Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

A 8 años de la masacre de Allende, autoridades ofrecen disculpas

La secretaria de Gobernación y el gobernador de Coahuila ofrecieron una disculpa a familias de las víctimas de 2011 y se comprometieron a que una matanza así no vuelva a ocurrir.
Disculpa por Allende
Al acto con Olga Sánchez Cordero y Miguel Riquelme acudieron familiares de víctimas y organizaciones civiles.
Publicidad

Al acto de disculpa asistieron tres organizaciones de familias con parientes desaparecidos en Allende, en la ciudad vecina de Piedras Negras y en todo el norte de Coahuila, quienes representan a más de dos centenares de víctimas.

El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, acompañó a la secretaria de Gobernación en la ceremonia de disculpa, que cumple con una recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

La masacre de Allende fue un crimen que no se debe repetir, aseguraron familiares de víctimas sobre lo ocurrido.

Publicidad

Sánchez Cordero recordó que hasta esta fecha no hay claridad en cuanto al número de víctimas de la masacre, entre las que se incluyen niños asesinados o desaparecidos.

“El Estado mexicano tiene la gran responsabilidad de garantizar que lo sucedido en Allende no se vuelva a repetir en ningún otro rincón de nuestro país”, afirmó.

“Sirva esta disculpa pública para intentar en algo sanar y para no volver a repetir este tipo de acciones que tanto nos han dañado como sociedad”, concluyó.

Publicidad

Las investigaciones que se hicieron en México y en Estados Unidos apuntaron que la masacre ocurrió como consecuencia de un error de la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), en una investigación a la organización criminal de ‘Los Zetas’.

Lee: Acciones de la DEA originaron la masacre de Allende en 2011, según un reportaje

De acuerdo con esas indagatorias, la DEA consiguió que el principal contacto y distribuidor de drogas de ‘Los Zetas’ en EU, José Vázquez, colaborara con sus agentes y les diera los números de los teléfonos celulares de los jefes de la agrupación, Miguel Ángel y Óscar Omar Treviño Morales, así como de Heriberto Lazcano, entre otros.

Los números telefónicos en poder de la DEA fueron entregados a una unidad especial de la Policía Federal con la que trabajaban para capturar a capos del narcotráfico en México.

Sin embargo, desde esa unidad advirtieron a los líderes de ‘Los Zetas’ que alguien de su organización los estaba traicionado y, en venganza, atacaron a familias, trabajadores y amigos de dos de sus integrantes responsables del trasiego de drogas, identificados como Héctor Moreno Villanueva y José Luis Garza Gaytán.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad