Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica: AIFA, la terminal aérea que atrae más turistas que pasajeros

Los Museos del Mamut y de la Aviación se han convertido en un polo turístico para el Valle de México con alrededor de 18,000 visitantes por semana; el AIFA mueve a 9,800 pasajeros en el mismo lapso.
sáb 02 julio 2022 11:59 PM
AIFA-Turistas-Vecinales2.JPG.jpeg
Un grupo de vecinos de la alcaldía Iztacalco se reunió para visitar el Aeropuerto Felípe Ángeles

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) y los museos del Mamut, de la Aviación Militar y del Ferrocarril que se encuentran en sus inmediaciones se han convertido en un atractivo turístico para habitantes de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Estos museos y la curiosidad por conocer una obra de reciente inauguración y, que ha causado polémica sobre su funcionalidad, ha provocado que centenares de personas viajen, sobre todo los fines de semana, hacia estas instalaciones en las que ahora conviven civiles y militares.

Publicidad

Ya sea por sus propios medios, en líneas de autobuses de pasajeros, con touroperadores y hasta en tours vecinales, las personas pagan de los 129 a los 999 pesos por llegar al AIFA y pasar el día en esta zona, que además cuenta con un hotel, un restaurante y centro comercial con cine, boliche y espacio de comida rápida.

De acuerdo con los militares, que reciben a los pasantes de tours, el Museo de la Aviación y del Mamut llegan a recibir hasta 6,000 visitantes de martes a viernes; 4,000 el sábado y hasta 8,000 el domingo. Es decir, que la zona de museos recibe unos 18,000 visitantes por semana, unos 2,250 al día.

Desde su apertura, el Aeropuerto Felipe Ángeles ha atenido a 111,710 pasajeros en 1,139 operaciones, de acuerdo con datos del director general de la terminal, Isidoro Pastor Román, otorgados una comisión de diputados federales que visitaron el aeropuerto. Es decir, que la terminal aérea movió más de 1,230 pasajeros al día y unos 9860 a las semana.

Este recorrido esta siendo tan atractivo, que la empresa Turibús iniciará ya el próximo 23 de julio con el recorrido al AIFA y sus tres museos a través de su concepto Turitour.

Martín Santos, jefe de creación de producto Turibus, adelantó a Expansión Política que este tour está dirigido al público nacional y extranjero que buscan una opción de paseo con guías profesionales.

El recorrido saldrá desde el Centro Histórico y su primera parada será en el Museo del Mamut por una hora, 20 minutos del tren “Olivo”, otra hora en el Museo de la Aviación y una visita rápida a la terminal aérea para después dirigirse a Teotihuacán, por un costo de 999 pesos.

“Es nuestra ruta principal hacia Teotihuacán, pero ahora se le agregan estos nuevos atractivos que se ubican en las inmediaciones del AIFA, proyectamos un traslado de 2,000 turistas al mes, pero esta cifra puede aumentar según la demanda”, expuso.

El Turibús suele hacer un recorrido en 3 horas, pero durante la epidemia, no había a quién mostrarle la ciudad.

 

Tour vecinal dede Iztacalco

Isabel, habitante de la alcaldía Iztacalco de 61 años, nunca ha viajado en avión, pero le emociona conocer el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA). Ella y otras 35 personas –la mayoría de la tercera edad– fueron convocadas desde el mes de mayo a través de las redes sociales por el departamento de turismo de la alcaldía Iztacalco a realizar un tour este 29 de junio por la nueva terminal aérea y los museos que le rodean por 129 pesos, con transporte redondo y un refrigerio.

Los asistentes, que previamente habían pagado el viaje mediante transferencia bancaria, se congregaron en la fecha pactada en la explanada de la demarcación donde ya esperaba un autobús Volvo cuyos años de uso ya eran notorios.

Entre las 8:00 y 8:25 horas, además de pasar lista, a todos los que se encontraban a bordo se les entregó lo prometido al contratar el paquete: un refrigerio en una pequeña bolsa de papel que tenía escrito a mano con un plumón “feliz viaje” y cuyo contenido era un sándwich de jamón o de mole con pollo, una bolsa de frituras de harina y un refresco.

