Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

74 de cada 100 mexicanos que nacen en pobreza no logran salir de ella: CEEY

Los mexicanos que viven en el norte del país tienen mayores oportunidades de salir de la pobreza a diferencia de quienes viven en la zona sur, según el informe Movilidad Social 2019.
movilidad social
La pobreza en México. En el país el color de piel, el género y la región en donde nacen las personas sí determina la condiciones para salir de la pobreza.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- De cada 100 mexicanos que nacen en condiciones de pobreza, solo 26 logran salir de esta situación, según se desprende del Informe Movilidad Social 2019 del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Especialista de este Centro de Estudios destacaron que el grado de la desigualdad se debe a que las oportunidades con las que cuentan las personas para salir adelante no son las mismas en todas las regiones del país.

Los resultados –dados a conocer este lunes– muestran que las condiciones para salir de la pobreza son mejores en la zona norte del país que en el sur, dado que en la primera región 54 de cada 100 ciudadanos se quedan sin salir de ella, mientras que en el sur la proporción impacta a 86 de cada 100 ciudadanos.

Te puede interesar: México, entre los países con más pobres de América Latina

Las oportunidades varían si se toma cuanto al género: una mujer que nace en la base de la escalera social, por ejemplo, tiene menos probabilidades de ascender que un hombre. Es decir, 75 de cada 100 mujeres que nacen en la pobreza no logran superar esta condición, mientras que esto solo les pasa a 71 de cada 100 hombres que están en la misma situación.

El color de piel es otro determinante: los mexicanos de tono más oscuro experimentan menor movilidad ascendente y mayor movilidad descendente respecto de quienes tienen un tono de piel más claro, de acuerdo con los datos aportados por el CEEY.

Publicidad

Los presentadores del informe destacaron cómo en la región norte, que es una de las de menor desigualdad de oportunidades, el tono de piel pesa más del doble que en cualquier otra región.

Ante este panorama, el CEEY llamó al gobierno a tomar en cuenta las regiones del país y las necesidades de cada zona en la aplicación de sus políticas públicas, las cuales "deben concentrarse en ampliar e igualar las oportunidades de las personas para lograr mayor movilidad social".

Lo que se busca es que quienes nazcan en condiciones de pobreza no estén destinados a permanecer en ella, y los logros de vida no se limiten por haber nacido en esa situación.

Recomendamos: ¿Cómo erradicar la pobreza que afecta a 700 millones de personas en el mundo?

Para lograr todo lo anterior, los especialistas del CEEY destacaron que se requiere diseñar una serie de mecanismos de acción pública en los ámbitos de la educación, la salud y la protección social, los cuales solamente podrán establecerse si el Estado mexicano logra, como primer paso, una reforma a la Hacienda Pública que garantice su financiamiento y sostenibilidad de generación en generación.

Se destacó que el gobierno debe apostar por una política educativa con un Sistema Educativo Nacional incluyente y de calidad que persiga la universalización y la mejora de la calidad del aprendizaje.

En cuanto a la política laboral, se pidió al Estado buscar la productividad en el mercado laboral, incluyendo que se garantice a las mujeres insertarse en el mercado laboral, reducir la intermitencia asociada con la etapa reproductiva, y seguir con sus trayectorias laborales.

En el sistema de salud, se destacó que la tarea del gobierno es proporcionar un Sistema Nacional de Salud universal y efectivo, con énfasis en la atención en los primeros años de vida.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad