Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El control de armas en EU ayudaría a reducir la violencia, dice López Obrador

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que la denuncia no es contra el gobierno de los Estados Unidos.
jue 05 agosto 2021 08:17 AM
control-armas-eu-lopez-obrador
Un día después de la denuncia que interpuso la cancillería para el control de armas, el presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que no es contra el gobierno de EU.

El presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que la demanda que interpuso ayer el gobierno de México para que haya control de armas en Estados Unidos no es contra el gobierno de ese país, encabezado por Joe Bien. Aseguró que esto ayudará a reducir la violencia en este territorio.

"Ayudaría mucho (a la reducción de la violencia) por el control de las armas, pero vamos a ver, es la primera que se hace un planteamiento con apego a legalidad y con respeto a independencia de Estados Unidos", dijo en conferencia de prensa.

Publicidad

El gobierno mexicano presentó una demanda en una Corte Federal en Boston, Massachusetts, en contra de productores y distribuidores de armas, a los que acusa de comercio negligente e ilícito del armamento que es traficado a México y llega a grupos criminales.

Esta ha sido una demanda del gobierno mexicano desde antes del inicio de la administración de Biden e, incluso, ha sido un tema que se ha planteado a la vicepresidenta Kamala Harris durante su visita al país.

López Obrador comentó que va a darse curso a esta denuncia: "No es un hecho injerencista, no es contra el gobierno de Estados Unidos".

"Es un procedimiento civil porque nos afecta el que no haya control sobre la venta de las armas, no es ir en contra de la enmienda que les da el derecho a los estadounidenses de portar armas, sino la forma en que se fabrican y venden las armas que llegan a nuestro país y causan muertes, porque no hay ninguna limitación, ningún control", afirmó.

El mandatario dijo que espera que el juzgado de Boston atienda este asunto y adelantó que se va a pedir información. De acuerdo con el presidente, los fabricantes en EU hacen armas a la medida de los clientes de México que se dedican a la delincuencia organizada.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) recordó que entre el 70% y el 90% de las armas recuperadas en las escenas del crimen en nuestro país fueron traficadas desde Estados Unidos y particularmente de seis marcas: Smith & Wesson, Beretta, Century Arms, Colt, Glock y Ruger.

“Otro fabricante demandado es Barrett, cuyo rifle de francotirador de calibre .50 es un arma de guerra apreciada por los cárteles de la droga. El acusado restante —Interstate Arms— es un mayorista del área de Boston, a través del cual todos los fabricantes demandados, excepto uno, venden sus armas para su reventa a vendedores de armas en todo Estados Unidos”.

“Los demandados diseñan estas armas para que sean fácilmente modificadas para disparar automáticamente y para que sean fácilmente transferibles en el mercado criminal. Los Demandados saben cómo fabricar y vender sus armas para evitar este comercio ilegal”, detalló en un comunicado.

 

Este litigio se trata de una demanda civil que busca la reparación de daños, pues la venta de estos productos está "íntimamente vinculada a la violencia que ha vivido nuestro país durante todo el siglo XXI", explicó el canciller Marcelo Ebrard.

Los objetivos centrales de la demanda son que "cese esta impunidad en el tráfico ilícito de armas a nuestro país", que las empresas se responsabilicen de pagar campañas para prevenir el uso de armamento y que modifiquen sus conductas de realizar ventas de armas sin control ni verificar antecedentes de los compradores.

También se busca que fabricantes y comerciantes de armas desarrollen estándares razonables para monitorear sus ventas y que los modelos tengan candados para evitar que su uso sea por personas no autorizadas o por la delincuencia.

Especialistas e incluso Estados Unidos consideran que su prioridad es controlar la migración. Para México, la prioridad es frenar el tráfico de armas. Se estima que 200,000 armas ilegales ingresan a México, según cálculos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

 
Publicidad
Publicidad