Antes de partir, Edith Ávila, organizadora del recorrido, pidió a los asistentes paciencia, ya que por ser la primera vez, aún debían adecuar protocolos de estacionamiento del autobús y las entradas a los museos. No perdió la oportunidad para exaltar su emoción y afinidad por la llamada “Cuarta Transformación”.

“Vamos a reconocer el territorio, les pido que vayan con la mentalidad de darnos un poco de comprensión, es el primer viaje a este destino, los museos son abiertos al público, todo es gratuito y vamos a conocer esta obra tan majestuosa. Con nuestro presidente (López Obrador) nos dimos este lujo de construir un aeropuerto funcional”, dijo ante los viajeros.

En punto de las 8:30 horas, el autobús cerró sus puertas y avanzó por el Eje 4 Sur hasta Periférico Oriente que conecta con el Circuito Mexiquense con un tiempo de recorrido de una hora con 20 minutos hasta Santa Lucía.

AIFA-Recorrido-turistico.JPG
Los visitantes aprovecharon para capturar cada momento del recorrido con su teléfono celular.

Al ingresar a la zona aeroportuaria por la calzada principal y pasar por el monumento al general Felipe Ángeles, los paseantes sacaron su celular para capturar el momento, algunos señalaban hacia el edificio terminal y la torre de control. “Mira, la que decían que estaba chueca”, comentaban entre risas algunas personas.

Aunque había presencia de al menos cuatro niños y seis jóvenes, los más emocionados eran los adultos mayores. Antes de pasar la garita que divide la zona del edificio terminal con los museos, personal de la Secretaría de la Defensa Nacional detuvo la unidad por menos de cinco minutos para inspeccionar y preguntar el motivo de la visita.

El autobús continuó su camino rumbo a su primera parada: el Museo Paleontológico del Mamut “Quinamétzin”. Al descender los pasajeros no dudaron en acercarse a la puerta principal y admirar la réplica de un mamut de la recepción.

AIFA-Turismo-Vecinal.jpg
Los vecinos de Iztacalco aprovecharon para tomarse la foto del recuerdo de este viaje con fines turísticos

Integrantes de la Sedena son los encargados de ofrecer los recorridos a los turistas. Contrario a su rigidez castrense, en su papel de guías, los cabos y tenientes se dan el permiso de tener un lenguaje más coloquial, interactuar y hasta bromear con los visitantes, quienes les corresponden con risas o aplausos.

“Qué fabuloso está todo esto, nunca me imaginé conocer huesos tan gigantes”, expresó Delia, una mujer de 70 años integrante del grupo de Iztacalco tras salir del Museo, luego de un recorrido de 40 minutos.

 
AIFA-Tren de la nostalgia.jpg
Los visitantes conocieron el Tren Olivo, utilizado por los presidentes de la república desde 1924 durante sus giras por todo el país.

El tren de la nostalgia

A unos metros del Museo del Mamut se encontraba la segunda parada: el Museo del Ferrocarril. Durante el recorrido a pie, Servando, un hombre de poco más de 70 años, bromeaba con Edith, la organizadora de los tours, sobre viajar al Tren Maya y a la refinería de “Dos Bocas” en Tabasco, que se inaugura este viernes.

Al observar el tren “Olivo” utilizado por presidentes de la República desde Plutarco Elías Calles hasta Gustavo Díaz Ordaz (1924 a 1970), Servando recordó que llegó a utilizar los trenes de pasajeros de Ferrocarriles Nacionales de México.

“Yo viajé de Matehuala (San Luis Potosí), a Monterrey y a la Ciudad de México también, costaba bien barato el pasaje, como 35 pesos hace 50 años, siempre viajé en segunda, era bonito, pero sí se requería de mucha paciencia, había viajes que duraban un día y medio de viaje de Monterrey”, contó.

