Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

8 datos que nos dicen por qué México está en la antesala de una crisis de agua

¿Sabes qué tan mal distribuida está el agua en el país? ¿Sabes cuánto se desperdicia en fugas? ¿Sabes por qué no podemos aprovechar la lluvia así como así? Creemos que esto debería interesarte.
Agua
'Megacorte'. Esta semana, 13 alcaldías de la CDMX y otros tantos municipios del Edomex enfrentan escasez por reparaciones al Sistema Cutzamala. Solo en la capital, se estima que el corte afecta a 4 millones de personas.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- El corte de agua que se vive en la Ciudad de México nuevamente pone en evidencia uno de los problemas ambientales que acechan tanto a la capital como al país entero: el acceso a este recurso.

La UNAM prestó atención a este tema y, a través de una serie de artículos, dio a conocer por qué México está en la antesala de una crisis de agua y qué se puede hacer para revertir la situación.

Aquí presentamos ocho preguntas y datos para entender el tamaño del desafío que tenemos enfrente.

¿Qué es el "día cero"?

Se llama "día cero" a aquel en el que el suministro libre de agua termina en un lugar y el acceso al líquido comienza a ser racionado.

Publicidad

A finales de 2017, Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, anunció que esa fecha llegaría a su territorio en marzo de este año, lo que llevó a sus habitantes a desplegar acciones de toma de conciencia. En México, según la ONU, ese día podría llegar en 2028, si continúan los hábitos actuales de uso y desperdicio.

¿Cuánta agua ocupamos en realidad?

Por rubro, al día de hoy se estiman las siguientes cantidades:

-El consumo personal, es decir, agua para beber, lavarse los dientes, bañarse y utilizar el inodoro, solo representa 10% del uso anual.
-La industria utiliza más de 14% del recurso.
-La agricultura y la ganadería emplean 70%.

Esto significa que los sectores que producen alimentos y otros productos básicos son los que más agua utilizan... y también en los que más se desperdicia. Según la Comisión Nacional del Agua (Conagua), 57% del total utilizado en estos sectores se desperdicia principalmente por infraestructuras de riego ineficientes, obsoletas o con fugas.

¿Cuánta agua hay en el país?

México tiene una disponibilidad de 0.1% del total del agua dulce del planeta, aunque con una distribución desigual. Por ello, gran parte del país está catalogada como zona semidesértica y al menos 9 millones de mexicanos no tienen acceso a agua potable, según datos oficiales y del Centro Virtual del Agua.

¿Y el agua contaminada?

En México, la contaminación de los cuerpos acuíferos representa un problema adicional al desperdicio y la poca disponibilidad, y se genera cuando se descargan en ellos aguas residuales sin importar su origen: doméstico, industrial, agrícola o minero.

Para 2010, más de 70% de los cuerpos de agua de México estaba contaminado, resaltando los casos de los del Valle de México. La industria azucarera es la que produce la mayor cantidad de materia orgánica contaminante, y la petrolera y la química, las que producen los contaminantes de mayor impacto ambiental.

¿Por qué no se ocupa el agua de lluvias?

Según datos de la Conagua y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), cada año caen en México miles de millones de metros cúbicos de agua de lluvia. Entonces, ¿por qué no aprovecharlos?

Autoridades y expertos advierten que no es tan sencillo.

En primer lugar, porque en la Ciudad de México muchos ríos fueron entubados y, por ello, la mayor parte de la precipitación se va directamente al drenaje. Además, actualmente no hay tecnología suficiente para captar, almacenar y aprovechar el agua pluvial.

Otro factor es que, en grandes urbes como la CDMX, la industrialización y la alta densidad poblacional afectan químicamente el agua de lluvia. Es decir, cada vez que llueve se remueven de la atmósfera partículas y gases emitidos de la actividad volcánica, de los autos, de la industria y una serie de contaminantes, que son depositados en la superficie terrestre tras un aguacero.

Por ello, el agua de lluvia solo puede ser utilizada para tareas como lavar automóviles y algunos tipos de ropa o para riego, no para consumo humano al menos sin un tratamiento adecuado.

Te puede interesar: ¿Qué va a resolver el corte de agua en la CDMX?

¿Qué tan caro es tener agua en nuestras casas?

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) calcula que nuestro país tiene una de las tarifas más bajas del mundo. Un estudio publicado por la institución en 2011 señaló que mientras en México se pagaban 0.49 dólares por cada metro cúbico, en Dinamarca la cifra subía hasta 6.40 dólares.

En la CDMX, el Sistema de Aguas (Sacmex) gasta 1,600 millones de pesos al año solo en energía para mover el líquido. El gobierno capitalino aplica un subsidio de 65% a 80% en el precio que pagan los ciudadanos, dependiendo de la zona donde esté ubicada la toma domiciliaria.

¿Cuánta agua se desperdicia por fugas?

Se estima que en las redes de distribución hacia el Valle de México se desperdicia cerca de 35% por fugas en las tuberías. De los 63 metros cúbicos por segundo que llegan, se desperdician 21.5.

¿15,000 litros de agua para producir 1 kilo de carne?

Sí, toda esa agua se necesita para producir un kilo de carne. Datos como ese son conocidos como "huella hídrica", un concepto que se usa como referencia para calcular el agua empleada en lo que consumimos. Tal concepto fue creado por Arjen Hoekstra, profesor de la Universidad de Twente, en los Países Bajos.

En este cálculo se incluye la cantidad de líquido que se utiliza en cada etapa de producción de los productos que compramos. Por ejemplo, en el caso de una playera de algodón, se tomaría en cuenta el agua que se usó y contaminó para regar una cosecha de la materia prima y transformarla en un textil listo para ser usado.

Y hay más: para un kilo de almendras se gastan 16,000 litros; para uno de chocolate, 17,000; para uno de semillas de vainilla, 126,000...

Con base en esos datos, dicen los expertos ambientales, países como México deben replantearse aspectos como el desarrollo sustentable de sus ciudades, sus modos de producción y de qué forma regular lo que consumen sus propios habitantes.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad