Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Waldo Fernández: "Vamos por una Ley General de Relocalización de Negocios"

Waldo Fernández, candidato a senador por Morena para el estado de Nuevo León, propone usar el aeropuerto de Agualeguas para detonar el desarrollo de la entidad con el nearshoring.
mar 14 mayo 2024 06:15 AM
Entrevista waldo
El candidato a senador por Morena ofrece una nueva relación entre los estados y federación.

Ahora que el nearshoring está siendo una oportunidad para el crecimiento en México y ante la falta de regulación de ésta, el candidato a senador en Nuevo León por Morena, Waldo Fernández, planea proponer en la Cámara alta una Ley General de Relocalización de Negocios, dirigida a los mercados que van a venir al país.

En entrevista con Expansión Política, el contendiente señaló que, de ganar las elecciones el próximo 2 de junio, planteará –junto con su compañera de fórmula Judith Díaz– esta nueva ley, en la se establezcerá que quienes generen un polo de desarrollo, tendrá estímulos fiscales.

Publicidad

"¿Por qué no hacer una ley que te diga: 'si tú generas un polo de desarrollo, te vamos dar estímulos fiscales, recursos federales –le tocará a los diputados– y recursos al municipio para poder hacer una ciudad ordenada”, mencionó el morenista.

Comentó que hay lugares en el país donde se puede generar estos polos de desarrollo, como, dijo, el municipio de Agualeguas, en Nuevo León, ya que está a 70 kilómetros de la frontera norte y tiene un aeropuerto.

"Yo no le puedo hacer un empresario de dónde se ponga, pero sí lo puedo convencer de que vaya a un lugar más atractivo para invertir y generar polos de desarrollo, donde de entrada la tierra es más barata", mencionó.

¿Cómo te ha ido en la campaña frente a tu adversario, el exalcalde Luis Donaldo Colosio Riojas?
Es una campaña de mucho contacto con la gente. Como pasa en la cuarta transformación. El alma del movimiento de Morena, particularmente, es el brigadeo de tocar puerta casa por casa; está el antecedente de la primera campaña de (Andrés Manuel) López Obrador donde las estructuras provocaron esto.

Ha prometido que el número de votos que obtenga es el número de árboles que va a plantar. ¿Cómo va a lograr esto?
Todos los candidatos al Senado nos pusimos de acuerdo y la intención es que cada voto que recibamos de cara al Senado vía el Partido Verde, vamos a plantar un árbol. En mi caso sería Nuevo León. La verdad es que estoy sorprendido con el impacto que ha generado esta campaña que lleva cuatro o cinco días que la hice.

No quisiera poner un número, porque hay una meta electoral de los tres partidos, pero yo creo que en un escenario muy tranquilo podríamos estar hablando de 60 a 80 mil árboles. En un gran escenario, bueno, pues el límite lo pondrán los ciudadanos.

¿Cuál es la importancia que tiene Nuevo León para los votos presidenciales?
Hoy Claudia Sheinbaum, conforme a todas las encuestas que han estado saliendo en Nuevo León, es un gran activo. Ella es una estrella de rock, por decirlo así, en Nuevo León. Está a 53% (de las preferencias electorales) y 25% de diferencia de Xóchitl (Gálvez). El electorado de Nuevo León es sofisticado; no es un electorado que vota de manera lineal.

Por eso nuestra oferta de campaña tuvo que ver con hablarle a la clase media, hablarle a las clases altas, pero mantener nuestra base electoral con los temas que les importan. Entonces, nuestro lema de campaña es el trabajo. Nuevo León, el espíritu de Nuevo León es el trabajo.

¿El gobierno del estado de MC está interviniendo a favor de sus candidatos?
Es notorio. Hubo un evento del gobernador (Samuel García) y lo acompañó el candidato presidencial (Jorge Álvarez Máynez). Ha llevado a candidatos a eventos del gobierno del estado. Eso ya es una intromisión en el proceso electoral. Decir que el gobernador va a violar la ley ya el día de, pues solamente hay que esperarlo, pero en este momento se ha dado argumentos para entender que se está metiendo al proceso electoral.

Publicidad

¿Es necesario recuperar los fondos federales que se perdieron para el tema de seguridad del estado?
Es que todos lo asocian al dinero y al presupuesto. Monterrey recibió 700 millones de infraestructura social en esta administración y la ciudad es un caos. El bacheo está peor que nunca. La vialidad está peor que nunca.

El tema de la seguridad se resuelve con tres palabras: coordinación, coordinación y coordinación. Lo que ha pasado en Nuevo León es que hay un conflicto político. El gobernador está peleado con el PRIAN. El PRIAN domina 75% del territorio original cuando pasó el proceso democrático, porque luego se empezaron a robar alcaldes de todos los partidos.

Mientras no se resuelva esta crisis política, no vamos a poder avanzar en temas de coordinación. Creo que los fondos federales que se podrían restaurar sí tienen que venir etiquetados. ¿Sabes en qué se gastaron los fondos federales cuando yo fui diputado federal? En capacitaciones del nuevo sistema de justicia penal acusatorio y luego cuando ibas al campo, los policías no tenían idea de cómo llenar la parte inicial. El problema es que se hizo un gran negocio de estos fondos federales.

En 2028, las fuerzas armadas tienen que regresar a los cuarteles. ¿Qué hacemos con la Guardia Nacional?
Es algo que yo voy a plantear en este momento. Yo creo que tenemos que plantear si los policías municipales deben de existir o solamente se deben dedicar al tránsito, porque tenemos municipios que tienen un policía, dos policías y es un modelo que no está funcionando.

Teniendo 300,000 elementos militares, los quieran regresar a los cuarteles, cuando las personas están sufriendo por la inseguridad. Sé que está este dogma de la militarización. No puedes ir de Monterrey a Reynosa si no hay fuerzas federales custodiando.

¿No llevamos muchos años con esto de que, si no son las fuerzas armadas, nadie puede enfrentar la inseguridad?
Lo que pasa es que es la primera vez en cinco años que estamos trabajando en la prevención. Artículos (de especialistas) de cuando (Felipe) Calderón y cuando (Enrique) Peña, decían que el problema no estaba en la represión, el problema estaba en la prevención. Esa era la tesis.

Llega un gobierno y empieza a trabajar en la prevención a través de los programas sociales y tampoco les gusta. Creo que el asunto es que hay que dejar que madure este proceso. Hay generaciones que ya están perdidas. Suena muy feo.

En lo que madura van muchos muertos. Hay 180 mil muertos. El problema es que hay una realidad. No tenemos la capacidad de resolver este problema en un día. Hay que dejar que vayan madurando. Veo que la tasa de homicidios se viene reduciendo.

Hay un libro que se llama Percepción y Realidad del Secuestro a Nuevo León. Lo hizo la doctora Patricia Serra. Yo lo patrociné en el Centro de Refugiados Ciudadanos y ahí conocí casos de secuestradores que a los 4 años fueron abusados ​​sexualmente. Luego vio cómo a los 8 años su hermanita era abusada por el papá. A los 14 años quiebra una botella y se la entierra su papá, porque está golpeando a la mamá. A los 18 años andan secuestrando y a los 21 años mueren calcinados en el penal de Apodaca.

Esos son ciclos de violencia y son ciclos que ya perdimos. Creo que hay que tener un poco más de paciencia. Yo creo que en los siguientes dos años vamos a ver cómo reduce, porque sí están permeando los programas sociales que hay.

¿Cómo vamos a ver el próximo Congreso de la Unión? Viniendo de Congreso que no se le movió una coma a lo que mandó el presidente.
Lo que pasa es que hay de confrontación política a confrontación política. En (Congreso de) Nuevo León éramos siete diputados de la coalición. Hubo un momento en que me quedé solo. Cooptaron a cinco, se los llevaron a otras bancadas y no se fueron por un asunto de ideología.

Luego hay diputados que se quejan de que les cortaron el agua, que los persiguió la Unidad de Inteligencia Financiera. Eso nunca pasó al nivel federal. A nivel federal no hubo un uso faccioso de las instituciones para perseguir a personas.

Lo que se está pasando en Nuevo León, no pasó a nivel federal. Sí, a lo mejor está el discurso frontal, pero de ahí a que un diputado se sienta amenazado. En una democracia es muy importante que siempre haya la confrontación de las ideas, pero también hay que entender que los contrapesos se han convertido en vehículos de chantaje.

Yo creo que los contrapesos están en las personas. Está muy mal que todos digan sí, pero también está muy mal que todos digan no, porque cada quien tiene que tener un sentido de conciencia.

Tenemos a Samuel García y Xóchitl Gálvez diciendo que cerrarán la refinería de Cadereyta. ¿Cerrarla o modernizarla?
En Nuevo León hay 1,240 empresas contaminantes. La refinería es una de ellas. El problema es que la contaminación se combate con tecnología, no cerrando fuentes de empleo. Va contra la naturaleza del Estado. Aquí pasó en México: cerraron las refinerías Azcapotzalco. ¿Y qué pasó después? Se fue toda la industria pesada.

Nada más que si se va de Nuevo León toda la industria pesada, ¿de qué vamos a vivir? Se tiene que buscar una solución. Cada tres años la refinería es el villano. Hay tres o cuatro componentes de contaminación diferentes. Uno tiene que ver con la refinería, tiene que ver con las empresas queman combustóleo, pero

No hay un verdadero estudio en este momento. Creo que lo que tienen que hacer es generar un catálogo real de contaminantes a nivel federal y que con base a ese catálogo se toman las medidas pertinentes. Le tenemos que dar más facultades al Estado.

Publicidad

Desde la Federación debería venir algún tipo de regulación sobre la relocalización o nearshoring, porque se corre de un escenario desigual. ¿Hay algo que recomendar?
Judith Díaz y yo estamos planteando una ley general de relocalización de negocios, porque, vámonos al caso Tesla que al día de hoy, entiendo, está suspendido.

Vas a poner un Tesla en Santa Catarina. Hablaban de 10 mil empleos directos que iba a generar. Son 10 mil casas, 10 mil personas que van a estar ahí, 10 mil vehículos, etc. Ya no aguanta el área de metropolitana ese estrés. Lo que estamos planteando es una ley general de relocalización de negocios para empezar dirigida a los mercados que van a venir.

Segundo, en Nuevo León hubo una obra que sí fue un capricho de un gobernante. Nadie se acuerda. Hay un aeropuerto en Agualenguas para que un presidente llegue al rancho. Ese aeropuerto hoy es un aeropuerto militar, pero, ¿por qué no hacer una ley que te diga “si tú generas un polo de desarrollo, te vamos dar estímulos fiscales, recursos federales -le tocará a los diputados- y recursos al municipio para poder hacer una ciudad ordenada”.

Estamos planteando una ley justamente pensando en eso. Hay lugares. Yo no le puedo hacer un empresario de dónde se ponga, pero sí lo puedo convencer de que vaya a un lugar más atractivo para invertir y generar polos de desarrollo, donde de entrada la tierra es más barata.

¿No se corre el riesgo de una guerra de beneficios fiscales entre estados, eso se puede regular desde la federación?
No, porque va a ser una ley general de la federación. No vamos a permitir el canibaleo de los gobiernos estatales para eso. Obviamente, cada gobernador es autónomo y él puede determinar y dar ciertos estímulos.

Lo que estamos planteando es que el órgano rector de esta ley de negocios sea ​​la federación para buscar esto. Por qué no Agualeguas, por decir en Nuevo León; desconozco el resto del país, pero debe haber lugares como en Nuevo León donde se pueden desarrollar estos fondos.

En recursos, Samuel García ha planteado un nuevo pacto fiscal, porque Nuevo León es el tercer estado que más aporta al PIB nacional,
Yo creo que este asunto es más política que otra cosa, porque México es un gran país, pero hay cosas que hay que ver de manera genérica. Nuevo León habla mucho “es que le damos mucho a la federación”. Ciertamente, nada más que no hay un estudio serio, porque muchas empresas de Nuevo León tienen su RFC domiciliado en Nuevo León, pero operan en otros lugares del país entonces; esa sería la primera discrepancia.

Nuevo León se merece un trato más justo sin duda, pero no es bajo estas rabietas del bravucón de cantina de “me voy a salir del pacto fiscal”. Eso no funciona. Ahora traen en boga el tema de los contrapesos y yo les pregunto y ¿qué hicieron?

El tema aquí está en esta parte: tienes que saber ayudar y conciliar. Sí Nuevo León se merece una reconfiguración del pacto fiscal, pero creo que la reconfiguración empieza por los municipios.

Desde nivel presidencial se está planteando un organismo dependiente de la presidencia; me parece que ahí ya no hay autonomía
Me parece que este organismo dependiente de la presidencia va más en el sentido de la información que tiene que otorgar la presidencia. Sí tenemos que generar controles. Lo que digo es “tenemos tecnología, abramos esa discusión”.

MGID Recomienda

Newsletter

Los hechos que a la sociedad mexicana nos interesan.

Publicidad

Publicidad