Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El equipo de López Obrador busca cerrar las puertas a Odebrecht

Fuentes de Morena dicen que el presidente electo dio instrucciones para que se evite que la polémica constructora o sus filiales participen en licitaciones.
dom 09 septiembre 2018 12:25 PM
Equipo de AMLO
López Obrador y su equipo se encuentran en los últimos dos meses y medio de transición.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) - El futuro gobierno de México quiere ‘pintar su raya’ con la constructora brasileña Odebrecht, acusada de dar sobornos millonarios en varios países de América Latina a cambio de obtener contratos públicos.

Fuentes de Morena, el partido del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, refieren que el equipo tiene la instrucción de hacer que en los próximos procesos de licitación no haya manera de que Odebrecht pueda entrar.

“La indicación del presidente es muy clara: Odebrecht no puede participar”, dice una fuente.

El asunto fue tocado durante la reunión privada que López Obrador sostuvo esta semana con los nuevos diputados federales de Morena, que son mayoría en la Cámara baja con al menos 256 integrantes, según ha dicho su coordinador, Mario Delgado.

Conoce más: Caso Odebrecht: La bola de fuego que 'pone a sudar' a Peña y a AMLO

Carlos Urzúa, futuro secretario de Hacienda, a la par ha señalado que el gobierno entrante revisará los contratos del sector petrolero, para verificar que se hayan obtenido de manera legal.

Publicidad

De acuerdo con las fuentes consultadas, los primeros contratos que se revisarán serán justamente los de Odebrecht y sus filiales, así como el avance de las obras y servicios.

López Obrador ha informado que en este momento se están diseñando las licitaciones para el Tren Maya y el Tren del Istmo, uno turístico y otro de carga. El presidente electo espera que este último pueda competirle al Canal de Panamá en traslado de mercancías entre el Pacífico y el Golfo de México.

Se tiene previsto que la prohibición para Odebrecht también abarque a sus filiales, como Braskem, a la que no se permitiría participar en proyectos como el de la nueva refinería impulsada por López Obrador.

La Secretaría de la Función Pública (SFP) mantiene desde abril un veto para que las dependencias celebren contratos con la constructora brasileña, que opera en 24 países. El veto se extiende por los siguientes dos años.

De acuerdo con las fuentes consultadas, la empresa ha buscado un acercamiento con el equipo del nuevo gobierno para ofrecer sus servicios en materia de tecnología petrolera.

Odebrecht enfrenta un escándalo mundial después de que se reveló que ofreció sobornos a funcionarios para lograr contratos millonarios. En varios países de América Latina dichos servidores públicos ya han empezado a recibir castigos, en tanto que en México solo se ha señalado la posible participación en la trama del exdirector de Pemex Emilio Lozoya, quien niega ser responsable de irregularidades.

Pemex reservó los contratos con la compañía hasta 2021, cuando podrán quedar disponibles al escrutinio público.

Publicidad
Publicidad