Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La ASF encuentra pérdidas superiores a los 100 mmdp en cancelación del NAICM

El órgano fiscalizador publicó este sábado un nuevo reporte con una cifra similar a "los otros datos" del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.
sáb 08 mayo 2021 08:05 PM
El costo de cancelar el NAICM
Después de que el presidente señaló "exageración" en la cifra sobre el costo de cancelar el NAICM, la ASF admitió "errores" y realizó de nuevo la evaluación.

Las pérdidas de la decisión de anular la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco apenas superarían los 100 mil millones de pesos que calculó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) publicó la tarde del sábado 8, el reporte del equipo especial conformado para volver a evaluar la obra, una vez que el órgano fiscalizador reconoció una "sobreestimación".

La nueva cifra es de 113 mil millones de pesos, 218 mil millones de pesos menor a la que la misma ASF informó en febrero pasado.

Sin embargo, las nuevas estimaciones no difieren por errores de metodología, sino por diferencias de criterio al tasar las pérdidas.

El 22 de febrero la ASF, dirigida por David Colmenares, realizó la tercera entrega de la Cuenta Pública 2019, e informó que cancelar el NAICM en Texcoco tendría costos de cuando menos 331 mil 966 millones de pesos, cifra superior en 232% a lo calculado por el gobierno federal al tomar la decisión de suspender la obra y construir el nuevo aeropuerto en Santa Lucía.

Publicidad

Pero ese mismo día el presidente López Obrador afirmó que la ASF falló. “Exageran y no solo eso, están mal sus datos, yo tengo otros datos y se van a informar aquí y ojalá lo hagan ellos, los de la Auditoría, porque le están dando mal la información a los ciudadanos”.

Tras el reclamo presidencial, la ASF emitió un comunicado en el que coincidió con el mandatario en que había errores. Además, suspendió temporalmente hasta el fin de las aclaraciones, al auditor especial de desempeño, Agustín Caso Raphael, y se formó un grupo especial para revisar el caso.

Ese grupo está formado, entre otros, por Gerardo Lozano, auditor especial de cumplimiento financiero; Ivonne Henestrosa, directora de auditoría forense, y Claudia Bazúa, directora de auditoría financiera.

Este equipo emitió conclusiones, que arrojarían pérdidas de 113 mil millones de pesos y no 331 mil millones de pesos, como la ASF reportó en un principio.

El 22 de febrero, la ASF expuso en un comunicado: “Se reconoce que existen inconsistencias en la cuantificación realizada en el marco de la auditoría, por lo cual, su contenido está siendo objeto de una revisión exhaustiva, en particular en relación con la metodología utilizada para determinar el costo de cancelación del Proyecto del Aeropuerto de Texcoco".

Según ese boletín, para estimar la cifra de 331 mil millones de pesos se consideraron “flujos pasados y futuros para llevar a cabo la cancelación de las obligaciones contraídas para la construcción que no representan un costo, pero si un flujo de salida”, además de bonos en circulación que ya están considerados dentro del costo de la inversión ejercida y la terminación anticipada de los contratos suscritos e intereses de vencimientos futuros a 30 años.

Publicidad

Al día siguiente, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, afirmó que a su juicio los datos de la ASF eran incorrectos y que esa instancia “cometió errores básicos de contabilidad financiera”.

El inédito y rápido reconocimiento de la ASF respecto a que sus cifras no estaban bien, dio pie a que el presidente López Obrador se dedicara al tema durante los siguientes días, pues “causó daño que se diera a conocer un informe falso, tendencioso, sobre la administración del gobierno que represento, en particular lo del costo por cancelar la construcción del aeropuerto de Texcoco”.

Por eso, el 26 de febrero se quejó del hecho y pidió a la diputada Dulce María Sauri, presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, una investigación del caso.

De esa cámara depende la Comisión de Vigilancia de la ASF, y su Unidad de Evaluación de Control, responsables de revisar al auditor.

El 9 de marzo, Caso Raphael, en comparecencia ante esa comisión, aseguró que en sus estimaciones no hubo dolo, y expuso que éstas se realizaron con base en criterios económicos no contables.

Publicidad
Publicidad
Publicidad