Publicidad
Publicidad

Jóvenes prefieran dar voto a proyectos y personas sin importar el partido

El 85.6% de los jóvenes de 18 a 29 años dicen no estar “casados” con partidos políticos por lo que los que saldrán a votar el 2 de junio, lo harán por candidatos y sus propuestas.
mié 29 mayo 2024 06:00 AM
jovenes-rechazan-partidos-politicos.jpg
El 85.6% de los jóvenes entrevistados para el estudio "La voz de los jóvenes en el contexto electoral", se pronunció a favor de la frase: “votaría por un candidato que me convenza sin importar su partido”.

Desde Baja California Norte hasta la península de Yucatán, el 85.6% de los jóvenes de 18 a 29 años admiten no estar “casados” con ningún partido político, por lo que este 2 de junio votarían a favor de la candidatura que les haya convencido, sin importar la fuerza política que la haya postulado.

De acuerdo el estudio" La voz de los jóvenes en el contexto electoral" , realizado por el Centro de Opinión Pública (COP) de la Universidad del Valle de México (UVM) en alianza con Expansión Política, en 28 entidades los jóvenes ven que “es mejor” diversificar su sufragio, a contracorriente de los discursos de campaña, en los que se ha pedido voto en cascada y marcar todas las boletas igual.

Publicidad

El estudio consistió en una encuesta nacional con un nivel de confianza del 95%, y cuyo levantamiento fue del 16 de febrero al 4 de marzo de 2024, fase cuantitativa que se fortaleció con el análisis cualitativo de las opiniones de jóvenes de Ciudad de México, Monterrey y Mérida, entrevistados en un focus group.

“Lo que primero me genera desconfianza es que ves las mismas caras de siempre. O sea, a veces simplemente es un rebranding, cambian de partido político... de repente ves a éste que estaba acá, y que estaba peleado a muerte con los políticos, y de repente lo ves en este otro lado", expone un joven residente en Monterrey, al sintetizar el escepticismo que le generan los políticos en la actualidad.

Sin fidelidad partidista

El estudio UVM-Expansión Política arrojó que la juventud tiene ideas muy similares, prácticamente, en todo el territorio nacional respecto a las elecciones, los partidos y los abanderados, aunque con matices, según la entidad o cada una de las seis distintas regiones del país en las que viven: Norte, Norte-occidente: Centro-norte; Centro, Sur y Península.

Sin embargo, también se reflejó que no hay una fidelidad partidaria y los jóvenes se inclinan por respaldar a quien les conquistó, o les pareció “el menos peor”, como se expresó en el focus group.

Así, el 85.6% de los entrevistados se pronunció a favor de la frase “votaría por un candidato que me convenza sin importar su partido”, cuando se les presentaron dos alternativas, esa opción, o la de apoyar a una fuerza política independientemente de a quien postule.

La opinión, en el sentido de respaldar al que le haya convencido, fue más generalizada en la región norte occidente (Baja California Sur, Sinaloa, Nayarit, Durango y Zacatecas), en donde el porcentaje llegó hasta 92.8%.

Esa posibilidad de voto a favor de una persona por convencimiento, independientemente del partido postulante obtuvo un nivel ligeramente menor, con 89.6% en la península (Yucatán, Campeche y Quintana Roo).

En cambio, sólo 14.4% de los entrevistados mostró fidelidad a un partido, ya que expresó su adhesión con la frase “votaría por un partido sin importar quién es candidato/a”. Y este apego fue mayor en la región centro del país, donde 16.4% de las respuestas fueron en ese sentido.

En los estados de la región norte-occidente se registró el nivel más bajo de fidelidad partidaria, si se considera que sólo 7.2% declararon que sin importar quien sea la persona registrada como candidata, votaría por su partido político de preferencia.

En general, sin dividir por regiones, y sin proponer como disyuntiva el voto por un partido de su simpatía sin importar quien sea el o la candidata, sino puestas enfrente varias opciones en la boleta, incluso la anulación del voto, los porcentajes varían.

“Votaré por los y las candidatos/as o proyecto político que más me convenzan” fue una frase que ubtuvo un respaldo del 50.3% de los entrevistados. El porcentaje de quienes opinaron “votaré por los o las candidatas o proyecto político que considere menos malo” fue 28.2%.

Quienes adelantaron “anularé mi voto” sumaron el 8.4% del total de los entrevistados, pero 13.1% reconocieron que en el momento frente a la boleta electoral decidirán el sentido de su sufragio.

El peso de los jóvenes

La realidad es que la votación de los jóvenes concentra la atención de la academia y los expertos electorales, para saber si se mantiene la tendencia que existe desde 2003: los primovotantes son los que más acuden a las urnas, pero una vez que estrenan su credencial, se alejan de ellas durante varios periodos electorales.

Con más de 26 millones de ciudadanos entre 18 y 30 años en la Lista Nominal de Electores (LNE), son ellos los que sí pueden decidir el futuro de las elecciones, plantea el exsecretario Ejecutivo del Instituto Nacional Electoral, Edmundo Jacobo Molina.

“El problema es que sólo los de 18 años votan por arriba de la media nacional y de 19 a 39 votan en menor proporción que la media nacional”, expone, el también politólogo.

