Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Avistamiento de zorros, linces y murciélagos es muestra de recuperación en CDMX

El programa Sembrando Parques y el cuidado de Áreas Naturales Protegidas ha contribuido al avistamiento de especies en la Ciudad, señala Marina Robles, secretaria del Medio Ambiente.
dom 21 noviembre 2021 09:12 AM
zorros cdmx.jpeg
Los zorros grises son originarios de parte del territorio serrano de la CDMX, habían desaparecido, pero nuevamente se han tenido avistamientos.

En las Áreas Naturales Protegidas (ANP) de la Ciudad de México se ha comenzado a ver el regreso de animales que parecían haber desaparecido de la capital, entre los que se encuentran la zorra gris, el murciélago trompudo y linces.

Marina Robles García, titular de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), considera que este es un signo de la recuperación de la fauna silvestre en la capital y ha sido resultado de la vigilancia y cuidado de estas áreas para permitir a los animales reproducirse.

Publicidad

“No son cualquier especie las que han comenzado a aparecer en la ciudad, son especies que normalmente se encuentran como depredadores tope, es decir, en la parte más alta de la cadena alimenticia. Implica que existe entonces una cadena alimenticia sana debajo de ellos para que existan y sobrevivan”, dijo en entrevista con Expansión Política.

El murciélago trompudo ha sido visto en el Bosque de Chapultepec, Milpa Alta y la Sierra de Guadalupe.

Los linces rojos rondan de nuevo los bosques en Cuajimalpa, el Desierto de los Leones y el Ajusco; en tanto se ha registrado la presencia de la zorra gris en el Bosque de Tlalpan, la reserva ecológica del Pedregal de San Ángel y la Sierra de Guadalupe.

Una de estas zorras fue captada por la Sedema en 2019.

Los avistamientos de aves también se han incrementado en las Áreas Naturales Protegidas de la ciudad, comenta Robles.

“Hay tres especies de colibríes que normalmente se veían en las zonas más externas de la ciudad, ahora ya se empiezan a ver en zonas más urbanas de la ciudad porque tenemos más jardines de polinizadores”, señala.

Se trata del colibrí cola pinta (Tilmatura dupontii), el zumbador mexicano (Atthis heloisa) y el esmeralda mexicana (Chlorostilbon auriceps).

La adaptación, que en países como el nuestro es muy importante, significa cómo nos preparamos y cómo hacemos que no perdamos mucho de lo que mantiene nuestra calidad de vida y en ese caso está justamente la biodiversidad. No basta con reducir emisiones.
Marina Robles, secretaria del Medio Ambiente de la CDMX

 

La secretaria del Medio Ambiente señala que junto al esfuerzo para reducir las emisiones de contaminantes del aire, la siembra de nuevos árboles y plantas en la capital ha contribuido al regreso de estas especies.

“Paulatinamente, estamos avanzando a algo que creo es la gran aspiración de quienes vivimos en la ciudad y es que le abramos las puertas a la naturaleza al interior de la zona urbana, que es algo que no necesariamente ha sucedido no solamente en la Ciudad de México sino en las ciudades.

“La naturaleza se veía más como una especie de escenografía y lo que hemos estado haciendo en la ciudad es reintroducir la naturaleza, por eso es que tenemos el programa Sembrando Parques y la revegetación en la ciudad no solamente se hace con árboles, sino con otro tipo de plantas que permiten generar como pequeños ecosistemas al interior de la ciudad”, explica.

Robles sostiene que también se comenzará a colocar señalización y difundir información hacia los ciudadanos sobre la importancia de respetar los arbustos, árboles y plantas que puedan servir como refugios para los animales.

 

“Hay zonas en los parques y en los bosques donde nosotros necesitamos dejar que crezca la hierba de manera más silvestre, porque eso implica que las especies tienen refugios para esconderse, para cuidar sus nidos si son aves o sus crías en general.

“La gente en algunas ocasiones se queja de que en los parques no se da un mantenimiento como de pasto o como de jardín y es porque tenemos que otros seres vivos tengan estas condiciones que les permitan cuidarse bien, no sólo de nosotros sino de otros depredadores”, afirma la funcionaria.

Publicidad
Publicidad