Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

“Sin los mexicanos, NXIVM no hubiera crecido tanto”

El periodista Juan Alberto Vázquez explica en entrevista cómo fue que la empresa de Keith Raniere encontró eco dentro de una élite mexicana, la cual le dio el poder para cometer una serie de abusos.
lun 04 mayo 2020 05:40 AM
Salinas-Raniere.png
Emiliano Salinas y Keith Raniere. El periodista Juan Alberto Vázquez señala que Salinas fue una pieza clave para el crecimiento de NXIVM en México.

El auge y caída de Keith Raniere, el líder de la secta NXIVM, acusado de esclavizar mujeres con fines sexuales, simplemente no puede entenderse sin México.

Fue en esta nación donde hace más de dos años Raniere fue detenido y donde NXIVM obtenía una gran parte de los ingresos que le permitieron construir una estructura piramidal que atrajo a una élite mexicana y dentro de la cual, gestó todo clase de abusos que lo han llevado a enfrentar siete cargos relacionados con crimen organizado y explotación sexual en espera de una sentencia que podría alcanzar la cadena perpetua.

El periodista Juan Alberto Vázquez, quien dio seguimiento puntual a este caso, plantea en su libro NXIVM: la secta que sedujo al poder en México, editado por Grijalbo, que sin la participación de México y los mexicanos, la empresa de Raniere no hubiera crecido y tal vez se hubiera quedado en un intento local en Estados Unidos.

Publicidad

“Todos los números que tú busques en NXIVM, de esclavas sexuales, de los 50 colaboradores más cercanos, en casi todo, la mitad es mexicano. Esta empresa la hicieron aquí (en Estados Unidos) y en el momento en que la empezaron a conocer algunos mexicanos intentaron llevar la franquicia hacia allá y llevar los cursos hacia allá (en México). Y entonces, llegó un momento en que se volvió crucial la participación mexicana”, explica en entrevista con Expansión Política.

Para Juan Alberto, parte de la importancia que adquirió México en NXIVM no puede entenderse sin un hombre, en quien la atención se centró cuando el caso estalló en los medios: Emiliano Salinas Occelli, el hijo del expresidente mexicano Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) e integrante del círculo más cercano de Keith Raniere.

“¿Por qué Emiliano Salinas es un personaje central? Bueno pues porque él era muy carismático. Salinas es un cuate que le caía bien a mucha gente, que tenía contactos, entonces su figura es central para el crecimiento de NXIVM en México porque a través de su carisma, a través de su gestión, fue que la empresa pudo ir escalando. Él jaló de todo, jaló gente de la farándula, de la clase empresarial, de la clase política”, explica.

Juan Alberto Vázquez también comparte sus apreciaciones entorno a las sospechas de ilegalidad en la detención de Raniere, el porqué el caso no tuvo el impacto que pudo tener en México, así como otros aspectos que se gestaron dentro de NXIVM, como la secta de esclavas sexuales.

Esta es la entrevista:

Juan Alberto Vazquez -Sofia Vazquez.jpg
Juan Alberto Vázquez, autor de NXIVM. La secta que sedujo al poder en México.

Publicidad

¿Qué papel tuvo México en la organización de Keith Raniere?
El papel de México es central, una de mis hipótesis en el libro es que sin la participación de México y los mexicanos pues la empresa no hubiera crecido tanto, la empresa se hubiera quedado en un intento local acá en Estados Unidos. No sé qué hubiera pasado exactamente, porque eso es especular, pero estamos hablando casi la mitad de gente y de todo lo demás, de los recursos, gente que colaboraba con él, que vivían en Albany, eran mexicanos.

¿Qué llevó a una élite mexicana a apostar tantos recursos en esta secta?
Hubo muchos políticos que se acercaron, yo por ejemplo no sé si Emiliano Salinas, que es un personaje central en esta historia, lo podamos tachar como de la clase política porque en realidad aunque su papá haya sido el presidente de México, él no estaba dedicado a la política y parece ser que ni le interesaba, pero había gente de la clase empresarial –por ejemplo–, había hijos de expresidentes inscritos sobre todo como alumnos, una alcaldesa de Monterrey... en fin hubo gente de la política que se inscribía en los cursos y que bueno apostaban sus recursos como cualquier otro alumno, como podría ser un actor, o como podría ser algún empresario, lo cierto es que quienes se apuntaban en estos cursos, quienes ingresaban a Executive Success Programs (EPS), que era como se llamaba en México NXIVM, pues era gente que tenía dinero.

¿Qué tan profundos eran los nexos de Emiliano Salinas con Keith Raniere?
Eran muy profundos. Imagínate que en NXIVM internacional, que tenía su base en Estados Unidos, pues había una mesa directiva de cinco personas y Emiliano era una de ellas, entonces, pues él tenía voz y voto en esa pequeña cofradía de Raniere. En el juicio lo nombraron co-conspirador por investigar ilegalmente a muchas personas y empresas que supuestamente eran rivales o querían destruir a NXIVM y a Raniere. En todo eso participó Emiliano para demostrar su compromiso porque al final Keith Raniere lo que le comprobó la Corte, es que era un criminal en muchas facetas y desde hace mucho tiempo era un criminal. Operaba una empresa de crimen organizado y uno de los que lo estaban apoyando y ayudando en eso era Emiliano Salinas.

¿Emiliano Salinas debería ser investigado en México?
En México no creo porque son pocas las cosas que le podrían demostrar. Por ejemplo, en Estados Unidos una de las cosas que se estaban empezando a investigar, y que yo más o menos insinúo al final del libro, es que había contrabando de dinero en efectivo de México hacia Nueva York. Eso, por ejemplo, se lo podrían investigar, decirle a ver dónde están tus recibos de que tú declaraste este dinero, de que realmente estabas enviando como franquiciatario este dinero allá, pero no creo que alguien se vaya a ocupar de eso, estamos hablando de montos no tan grandes. En México, ahorita la Unidad de Inteligencia Financiera está investigando fugas de dinero de anteriores gobiernos y de anteriores funcionarios, están realmente ocupados en ese trabajo y lo que presuntamente Emiliano mandaba hacia EU sin declarar es algo muy menor, yo no creo que lo investiguen.

Publicidad

¿Es creíble pensar que Emiliano Salinas nunca estuvo al tanto de los abusos que se cometieron dentro de NXIVM?
Él lo sabía y eso quedó documentado en la plática que tuvo con Antonio Zarattini, que es un coach que renunció. Zarattini quería que le quitaran una demanda porque estaba gastando mucho dinero y Emiliano Salinas quería que a su vez Zarattini convenciera a Alejandro Junco de la Vega (dueño de Grupo Reforma) de que no atacara a NXIVM. Entonces en esta llamada, súper interesante, ahí te das cuenta de que Emiliano sí sabía que realmente Raniere estaba haciendo lo que estaba haciendo porque Zarattini se lo cantó y él lo justificó de cualquier modo. Lo sabía, pero también hay que aclarar otra cosa él no participaba ni era beneficiario de este grupo, pero obviamente sí sabía y pudo pegar un grito en el momento en que se enteró o se pudo haber indignado y no lo hizo, él siguió trabajando porque le estaba funcionando como negocio muy bien, él intentó salvar a la empresa y pues bueno, él lo va a seguir negando.

¿La detención y deportación de Raniere en México fue legal?
Mucha gente dice que no y hay muchas versiones en el sentido de que el mismo Carlos Salinas y Alejandro Junco de la Vega operaron para agarrarlo y llevarlo de regreso. Yo investigué y pedí a la PGR –que ahora es Fiscalía– a la cancillería, a la Policía Federal– porque hay un video donde se ve el número de una patrulla que va por él y se lo lleva– que me dieran el expediente de la solicitud de EU para extraditar a Raniere o cómo había estado esa detención porque sus abogados decían que había sido una detención ilegal y que había sido una repatriación ilegal, y todo el mundo se lavó las manos, el juez se lavó las manos, el FBI se lavó las manos. A mí me respondieron tanto la PGR, como la Policía Federal, como Relaciones Exteriores que no tenían ningún expediente, incluso la Policía Federal me dijo que esa patrulla, de la cual yo les mandé el número y les dije que ahí se habían llevado a Raniere, que ese día esa patrulla había estado en otro municipio de Jalisco asignada, que no tenía que estar ahí.

Yo creo que lo hicieron completamente ilegal, pero para la mayoría de la gente al tratarse de Raniere, pues está bien, no pasa nada, así haya sido ilegal. Lo que no está bien son todos los delitos por los que lo acusaron. Ahí desde el inicio se rompió el debido proceso, pero tampoco terminó beneficiándose.

¿Por qué este caso no tuvo el impacto que debió tener dentro de México?
A mí me pareció un caso fascinante, periodísticamente hablando, era un caso lleno de riqueza, de ligas, de historias maravillosas que contar, la mayoría trágicas y a mí también me extrañaba que tardó mucho en prender en México. Al final, parece que sí hubo resonancia en los medios, pero creo fueron muchas cosas. También veníamos del juicio del ‘Chapo’ Guzmán, que fue un juicio muy mediático, y entonces cuando surgió lo de Raniere pues como que fue muy lento, empezaron a salir los nombres de unas chavas, luego el de Emiliano, luego salió el nombre de la hija del dueño de Reforma, pero como que ahí fue prendiendo poco a poco y bueno como la gente puede verlo en el libro, está lleno de historias, nombres y anécdotas que realmente lo hacen una historia cinematográfica. Desde la misma personalidad de Raniere, de verdad que es una historia que no te lo puedes creer cómo un cuate con ese nivel de enfermedad y de locura pudo construir todo esto.

Publicidad
Publicidad