Durante el recorrido, el grupo iztacalquense se encontró con Rosa María Aguilar, habitante del estado de Hidalgo, quien fue a recoger al AIFA a su sobrina que viajó desde Cancún y aprovechó para visitar los museos. La mujer dijo que ver la máquina de vapor del tren “Olivo”, la hizo recordar su niñez, cuando pasaban las vías cerca de su casa.

“En Santiago Tulantepec, Hidalgo, ahí estaba su pobre casa, la veíamos como venía sacando vapor y echando chispas, pasaba la vía cerca y nos gustaba ir a verla”, dijo la mujer de 70 años.

 
AIFA-Tour-Musea-Aviacion.JPG
El teniente Bravo frente al grupo de vecinos de Iztacalco da una explicación de las aeronaves exhibidas.

“Sacar al niño que todos llevamos dentro”

Con esta frase el teniente Antonio Bravo dio la bienvenida al grupo iztacalquense al Museo de la Aviación. El hombre acaparó de inmediato la atención de los presentes con su amplio conocimiento de la historia de los aviones de la Fuerza Aérea Mexicana ahí exhibidos.

Bravo hizo chistes y ofreció recomendaciones de libros y películas de la llamada “Época de Oro” del cine mexicano, donde salían los aviones del Escuadrón 201 que participó en la Segunda Guerra Mundial.

Una de las promesas del recorrido era subirse a las aeronaves exhibidas, entre ellos, un avión Hércules utilizado para el traslado de apoyos a zonas de desastre y un Boeing de pasajeros utilizado para el traslado de militares o para realizar puentes aéreos.

AIFA-Turismo-Aviación.JPG
Los paseantes a bordo de un helicóptero MI-26T "Halo" de fabricación Rusa, utilizado por el Fuerza Aérea Mexicana para el transporte de ayuda humanitaria.

Aquí sin importar la edad, los turistas se “dieron vuelo” para conocer cada uno de los rincones de las aeronaves, se sentaron en los controles y aprovecharon para tomarse fotos y videos como si estuvieran pilotando.

Isabel, de 61 años, se dijo emocionada por conocer -aunque sea de esta manera- un avión por dentro y por fuera.

“Yo no conocía un avión así de cerca. Es más, ni siquiera he viajado en avión, desde que me da miedo y no tengo algún motivo para viajar a otro lado”, expresó.

De acuerdo con Bravo, en la temporada de Semana Santa, recién abiertos los museos, éste y los otros recibieron más de 15,000 visitantes.

AIFA-Turistas.jpg
Los turistas cerraron su recorrido en la terminal aérea, aprovecharon para conocer cada rincón.

AIFA, la cereza del pastel

Para finalizar el recorrido, poco después de las 16:00 horas, el grupo se dirigió a la terminal aérea para explorar cada rincón: la Plaza Mexicana, el área de documentación de equipajes y la zona comercial.

Llamó la atención de algunas personas la enorme pizarra que se ubica en la zona de documentación de equipaje, donde estaba anunciado un vuelo de Aeroméxico hacia Mérida, Yucatán, que aparecía en estatus de “demorado”.

“No nos falles aeropuerto, casi no hay vuelos y el único que hay está retardado, ni que fuera el de la Ciudad de México”, dijo César entre risas.

AIFA-Vuelo-Demorado
El único vuelo que se encontraba anunciado en la pizarra de salidas, aparecía con estatus "Demorado".

Algunos se dijeron orgullosos de que se hubiera construido una obra de tal magnitud en tan poco tiempo y reconocieron que si bien la terminal lucía vacía, era cuestión de tiempo para que el nuevo aeropuerto estuviera al 100%.

María José y Alan son una joven pareja originaria del sur de la Ciudad de México. Sin motivo de viaje, decidieron visitar el AIFA para constatar aquello que tanto se comenta en redes sociales, aunque tenían bajas expectativas, su visión cambió por completo.

“Está muy bonito, decían que estaba súper mal, he visto otros aeropuertos de México y creo que es el mejor, nos llamaron mucho la atención los baños, es mucho mejor de lo que esperábamos”, comentaron.

Publicidad
Publicidad