ocupado cargos federales y locales. En Oaxaca, fue secretario de Seguridad en el sexenio del aliancista Gabino Cué.

Para Alberto Esteva, este septiembre marca dos hechos: primero, el fin de un trienio que inició como director de Administración y Finanzas y termina como alcalde sustituto en la alcaldía Álvaro Obregón; segundo, el inicio de una carrera por obtener la candidatura de Morena al gobierno de Oaxaca.

Esteva reconoce que el camino no será fácil, pues antes de dedicarse de lleno a su siguiente proyecto político debe entregar la demarcación a Lía Limón, de la alianza de opositora Va por la CDMX. Después, deberá medirse con los senadores y diputados locales y federales de Morena que han levantado la mano por la candidatura, entre los que señala que ya hay favoritos para el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Publicidad

En entrevista, Esteva afirma que las pasadas elecciones del 6 de junio tienen que ser un ejemplo para no cometer los mismos errores, pues hubo candidatos que fueron los mejor posicionados en las encuestas de Morena pero perdieron en las urnas, como ocurrió en Nuevo León y alcaldías de la Ciudad de México. Por el contrario —sostiene—, hubo candidatos a quienes no se les apostó y ganaron debido al reconocimiento de la sociedad.

En su caso, asegura que su aspiración no se debe a una necesidad de poder, sino de servir a la población. Sobre la actual administración de Oaxaca, encabezada por Alejandro Murat, del PRI, acusa que las autoridades estuvieron alejadas de la realidad que viven los oaxaqueños.

De cara a dejar Álvaro Obregón, se dice convencido de que en tres años la alcaldía logró un cambio importante en el tejido social, debido a políticas públicas que se concretaron en las necesidades de cada colonia.

Afirma que en el tramo que le tocó encabezar la demarcación, tras la licencia solicitada por Layda Sansores, gobernadora electa de Campeche, hubo un mejoramiento de 1,500 viviendas y se construyó el elevador inclinado más grande del mundo, cuya extensión equivale a la Pirámide del Sol en Teotihuacán. Se trata del proyecto de escaleras eléctricas de la zona conocida como Colectivo 18, donde argumenta que también hubo pintura de murales, iluminación, seguridad y reencarpetado de vialidades.

Del mismo modo, destaca la realización de un Atlas Dinámico de Riesgos en colaboración con la UNAM, el cual considera que permitirá a las futuras administraciones tomar decisiones en zonas de laderas, barrancas y minas.

"Lo compartimos con la secretaria (de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil) Myriam Urzúa, lo compartimos con diputados federales, locales, porque es un instrumento que permite alinear de manera inteligente los programas adecuados a los riesgos que existen en el territorio, no solamente los temas físicos, sino las capas sociales que se tienen en bajo índice de desarrollo humano", dice.

Publicidad

¿Cómo deja Álvaro Obregón?
En este tramo del cierre de lo que nos corresponde del periodo por el que fuimos electos, está el tema del Presupuesto Participativo, que está en curso de instrumentarse, y está la entrega de la administración que inicia el 3 de septiembre con reuniones de entrega de información, exposición de los directores (de área) al gobierno electo entrante, con mucha generosidad para que les vaya bien, nosotros apostamos a que les vaya bien. Estamos planteando un acuerdo de armonía, de respeto mutuo para que haya reglas claras en los procesos, con mucha institucionalidad, y que podamos hacer entrega de la administración y el 30 de septiembre, que es nuestra última jornada laboral de 24 horas, ellos puedan asumir ya el curso de la administración como responsables administrativos y políticos de octubre 2021 hacia el 2024.

¿Ya se sentó a platicar con Lía Limón? ¿Cómo va con la entrega-recepción?
Tuvimos cuatro reuniones, a las tres primeras ella no asistió, asistió a la cuarta, ahí lo que nosotros planteamos es que la transición tenía que empezar en septiembre, de acuerdo a lo que está publicado en los lineamientos, y estamos listos para a partir del día 3 de septiembre, a las 10 de la mañana, iniciar con las reuniones; nosotros estamos planteando que tengamos reuniones a las 10 de la mañana, 40 minutos por área, de lunes a viernes. Tres horas nos llevaría a diario para poder escuchar las exposiciones de cada director ante el gobierno electo. Yo estaré en las reuniones de la transición, personalmente, espero que a la alcaldesa electa le sea también posible estar, y me interesa que se aclare cualquier tipo de duda, de solicitud de información; de hecho, nos hicieron una extensa solicitud, toda la información está lista para empezarla a entregar.

¿Qué opina de la intención de los alcaldes de oposición de querer tomar las riendas de la transición?
Respeto su punto de vista, no lo comparto y los lineamientos son claros, así que nosotros estamos en la mejor disposición de que se pueda desarrollar de manera ecuánime, en un marco de respeto, el desarrollo de las reuniones y las sesiones.

¿Qué viene para Alberto Esteva después de Álvaro Obregón?
Bueno, justo en mi estado, de donde soy originario, inicia en septiembre el año electoral, y yo he manifestado mi intención de participar como aspirante a candidato a gobernador y yo formo parte del movimiento de la 4T; entonces, esperaremos las reglas que se marquen al interior de nuestro movimiento.

Publicidad

"No basta con alzar la mano"

Esteva tiene 35 años de carrera en la administración pública. A nivel federal, estuvo en las secretarías de Gobernación y de Seguridad y en la Conadic. En la CDMX, ha ocupado diversos cargos en las jefaturas delegacionales de Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza y Álvaro Obregón. Y en Oaxaca, donde quiere ser gobernador, fue secretario de Seguridad Pública durante la administración del aliancista Gabino Cué (2010-2016).

