Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Minatitlán, un reflejo del deterioro de la Seguridad Pública

El presidente López Obrador visita este viernes Minatitlán, el municipio que hace una semana vivió un ataque armado que evidenció, una vez más, la crisis de violencia que vive Veracruz y el país.
(Obligatorio)
Violencia. Este ataque, que se perpetró cuando se celebraba un cumpleaños, acabó con la vida de 13 personas, entre ellos un bebé de un año.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- La matanza ocurrida el pasado 19 de abril en Minatitlán, Veracruz, ha evidenciado una vez más los niveles de violencia en México y ha dado pauta para que el gobierno federal busque implementar medidas en esta entidad que en números totales es la sexta más violenta del país, según cifras oficiales.

Este ataque, que se perpetró cuando se celebraba un cumpleaños, acabó con la vida de 13 personas, entre ellos un bebé de un año. Se trata de la agresión que más víctimas ha tenido en lo que va del actual gobierno, el cual ha tenido el trimestre más violento a nivel nacional del que se tenga registro.

En este contexto, el presidente Andrés Manuel López Obrador acude este viernes a esta localidad petrolera, cuya población asciende a 158,000 personas. Durante su visita se darán a conocer las medidas concretas que implementará su administración para restablecer la paz, según declaró el jueves el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, en su comparecencia en el Senado.

Recomendamos: Asesinatos viles de Minatitlán, fruto del "cochinero" heredado: AMLO

Mientras esto ocurre, aún persisten las dudas sobre qué fue lo que ocurrió en Minatitlán, a la par que desde la sociedad civil surgen voces que piden atender el clima de violencia que –a su decir– persiste desde hace más de una década y que en días recientes ha cobrado más víctimas, entre ellas el de la alcaldesa de Mixtla de Altamirano, Maricela Vallejo Orea, quien este miércoles fue asesinada junto con su esposo y su chofer.

"La inseguridad en Veracruz es sistemática y tiene mucho tiempo, mínimo unos 12 años de que estalló la violencia", denunció Lucía de los Ángeles García Henao, coordinadora del Colectivo Solecito, en entrevista con ADNPolítico.

Publicidad

¿Qué pasó en Minatitlán?

El pasado lunes, tres días después de la masacre, la Fiscalía General del Estado (FGE) dio a conocer que su principal línea de investigación es una posible disputa entre dos grupos criminales con presencia en la entidad: el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y Los Zetas.

El fiscal Jorge Winckler comentó que –según testigos– cinco hombres con los rostros cubiertos ingresaron al bar donde se llevaba a cabo una celebración "y se dirigieron directamente" a la mesa donde estaban las víctimas, entre quienes se encontraba una mujer transexual conocida como La Becky, dueña de dos locales de la zona en los que supuestamente se vendía droga.

A la fecha hay tres detenidos involucrados en el ataque, según informó el viernes en entrevista para Radio Fórmula el gobernador Cuitláhuac García. En tanto, las indagatorias se han complicado ya que de las 202 cámaras de videovigilancia, solo funcionan 19, según han denunciado las autoridades municipales y ministeriales a la prensa. De estas, ninguna se ubica en los puntos en los que se pudo ver la posible ruta del grupo armado, de acuerdo con la misma información.

Justo 10 días antes del ataque armado, el gobierno de Veracruz que encabeza el morenista Cuitláhuac García denunció ante la Fiscalía a la administración del panista Miguel Ángel Yunes Linares por fraude en la operación del sistema de videovigilancia en la entidad, cuyo contrato fue otorgado a la empresa Comtelsat por 1,100 millones de pesos.

marcha minatitlán
Veracruz. Decenas de personas salieron a las calles de Minatitlán para exigir justicia por las 13 víctimas del ataque armado del "viernes santo".

El deterioro de la seguridad

Lucía de los Ángeles García Henao, coordinadora del Colectivo Solecito, recuerda que al multihomicidio de Minatitlán le han antecedido otros hechos violentos, como el del 20 de septiembre de 2011, cuando, en el primer año del gobierno de Javier Duarte, 35 cuerpos con signos de tortura fueron abandonados en una vialidad de Boca del Río.

“Veracruz tiene tiempo que amanece violento. Lo de los 35 cuerpos (de 2011) es una de las muestras más brutales de lo que estábamos viviendo”, comentó de los Ángeles García Henao a la par que acusó al fiscal Winckler de no procurar justicia, ser antagónico y operar políticamente para el exgobernador Yunes.

De acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en los primeros cuatro meses de la actual administración de Cuitláhuac García –quien asumió en diciembre– la entidad suma 539 asesinatos, entre ellos el del activista Abiram Hernández Fernández , cometido en marzo en Xalapa. A estas cifras se suman las de feminicidios (64, según la FGE), las de desaparecidos y las de fosas clandestinas (36 halladas este mes en el municipio de Úrsulo Galván).

Los mismos datos oficiales dan cuenta de cómo de febrero a marzo la incidencia delictiva aumentó un 15.1% y los homicidios tuvieron un alza del 24.8%. En este último mes, Veracruz ocupó el sexto lugar de las entidades con más víctimas de homicidios dolosos con 166 casos.

Conoce más: Los pendientes que deja Miguel Ángel Yunes en Veracruz

"Estamos entre dos fuegos"

Los habitantes de Veracruz no solo se enfrentan a la crisis de violencia e inseguridad, también a una confrontación entre el fiscal Jorge Winckler – quien es señalado de tener vínculos con la administración anterior– y el gobierno de Cuitláhuac García.

"Tenemos dos poderes que se enfrentan porque son antagónicos; el fiscal es más bien un operador político del anterior gobernador, y su verdadera función, hoy en día, es darle una mala imagen al gobernador (Cuitláhuac García) por asuntos políticos", opinó Lucía de los Ángeles.

También puedes leer: Desapariciones y fosas, las marcas de la violencia en Veracruz

Ante este panorama, la coordinadora del Colectivo Solecito hizo un llamado para que el fiscal y el gobernador trabajen de manera conjunta, pues al final, dijo, las familias y víctimas de la violencia "estamos entre dos fuegos".

"O se ponen de acuerdo y comienzan a trabajar de manera respetuosa, o se va Winkcler. No podemos seguir en una situación estancada, que ha resultado en una procuración de justicia ineficiente, más de lo acostumbrado. No tenemos con quien acudir. Necesitamos un fiscal que cumpla con su función", expresó.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad