Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Austeridad con transparencia, el verdadero reto del Congreso

Solo en 2018, diputados y senadores le costaron a los mexicanos 15,000 millones de pesos. Para los expertos, la austeridad republicana no sirve si no va junto con rendiciones de cuentas claras.
dom 19 agosto 2018 07:15 AM
rendición_cuentas_azul.png
¿Y los contrapesos? Expertos riesgo de retrocesos en materia transparencia y contrapesos al Ejecutivo.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) - Diputados y senadores electos de Morena han lanzado ambiciosas propuestas de austeridad para la legislatura que iniciará labores a partir del 1 de septiembre en el Congreso de la Unión, en respuesta a la exigencia de los votantes de que la burocracia cueste menos y, en este caso, los represente mejor.

El descontento social con los legisladores federales se entiende si se revisa cuánto le costará a los mexicanos mantenerlos este año: más de 15,000 millones de pesos. Al Senado se le dieron poco más de 4,905 millones y a la Cámara de Diputados, más de 8,409 millones de pesos, según el Presupuesto de Egresos 2018.

Recomendamos: Los senadores ya vaciaron oficinas... pero cobrarán una última quincena

Expertos en política consideran que la propuesta de Morena de reducir en 5,000 millones de pesos el presupuesto del Congreso de la Unión abonará a generar ahorros al erario. Sin embargo, esos esfuerzos serán insuficientes si no están acompañados de un plan integral para eliminar el gasto discrecional de los grupos parlamentarios, reducir las comisiones legislativas y hacer eficiente su trabajo, disminuir el gasto en servicios parlamentarios y acabar con los fondos para las gestiones en sus distritos disfrazadas de “atención ciudadana”.

Yo esperaría que Morena apostara por la rendición de cuentas y la transparencia porque, si su bandera principal ha sido el combate a la corrupción, la tiene que combatir desde la estructura interna de ambas cámaras. Y esto tiene que ser en términos del parlamento abierto, del cual actualmente los parlamentos en México cumplen apenas el 40% de los elementos básicos de apertura
Carmen Nava, directora de Visión Legislativa

Publicidad

Para entender un poco el alto costo de la burocracia en el Senado está el Manual de percepciones de las senadoras, senadores, servidoras y servidores públicos de mando del Senado. El de 2018 detalla que cada senador tiene derecho a una dieta (sueldo) mensual de 118,300 pesos, apoyos para traslado, asistencia legislativa y atención ciudadana.

Además, reciben:

  • Un seguro de vida institucional por 40 días de dieta bruta, equivalente a 4.7 millones de pesos
  • Seguro de gastos médicos mayores
  • Seguro de separación individualizado
  • Gratificación de fin de año equivalente a 40 días de dieta

Para los puestos de secretario general, coordinador, contralor interno, director general y jefe de unidad, se establecen sueldos desde 69,600 hasta 116,500 pesos. También gozan de seguros de vida institucional por 40 meses de sueldo integrado, de gastos médicos mayores, colectivo de retiro y de separación individualizado.

Otras prestaciones para los altos mandos son:

  • Ayudas para despensa (en efectivo o en vales)
  • Vehículo institucional
  • Prima vacacional
  • Prima quinquenal
  • Aguinaldo por 40 días de sueldo base
  • Gratificación de fin de año por 40 días de sueldo base
  • Pago por defunción por hasta cuatro meses de sueldo
  • 20 días de vacaciones anuales
La primera cosa que hay que hacer en toda la estructura y en todas las áreas del gobierno es un tema de transparencia. ¿En qué se gasta cada peso y cuál es la manera de conocer el destino final de cada peso? En la medida en que primero se empiece a transparentar y segundo empiece a quedar claro quién es el responsable de cada peso, vamos a empezar a generar una dinámica distinta
Mario Campos, periodista y académico de la Universidad Iberoamericana.

En el Catálogo de servicios administrativos y financieros, de apoyo directo a senadores, comisiones legislativas y grupos parlamentarios, se especifican algunos de los servicios de “apoyo” para que los legisladores realicen su trabajo.

Conoce más: Morena, PT y PES 'se transforman' de coalición electoral a bloque legislativo

El servicio de recursos materiales ofrece celulares, mensajería y paquetería. Administra los servicios de seguro de gastos médicos mayores, de vida y de separación individualizado, así como paquetería y artículos de oficina.

Los servicios de eventos ofrecen administración, cafetería y apoyos logísticos para los eventos oficiales del Senado, foros, exposiciones y para el desarrollo de las sesiones en el Salón del Pleno.

El servicio médico ofrece atención médica preventiva a senadores y atención odontológica a su cónyuge y sus hijos, consulta médica especializada en cardiología en los domicilios de los senadores, consulta médica y radiología especializada a los trabajadores del Senado y asesoría en el servicio de seguro de gastos médicos mayores.

De acuerdo con los expertos, sí existe materia para avanzar en el tema de la austeridad, pero con una visión de rendición de cuentas claras efectiva y con un lenguaje ciudadano.

“Entonces, el primer elemento pasa por la voluntad para avanzar en la austeridad y el segundo pasa por auditar el propio Poder Legislativo en términos de la transparencia de la información, en términos de cómo documentan los propios legisladores el gasto de cada peso”, sostuvo Mario Campos.

En el pasado hubo tímidos planteamientos para disminuir el costo del Poder Legislativo. Principalmente se propuso reducir el número de legisladores: en la Cámara Baja, de 500 a 400 diputados de mayoría relativa; en el Senado, eliminar a 32 plurinominales, pero hasta la fecha ninguna de las iniciativas ha sido aprobada.

Te puede interesar: El Senado (y su presidente) defienden 'bonos especiales' de 3.1 mdp

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad