Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sequía en Valle de México: calor y falta de agua impactan a la CDMX y EdoMex

La capital y el Estado de México entran a la temporada de estiaje con el Sistema Cutzamala al 51.8% de su capacidad y temperaturas de hasta 33 grados.
jue 14 abril 2022 06:30 AM
pipas agua
En la temporada de calor, el reparto con pipas de agua se incrementa y la demanda de agua crece.

El Valle de México se encuentra cerca de una crisis: el Sistema Cutzamala está al 51.8% de su capacidad hasta el 11 de abril, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en una sequía que ha persistido desde 2020.

Si bien Nuevo León se ha convertido en el punto de alerta ante el problema de sequía en el país, pues se señala que ha llegado a su hora cero, en la Ciudad de México la situación es urgente ya que se estima sólo tiene reservas para los siguientes dos años, según José Antonio Ordóñez, investigador del Tecnológico de Monterrey.

“Llegó la hora cero para Nuevo León y otros estados; en la Ciudad de México la reserva no está tan bien. Con la manera en cómo se gasta, la reserva de agua nos da para dos años”, sostuvo durante una conferencia del Círculo de Liderazgo Periodístico organizada por el Tec.

Publicidad

¿Cómo están las presas del Cutzamala?

Hasta el 11 de abril, estos fueron los niveles de agua disponibles en las presas del Sistema Cutzamala que abastece a la capital y municipios del Estado de México:

  • El Bosque 44.2%
  • Villa Victoria 42.1%
  • Valle de Bravo 60.2%

Además de la escasez del agua, en la Ciudad de México se han registrado temperaturas de 30 grados llegando a alcanzar hasta los 33 grados, por los que la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil capitalina ha emitido alertas por el calor en los meses de febrero, marzo y los primeros días de abril.

En estas condiciones comienza la temporada de estiaje, que se espera se presente durante abril y mayo.

presa-cutzamala
La presa de Valle de Bravo, una de las que integran el Sistema Cutzamala.

Publicidad

Las crisis de Nuevo León y Ciudad de México no son fenómenos independientes sino productos de un mismo problema, considera Carlos Samayoa, coordinador de Ciudades Sustentables en Greenpeace México.

“Evidentemente hay una relación, es algo que no podemos ignorar y ver como casos asilados porque el cambio climático es un factor muy importante que está influyendo en la alteración del ciclo del agua. El que veamos lluvias con menos frecuencia, sequías más prolongadas y cuando llegan las lluvias a veces es bajo formatos de tormentas extremas”, dice en entrevista con Expansión Política.

A nivel nacional de 210 presas sólo tres están al 100% de su capacidad; 64 se encuentran entre el 75% y 100%; 61 entre 50% y 75%, mientras 31 están por debajo del 50%, de acuerdo con el informe de Conagua.

La del Valle de México es la cuenca más sobrexplotada.
Carlos Samayoa, Greenpeace México

Cuestionado sobre si la Ciudad de México se podría encontrar en una situación similar a la de Nuevo León en el siguiente lustro, el activista advierte que el Valle de México está ya en crisis al acrecentarse su dependencia del Cutzamala, que cada vez tiene menos agua.

“Ya se encuentra (en crisis), no hay que esperar al futuro. El Valle de México logra abastecer a gran parte de su población gracias al Lerma-Cutzamala.

Publicidad

"Casi el 40% del agua que se consume en el Valle de México viene de regiones alejadas, a más de 100 kilómetros, muchas veces despojadas del propio líquido para poder atender las grandes necesidades que existen", detalla el representante de Greenpeace.

cubeta-agua
Habitantes de la CDMX padecen todos los días por falta de agua.

Señala como algunas de las principales causas la falta de preservación de zonas de valor ambiental que permiten la recarga de los acuíferos, así como el crecimiento urbano.

“La gran anuencia que ha habido hacia el sector inmobiliario para que se construyan desarrollos a diestra y siniestra por todo el Valle de México, muchas veces de forma ilegal o bajo esquemas de corrupción, ha reducido mucho los suelos de permeabilidad”, comenta Samayoa.

Carlos Vargas Cabrera, especialista en geología e hidrología de la UAM, apunta hacia las concesiones de agua para la industria como uno de los factores para que sean los habitantes quienes sufren el mayor impacto de la escasez de agua.

“No se le ha dado prioridad al uso doméstico para preservar el abasto personal para los habitantes, sino que se da prioridad al agua con alto rendimiento monetario como para la minería y las embotelladoras.

Publicidad

“El agua debería preservarse para la vida, no para generar un lucro, riqueza económica”, sostiene el académico, miembro de la organización Agua para Todos.

Vamos a tener una situación semejante a la crisis de Nuevo León, de Coahuila.
Carlos Vargas Cabrera, Agua para Todos

La otra fuente de agua de la ciudad, sus pozos, tiene una capacidad limitada de recuperarse incluso durante la temporada de lluvias, agrega Vargas Cabrera.

“La temporada que hay lluvia no se aprovecha y el agua es expulsada del territorio de la cuenca del Valle de México, siendo que hace falta no sólo a la Ciudad de México sino todos los habitantes de la cuenca", comenta.

Para el especialista de la UAM lo que hace falta es contar con sistemas para aprovechar el agua de lluvia a nivel ciudad, no sólo algunos a nivel domiciliario, así como tratar el agua residual ya que en México se trata menos del 30%, pues hasta ahora las medidas tomadas son insuficientes.

“La alta extracción que se hace sobre todo de aguas subterráneas y se hace poco para prever los daños que no sólo es la cantidad del abasto, también la calidad”, señala.

Recomendaciones

Publicidad
Publicidad