Sin embargo, para Anna María Fernández, investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), autora de diversos estudios sobre participación política de los jóvenes, a veces se les atribuye desinterés en la política, incluso la responsabilidad de decidir con su no asistencia a las urnas, el rumbo del país.

“Hay una tendencia que dice que tienen desinterés en la política electoral. Pero hay otra tendencia en la investigación que señala que participan en otros espacios, en movimientos sociales. Ahí están los casos del movimiento #Yosoy132, en 2012, o el movimiento en torno a Ayotzinapa, en agrupaciones que defienden causas sociales, por la mujeres, contra la discriminación o por el medio ambiente… La participación política no siempre es institucionalizada ni partidista”, subraya.

“(A los jóvenes) se les acusa de no participar, pero la realidad es que sí lo hacen, pero se les voltea a ver casi sólo en la época electoral",
Anna María Fernández, investigadora de la UAM.

Los jóvenes están en la mira de los estudiosos, pero sobre todo de los partidos, que ven en ellos poderío electoral.

Por eso las fuerzas políticas suelen voltear a ver a las juventudes durante los comicios y no hay propuestas específicas para ellos, indica Fernández Poncela, lo que pudiera explicar cierto alejamiento.

Recuerda que quizá con esa idea apenas en 2023 se aprobó una reforma constitucional para incorporarlos a los cargos públicos: se redujo a 18 años la edad mínima para ser diputado y a 25 años para ser secretario de Estado.

Si funcionan ese tipo de reformas o las propuestas hechas en campaña para atraerlos a las urnas, se verá después de las elecciones, plantea, al reconocer que al menos a un sector de jóvenes si les llamó la atención que el candidato emecista Jorge Álvarez Máynez siempre se refiriera a ellos y les presentara propuestas específicas.

Publicidad

¿Voto cruzado o de un solo color?

“Carro completo” es una expresión que marcó generaciones de mexicanos que vivieron en una época en la que dominaba un solo partido. En las elecciones de 2018, algo similar ocurrió cuando Morena ganó la presidencia y arrasó en los estados y congresos locales, se llevó el "carro completo", como antes se decía.

Actualmente, los jóvenes no se muestran convencidos con el mensaje emitido por las dos coaliciones en contienda en el último tramo de las campañas electorales, cuando se pide “vota todo Morena” o “marca sólo PT” o “todo PVEM” en la Coalición Seguimos Haciendo Historia y “marca todo PAN” o “Sólo PRI”, o "Vota PRD" en Fuerza y Corazón por México.

Si bien en el focus group se emitieron frases como: ”para los Senadores pondría igual al partido del presidente para que todo el gabinete apoye”, según dijo en entrevista un joven de Monterrey, mientras que otro, en la Ciudad de México opinó “me iría por el partido completo”, los resultados numéricos dieron otros valores.

En 28 de las 32 entidades más de la mitad de los jóvenes opinaron que “es mejor” diversificar su sufragio en los diferentes cargos a elección y no apoyar sólo a uno de los partidos en competencia.

Eso indicaría que no apoyarán sólo una opción política para todos los cargos que se elegirán: presidencia, Congreso federal y en nueve estados a los titulares del poder ejecutivo, además de congresos, ayuntamientos o alcaldías.

Pero en cambio en cuatro entidades, más de la mitad de los entrevistados sí coincidieron con la petición de marcar todas las boletas por los partidos que les postulan.

Estas juventudes votantes que podrían considerarse más fieles, pues declaran que es mejor “votar por el mismo partido, alianza o frente para diferentes cargos”, viven en Baja California Sur y Quintana Roo, con niveles cercanos al 70% de apoyo a la idea de ese voto en cascada.

En Coahuila, por el contrario, optarían por la pluralidad a la hora de emitir el sufragio por los diversos cargos sujetos a elección cerca de 85% de los entrevistados, entidad seguida por Aguascalientes, Yucatán y Tlaxcala, ambos cercanos a 70% de expresiones en favor del voto diversificado.

Con más de 60% de las opiniones por dar un voto diferenciado para los diversos cargos se expresaron jóvenes de Campeche, Colima, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tabasco.

En tanto, en Tamaulipas y Baja California Norte se emitieron poco más de 50% de las opiniones en ese sentido.

Publicidad

Voto familiar

En cuanto al interés en la política compartido en familia, el estudio arroja algunos matices entre los jóvenes de seis distintas regiones del país.

Así, en respuesta a la pregunta “en mi familia hablamos de política” fue en los estados del norte donde se identificó que ocurre más esta interacción en casa, pues 17.3% de los jóvenes entrevistados consideraron que la frase “me describe mucho” y 26.8% opinaron “me describe algo”. Eso suma que el 44.1% de los encuestados si aborda esos temas con sus más cercanos.

En el sur se aprecia el nivel más bajo en este rubro. Sólo 8.8% se sintieron plenamente identificados con la expresión “y 23.7% sólo “algo”, en total 32%.

En la posición intermedia se colocaron las entidades del norte occidente con 5.2% identificados plenamente con la frase y 27.8% sólo algo (33%) y el centro del país con 11% que expusieron “me describe mucho” y 27.8% “me describe algo”, lo que suma 38.8%.

En la península las respuestas fueron 9.1% y 28.8% (37.9% en total) y en el centro-norte 8.8% y 26.9% (35.7 puntos).

Newsletter

Los hechos que a la sociedad mexicana nos interesan.

Publicidad

Publicidad