Como parte de su proyecto para el estado, contempla que la mitad de su gabinete sea ocupada por jóvenes no mayores de 35 años que hayan nacido en el estado y lo conozcan. También, prevé que la mitad de esos puestos para jóvenes corresponda a mujeres. Igualmente, plantea reuniones diarias en materia de seguridad y una relación de diálogo con actores sociales como la CNTE.

¿Cuál es el método que propondría para elegir candidato? ¿Está de acuerdo con las encuestas?
Se tiene que hacer una encuesta ponderada y debe haber un acuerdo con los aspirantes, para que quien quiera proponga y pague su encuesta, de manera que podamos hacer un cruce de encuestas, y también que haya una ponderación, porque querer no necesariamente es poder; entonces, se requiere que revisemos cuál es la trayectoria de cada uno de los que aspiran, qué experiencia tienen, qué propuestas tienen para Oaxaca. No es un asunto de género, es un asunto de antecedente, formación, experiencia, resultados. Y yo lo que creo es que nos podemos equivocar, podemos perder el estado de Oaxaca a pesar de que el resultado electoral reciente da una victoria abrumadora a Morena.

Si ya somos muy responsables y revisamos, se perdieron posiciones importantes, por ejemplo, Tlaxiaco (región de la Mixteca), porque se apostó a que el presiente municipal actual no fuera por la reelección y se cambió la fórmula siendo un buen presidente municipal; entonces, ahí se pierde por Morena. Lo mismo pasó en Juchitán (región del Istmo), donde impusieron a un candidato y terminó ganando otro partido. Esto no puede pasar porque puede perderse Oaxaca como se perdió Nuevo León, como se perdió San Luis Potosí o como se perdieron las alcaldías aquí en la Ciudad de México. No es un asunto menor, no es un proceso de imposición, sino que realmente haya un tránsito transparente y que la gente opine, no solo se le puede preguntar solo a los militantes de Morena, se le tiene que preguntar a la sociedad y se le tiene que medir bien el perfil a los candidatos.

Así como en la sucesión presidencial hay los favoritos del presidente, ¿en Oaxaca López Obrador tiene los suyos?
Bueno, la sucesión presidencial se da en curso desde el momento en el que él dijo: "El que aspire que camine"; los que aspiran ya han dicho que tienen esa posibilidad y eso se decidirá en 2023. En el caso de Oaxaca, hay cercanía de algunos (aspirantes) más, algunos menos, yo tuve oportunidad de conocer, caminar y de tratar al hoy presidente de la República. Yo hace seis años lo busqué cuando él era dirigente de nuestro movimiento para compartirle mi aspiración y me dijo: "Si tú quieres ser candidato a gobernador, camina porque esa es la mejor manera en la que uno puede saber si tiene el apoyo de la gente". Todos y cada uno de los que aspiran en algún momento han tratado al presidente, pero de lo que se trata es de que decida la gente, porque si la decisión se la dejamos solamente al presidente, pues ahí nos podemos equivocar; que la candidatura la decida Oaxaca, esa es la clave para no perder Oaxaca.

¿Qué es A Corazón Abierto?
Bueno, es una asociación civil donde mis hermanas y yo hemos hecho trabajo social de toda la vida. Anteriormente, se llamaba Oaxaca, Corazón de México, y este trabajo siempre fue silencioso, a favor de la gente que lo necesitaba; nosotros nos dedicamos al tema gastronómico, y cuando terminamos y eramos niños y había un servicio de banquetería y que había 50, 60 pechugas que no se habían servido y ya estaban pagadas, mi madre nos llevaba al hospital civil a servir la cena y eso sin prensa, sin foto, sin boletín, siempre fue una constante. Nos hemos dado cuenta de que tenemos esta posibilidad, a través de esta asociación civil, de decir A Corazón Abierto, porque es la manera de expresar que nuestra bandera es Oaxaca.

Nuestro propósito es servir, no servirnos, y si yo no fuera el candidato elegido, yo voy a seguir haciendo lo que me corresponde hacer, pero creo y tengo la necesidad de ir a servir a mi tierra".

Publicidad

En estos recorridos que cada fin de semana realiza por Oaxaca, ¿cuáles son los principales hallazgos?
Hace falta atención, ¿qué le falta? Pues gobierno, un gobierno responsable, cercano, empático. Yo digo que nuestros pueblos de Oaxaca son el cuarto nivel de gobierno con un trato de quinta, es muy fuerte que yo diga algo así, pero esa es la realidad porque no se les da el respeto que merecen; en consecuencia, están tomados los accesos a la capital, están tomadas las carreteras, están colapsados los otros poderes, el Congreso local.

¿Qué opina del actual gobierno?
Hoy tenemos un gobierno que no tiene como una definición su origen, no nacieron, no crecieron, no se criaron en Oaxaca, no sienten a la gente, no les duele la tierra, el suelo que pisan, muchos de ellos (los integrantes del gabinete de Alejandro Murat) se van los jueves, regresan los martes; son personas que vienen del Estado de México, de la Ciudad de México o de otras entidades del país, y que solo tuvieron una oportunidad de empleo y han estado ahí.

El actual gobernador no nació en Oaxaca, no se educó en Oaxaca, no creció en Oaxaca, no es de Oaxaca, aunque su padre haya sido gobernador (de 1998 a 2004). Yo lo conocí siendo hijo de familia, llegando a la entidad fines de semana, Semana Santa, como hijo de familia; está bien, pero cuando fue candidato, había que acercarle a la gente para presentársela, porque él no sabía ni pronunciar los pueblos de Oaxaca en plena campaña.

Publicidad
Publicidad