Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Lo que habría que cambiar para que la universidad sea obligatoria y gratuita

Para hacer los cambios en materia educativa que el virtual presidente electo de México prevé, tendría que modificar fracciones del artículo 3 y 73 de la Constitución.
La apuesta
La apuesta El virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador quiere ampliar la cobertura educativa.

Desde chicos nos enseñan que la educación básica –hasta secundaria– y media superior son obligatorias, pero esto podría cambiar con la propuesta del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de ampliar esa norma hasta la universidad.

Este es solo uno de los planes del futuro mandatario para transformar la educación en México. También proyecta cambiar las leyes para derogar y modificar algunos lineamientos de la reforma educativa, impulsada por el gobierno actual de Enrique Peña Nieto.

Aquí te contamos algunos artículos que tendría que modificar o eliminar para dar marcha a lo que prometió en campaña.

En conferencia de prensa, López Obrador anunció las 12 primeras reformas que considera prioritarias para modificar o revocar leyes de la "mal llamada" reforma educativa y establecer en el Artículo 3o. de la Constitución el derecho a la educación pública y gratuita en todos los niveles.

Recomendamos: Estos son los planes de AMLO en Educación, Salud y seguridad

Actualmente, la Constitución obliga al Estado –Federación, estados y Ciudad de México y municipios– a impartir educación preescolar, primaria, secundaria y media superior; hace obligatorias tanto la educación básica como la media superior y marca que toda la educación que imparta el Estado será gratuita. Para cumplir con la segunda prioridad educativa, AMLO tendría que modificar este apartado e incluir el nivel superior, o sea las universidades .

Publicidad

Para 'echar atrás' la reforma educativa, promulgada en febrero de 2013 , el nuevo gobierno tendría que modificar o “derogar” las fracciones II, III, VII, VIII y IX del artículo 3 y la fracción XXV del 73, que se cambiaron con esa reforma estructural.

En estos párrafos se estableció que el Estado garantizará la calidad en la educación obligatoria, la cual será nacional e inclusiva; que el ingreso y promoción al servicio docente y a cargos con función de dirección se darán mediante concursos de oposición y se dio autonomía al Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE), entre otros cambios.

Su entrada en vigor motivó reacciones adversas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y del propio López Obrador, quienes acusaron que se trataba más de una reforma laboral que una destinada a velar y garantizar por la educación de los menores.

Tal vez te interese: La educación se estanca en estados dominados por la CNTE

En su campaña por la presidencia, Andrés Manuel López Obrador acusó que la legislación educativa vulneró los derechos de los maestros y que la evaluación solo se usó para despedir a maestros sin capacitarlos antes.

"Vamos a cancelar la esencia de la reforma educativa. Lo que se aprobó tiene más que ver con una reforma laboral, con coerción a maestros y está dedicada a afectar a los maestros", dijo López Obrador en el tercer debate presidencial.

Por su parte, Esteban Moctezuma, propuesto como secretario de Educación cuando AMLO asuma el poder, ha mesurado el tono sobre la cancelación de la reforma y ha dicho que se le harán cambios . Incluso ha adelantado que la evaluación continuará, previa con capacitación para los docentes.

Hasta el momento no se ha detallado qué cambiará el próximo presidente , pero en un documento dirigido a organizaciones de la sociedad civil planteó fortalecer los programas de educación inicial y continua, que los exámenes sean personalizados, que se den becas a los jóvenes para que sigan estudiando, se creará una Academia Nacional de Directores y se construirán 100 universidades.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad