Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ZonaLibre | El ‘momentum’ de AMLO

Morena se fortaleció con dos gubernaturas a un año de ganar la Presidencia; es innegable que López Obrador sigue empujando a su partido, opina Caleb Ordóñez.
jue 06 junio 2019 05:15 AM
Parece que AMLO sigue en campaña. (FOTO: lopezobrador.com)

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión Política). En sus últimas apariciones, su sonrisa es innegable; la postura inmejorable, Andrés Manuel, el presidente de México quien vive una sensación de alegría que podría confundir a muchos luego de las declaraciones y golpeteos por parte de Donald Trump -y el famoso incremento de 5% a los aranceles de exportación.

Algo muy positivo está ocurriendo con la imagen del dirigente y algunos no quieren o no conciben entender.

Publicidad

Morena arrollando

El domingo pasado, el partido político del gobierno, Morena, se fortaleció ganando dos gubernaturas muy importantes (a pesar de la raquítica participación); con Puebla y Baja California Norte el partido del presidente ya gobernará a 36,032,789 personas, que representan el 30.1% de la población mexicana, sólo por debajo del 35.5% que aún gobierna el PRI.

Lo más interesante de la jornada fue que el PAN reduce notoriamente su presencia y se queda gobernando a un 18.3% en nueve estados muy débiles electoralmente.

Recomendamos: ¿La llamada cuarta transformación disfruta ser polémica?

andres manuel lopez obrador en mitin
andres manuel lopez obrador en mitin

Publicidad

Sería casi imposible negar que López Obrador sigue siendo el verdadero causante de las victorias de su partido. La elección en Puebla (con impecable participación del INE) fue prácticamente innecesaria, algunos dicen que si Morena hubiera puesto a una piedra como candidato, la piedra sería gobernador; en el caso de Baja California Norte las cosas fueron muy parecidas; sin embargo, allá hubo un arrastre impresionante ganando la gubernatura por más del 27%, en el bastión panista por excelencia en el país, donde el PAN no perdía desde hacía 30 años.

Pareciera que el presidente y su partido tienen un solo enemigo a vencer o a destruir: el partido blanquiazul. En el PAN vieron con buenos ojos los resultados en Tamaulipas, Durango y Aguascalientes; sin embargo, es apenas un respiro ante la aplanadora que han sufrido en esta reciente elección. El riesgo es brutalmente alto para la derecha en el país y si no hacen un golpe de timón en su dirigencia, el barco se les puede terminar de hundir.

El PAN se ha quedado sin algunos líderes morales de importancia y con los que cuenta han sido relegados o reducidos como es el caso de Javier Corral o los coordinadores de bancada invisibles, tales como Mauricio Kuri en el Senado o Juan Carlos Romero Hicks en la Cámara de Diputados.

Que quede claro, AMLO está arrollando a su enemigo histórico y eso lo posiciona más, a seis meses del arranque de su gobierno.

Publicidad

Postura correcta frente al abusador

Más allá de los triunfos electorales del pasado domingo, el presidente está viviendo una situación muy peculiar y aunque pareciera estar en jaque ante los embates, la verborrea y la basca tuitera de Donald Trump, el panorama es muy alentador a su imagen.

Luego de tantas polémicas que han dividido y polarizado al país, el enfrentamiento obligado con el bully -o acosador- de Trump, ha fortalecido la unidad nacional en su persona, pues muchos de sus críticos más acérrimos, empresarios acaudalados e incluso enemigos políticos han aplaudido la respuesta del gobierno mexicano a Estados Unidos.

Personajes como José Antonio Meade, Carlos Slim, Alberto Baillères, Gustavo de Hoyos de Coparmex e incluso la senadora panista Xóchitl Gálvez no perdieron la oportunidad de apoyar al presidente en este embate por demás injusto y con señales inequívocas de intolerancia y desesperación política, por parte del magnate estadounidense que ocupa la Casa Blanca, quien ya recibe arduas críticas por esta actitud dentro de su mismo partido político.

Donald Trump espera que las personas y los medios se disculpen con él. (Foto: Reuters )

Oportunidad de oro

La situación es inmejorable para el presidente; dentro y fuera del país, tiene la oportunidad de fortalecer su liderazgo, está en su “momentum”, que es esa seguridad que tiene el bateador para conectar una y otra vez imparables o home runs en un mismo partido. Las bolas calientes que le están enviando las ha sabido esperar, alguno que otro strike y foul ha registrado; sin embargo, si logra conectar a esta última embestida gringa, sin duda, será un home run de largo avance.

Hoy, Andrés Manuel tiene, una vez más, la oportunidad que le da la coyuntura histórica de convertirse en el presidente de todos los mexicanos, dejar a un lado las frases altaneras y simplistas para dividir a grupos de la sociedad y tomar el rol que le corresponde para afianzar la “cuarta transformación”. No debe pasar más tiempo para demostrar mano dura contra la impunidad y alejarse de las polémicas estériles contra medios de comunicación o instituciones.

Porque el “momentum” no dura toda la vida, porque se vienen tiempos difíciles, incluso una división fuerte dentro de su partido; porque la posición al bat si no es bien aprovechada por el tabasqueño podría convertirse en un “ponche”, que en el 2021 haría pedazos su gobierno y la derrota descomunal de su partido en la elección más grande de la historia.

El presidente tiene el bat en la mano… ¿Qué decisión tomará?

Nota del editor: Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

Podría interesarte: La furia y la revocación de AMLO

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad