Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

AMLO da a los militares el mando en su Plan de Seguridad

A mitad del sexenio se hará una evaluación para determinar si el Ejército se mantendrá al frente o se devolverá el mando a las corporaciones.
Militares
Mando militar. A mitad del sexenio se hará una evaluación para determinar si el Ejército se mantendrá al frente o se devolverá el mando a las corporaciones.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- El equipo de gobierno de Andrés Manuel López Obrador planea poner a las corporaciones policiacas bajo mando de militares durante la primera mitad de la administración, según se desprende de su Plan Nacional de Paz y Seguridad.

El plan que Alfonso Durazo, futuro titular de Seguridad Pública, presentó este miércole, contempla que las policías queden bajo el mando de las Fuerzas Armadas en el combate a la delincuencia organizada durante los primeros tres años del gobierno de López Obrador. A mitad del sexenio se hará una evaluación para determinar si el Ejército se mantendrá al frente o se devolverá el mando a las corporaciones.

"La Policía Federal está un grave proceso de descomposición y no hay tiempo para adiestrar a nuevos policías, por eso entrarán los militares", justificó Durazo.

Durante esos tres años se creará una Guardia Nacional, se incorporará a jóvenes, se permitirá participación de organizaciones de la sociedad civil y se hará combate fiscal contra el narcotráfico, estrategias que según López Obrador representan 20% del plan de seguridad, que se enfocará en atacar las causas de la inseguridad con empleo y apoyos sociales.

López Obrador llegó a plantear que el Ejército debería retirarse de manera paulatina a los cuarteles, sin embargo a lo largo de la campaña y ante los altos índices de violencia del país, esta postura fue cambiando hasta que reconoció que no existían en algunas regiones del país las condiciones para sacar a las fuerzas armadas de las calles.

Recomendamos: ¿Nueva súper secretaría? Así funcionará la SSP del nuevo gobierno

Publicidad

Estos son los ocho ejes principales del programa de seguridad que planteó el equipo del gobierno electo:

1. Erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia

Alfonso Durazo afirmó que la corrupción y otras malas prácticas del gobierno son factor esencial para el crimen organizado. Por eso, la estrategia de seguridad implica combatirlas.

“Por definición la delincuencia organizada no puede existir sin un grado de involucramiento de funcionarios públicos que le ofrezcan un margen de protección e impunidad. Y el tamaño, la extensión y el poder de grupos criminales como los que existen en México solo pueden entenderse por una corrupción de dimensión equivalente en las oficinas públicas, particularmente en los aparatos de combate a la delincuencia y procuración e impartición de justicia”, señaló. Durazo.

2. Garantizar empleo, educación, salud y bienestar

La estrategia de seguridad parte de que una de las razones por las que las personas ingresan a las filas del crimen organizado es la falta de oportunidades. Así que incluye la intervención de diferentes programas sociales.

López Obrador destacó que el programa más grande de la estrategia es el de 'Jóvenes Construyendo el Futuro' , en el que planea invertir alrededor de 120,000 millones de pesos.

3. Pleno respeto y promoción a los derechos humanos

El futuro gobierno se comprometió a respetar los derechos humanos y ofreció que “nadie será asesinado ni reprimido".

Pese a que el plan de seguridad del futuro gobierno contempla que el Ejército —con cuya presencia en las calles incrementaron las violaciones a derechos humanos— se mantenga al frente en el combate a la inseguridad y la violencia, Durazo descartó recurrir a la Ley de Seguridad Interior.

“Hay suficientes indicios que nos hablan de una alta posibilidad de que esta Ley de Seguridad Interior sea declarada inconstitucional. Ojalá que eso suceda, no es un recurso jurídico que necesite el futuro gobierno”, previó.

Te puede interesar: El Ejército se retiraría de las calles en tres años, prevé Alfonso Durazo

4. Regeneración ética de la sociedad

López Obrador sostuvo que en los territorios en donde hay más violencia es donde se afectó el tejido social, se afectaron los valores y hay problemas de desintegración familiar, por lo que plantea atender el problema desde una perspectiva social.

“La integración de la familia es fundamental, sobre todo en lo que significa la familia mexicana. En otras partes, con mucho respeto lo digo, van creciendo los hijos y ya quieren los padres que se vayan de la casa, que ahuequen el ala. Aquí nosotros tenemos otras costumbres”, explicó.

Y bromeó sobre la presencia de los hijos en casa: “A veces, hasta se les pasa la mano, pero eso son valores”.

5. Reformular el combate a las drogas

Se creará una Guardia Nacional, para lo que serán necesarios algunos cambios a la Constitución que se espera que Morena presente en el Congreso la próxima semana. El equipo del gobierno electo comparó este cuerpo de seguridad con la guardia nacional de Francia o España, de naturaleza militar.

“Requerimos casi 150,000 elementos para garantizar condiciones mínimas de seguridad. No hay condiciones presupuestales ni tiempo suficiente para preparar a las fuerzas que pudieran entrar al relevo de las Fuerzas Armadas, así que se optó por la creación de la Guardia Nacional con una figura diferente a la que está en la Constitución”, esbozó Durazo.

"Una parte de los elementos de la Policía federal pasarán a la Guardia nacional previo proceso de certificación y conservarán todas sus prestaciones, sueldos y derechos", explicó el equipo del gobierno electo.

El relevo de policías por soldados comenzará en diciembre y "de inmediato" se publicará una convocatoria de reclutamiento, para que la Guardia Nacional esté lista en tres años.

6. Emprender la construcción de la paz

El país se dividirá en 266 regiones para atender la Seguridad Pública. Las organizaciones de la sociedad civil podrán intervenir en ellas, según las problemáticas que presenten.

7. Recuperación y dignificación

El gobierno explorará opciones para crear la paz, que incluyen la posibilidad de desarmar a los grupos criminales, siempre y cuando las víctimas estén de acuerdo.

“En otros países, en contextos más politizados se ha llegado a negociaciones con organizaciones que han tenido connotación política, pero también connotación criminal. Creemos que esto es posible sujeto a una serie de cuestionamientos, a la reparación del daño a las víctimas, al conocimiento de la verdad, al desarme y, por supuesto, a la no repetición de los actos criminales”, explicó el futuro secretario de Seguridad.

También puedes leer: ¿Cómo dará Segob amnistía y libertad a presos políticos?

8. Plan de seguridad pública

Durante los primeros tres años del próximo gobierno, México se dividirá progresivamente en 266 regiones para el combate a la delincuencia. En 2019, habrá 150 regiones, que aumentarán a 200 en un año y conforme se vayan incrementando los efectivos y hasta llegar a 266 zonas 2021.

“Sin abandonar sus misiones constitucionales, (que) nuestras Fuerzas Armadas participen en la construcción de la paz principalmente por medio de un papel protagónico en la formación, estructuración, capacitación y operación de la Guardia Nacional, tal reorientación permitirá poner al servicio de la seguridad pública el potencial y los recursos de diverso tipo de nuestros institutos castrense”, explicó Alfonso Durazo.

Conoce más: AMLO plantea dividir México en 265 regiones para atender seguridad

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad