Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

3 consejos (y 3 advertencias) para los gobiernos que quieran innovar

¿Qué hacer y qué no hacer para innovar desde el gobierno? Bogart Montiel, experto en el tema, da algunas recomendaciones para las autoridades mexicanas, como no tomar decisiones a partir de creencias.
Innovación pública
Innovación pública. La innovación dentro de la administración pública debe considerar elementos como la evidencia documental y el uso de la tecnología, dice el experto Bogart Montiel.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- El arranque de un gobierno representa un momento en el que las autoridades que llegan pueden decidir si dan continuidad a las acciones de la administración previa o si toman un camino distinto. Si optan por esto último, pueden adoptar métodos ya probados, o bien, pueden explorar algunos completamente en nuevos... En otras palabras, pueden intentar innovar.

Así lo explica Bogart Montiel, autor del libro Innovación pública (IEXE Editorial), quien considera que en el inicio de sexenio de Andrés Manuel López Obrador —como en el de otros presidentes— el nuevo equipo gobernante ha mostrado que quiere que el Poder Ejecutivo funcione de forma distinta e, incluso, ya ha comenzado cambios en ese sentido. Hasta ahora, algunos de ellos han sido empezar la descentralización de secretarías o ubicar en cada estado a un solo ‘superdelegado’ como responsable de vigilar los programas de desarrollo.

Sin embargo, advierte el especialista, para innovar no basta con actuar de forma diferente, sino que se debe corroborar que esto genere beneficios tanto para la administración pública como para la ciudadanía en general.

“(Se busca) hacer las cosas de una manera distinta. Me parece que en cada cambio sexenal esto puede calificar de innovador, pero la parte de generar bienestar está por verse”, dice Montiel, abogado por la UNAM, participante en programas sobre innovación en Harvard, la OCDE y el MIT, y actualmente director ejecutivo de Administración del Instituto Nacional Electoral (INE).

En este inicio de sexenio, el especialista da algunos consejos que el nuevo gobierno federal u otras administraciones a nivel estatal o municipal pueden seguir si tienen el objetivo de innovar.

Lee: Estos son los 100 puntos del plan de gobierno de López Obrador

Publicidad

Tres consejos

1. Conozcan sus responsabilidades. El primer consejo de Montiel es que los integrantes de una administración entrante conozcan a detalle cuáles son sus responsabilidades, lo que no resulta sencillo debido a la cantidad y complejidad de las leyes mexicanas. “Esto que parecería una verdad de Perogrullo a veces no lo es tanto. Hay que estar seguros de todo lo que debemos hacer, para que, partiendo de este conocimiento, justamente nos podamos preguntar cómo mejorar eso que dice la norma”, dice el experto, quien recomienda que cada dependencia tenga una matriz de funciones.

2. Cuestiónense. Una vez teniendo claras las responsabilidades por cumplir, el segundo consejo es que el nuevo gobierno se pregunte qué podría hacer para mejorar la ejecución de sus tareas y, con ello, piense cómo podría incorporar tecnología para eficientar procesos y reducir costos. Un ejemplo es dar a los ciudadanos la opción de realizar trámites en línea —como pagos o registros— en lugar de obligarlos a ir a una oficina pública.

3. Analicen. La tercera recomendación es revisar qué hicieron gobiernos previos y evaluar qué puede funcionar. “No hay que prejuzgar sin entrar al análisis de cosas que se han hecho en el pasado. Hay que reconocer que ningún Estado es perfecto, la perfección es aspiracional, pero noto que, con independencia del partido que haya ganado en nuestro país, siempre los vemos llegar criticando todo y apagando el switch antes de entrar al análisis, y encontramos que pueden estar enterrando cosas muy valiosas, y a la postre acabar haciendo una cosa similar a la que ya existía”, dice Montiel.

Interactivo: La república de las promesas de López Obrador

…Y tres advertencias

1. No quieran ver resultados inmediatos. Montiel advierte que los gobiernos deben ser conscientes de que innovar no es un proceso cuyos resultados se observen en un corto plazo ni es barato, pero a la larga puede resultar más caro no innovar.

2. No tomen decisiones con base en creencias. Otra advertencia —en la que el experto pone énfasis— es que las decisiones no deben darse con base en lo que se cree que pasa, sino solamente con base en evidencia documental. Por ejemplo, para eliminar un programa del gobierno anterior, hay que tener pruebas de que no está cumpliendo con sus metas.

3. No dejen de comunicar. Por último, Montiel advierte que un gobierno con el propósito de innovar no debe dejar de comunicar qué hace en esa materia. Esto, de acuerdo con el especialista, porque de esa forma la ciudadanía puede estar informada sobre la administración pública y porque sirve para mantener vivo el impulso innovador, a fin de que los cambios no sean producto de esfuerzos aislados sino parte de una visión de largo plazo. “Los ciudadanos nos quejamos del actuar gubernamental, pero mucho de eso es porque no nos dicen todo lo que sí hacen”, concluye.

Recomendamos: El 'manual' de AMLO para acabar con la corrupción

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad