Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Plan Nacional de Desarrollo: AMLO busca sacar de la pobreza a 25 millones

Además de la reducción de la pobreza, el PND 2019-2024 entregado al Congreso contempla metas para el gobierno como disminuir la incidencia delictiva y bajar a la mitad la percepción de inseguridad.
Pobreza
"Primero los pobres". A lo largo de su carrera política, López Obrador ha insistido en que los pobres son una prioridad para él.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Un México con instituciones fuertes, una sociedad participativa, un crecimiento de 6%, empleos suficientes, una tasa de desocupación mínima y una mejor distribución de la riqueza...

También, un México donde nadie padezca hambre, la pobreza extrema esté erradicada, no haya carencias de servicios médicos o de salud, los mexicanos no emigren por falta de oportunidades, los índices delictivos se hayan reducido en 50%, la realidad nacional ya no sea referente en el mundo por casos de desaparecidos o violaciones a los derechos humanos y donde la corrupción política haya desaparecido.

Ese es el país que el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene en mente para cuando acabe su sexenio en 2024, de acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo (PND) que su administración presentó en el Congreso este 30 de abril.

"En el último año del presente sexenio, en suma, el país habrá llevado a cabo lo sustancial de su cuarta transformación histórica, tanto en el ámbito económico, social y político, como en el de la ética para la convivencia", dice el texto firmado por el mandatario federal.

En el documento están además los índices por cada rubro y la meta a la que se espera llegar en 2024. A detalle, aquí te presentamos esos objetivos.

Lee: AMLO presume que su Plan de Desarrollo no sigue "la receta" del extranjero

Publicidad

25 millones menos de pobres

De acuerdo con el plan, se espera que, para 2024, 20 millones de personas hayan salido de la situación de pobreza y 5 millones de la pobreza extrema. Aunque la meta es clara, el documento no dice qué indicador se utilizará para medir el avance y tampoco menciona la línea base, es decir, la cifra de la que se parte.

Según el Coneval, en 2016 había más de 53.2 millones de personas en situación de pobreza (400,000 más que en 2010), de los cuales 20.7 millones son menores de 18 años.

A lo largo de su trayectoria política, López Obrador ha insistido en que los pobres son su prioridad. En ese contexto, desde la campaña presidencial de 2018, anunció una serie de medidas y programas sociales para apoyar a sectores con menos recursos, entre los que se incluyen adultos mayores, jóvenes de bachillerato y universitarios. En los cinco meses que van del sexenio, algunos de esos apoyos ya empezaron a fluir.

Reducción de la violencia

En el caso de la incidencia delictiva, los indicadores que se tomarán en cuenta son la tasa de incidencia delictiva por cada 100,000 habitantes y la percepción de inseguridad, ambas del INEGI.

Te puede interesar: Los 8 objetivos del plan de AMLO para recuperar la seguridad

Para la reducción de la tasa, la meta para 2024 es de 33,219 delitos, cuando —según los datos citados— la línea base de 2017 es de 39,369, es decir, 6,150 menos delitos. Esto significa una reducción de 18.5%, no de 50%, como se menciona en la carta de López Obrador.

Mientras tanto, en el caso de percepción de inseguridad, la meta en seis años es que sea de 39.4%, cuando la línea base en 2018 es de 79.4%, es decir, se busca llegar a 40 puntos porcentuales menos.

Fortalecimiento del Estado de derecho

En este rubro, se tomará en cuenta el Índice de Estado de Derecho del World Justice Project, en el que se miden ocho factores: límites al poder gubernamental, ausencia de corrupción, gobierno abierto, derechos fundamentales, orden y seguridad, cumplimiento regulatorio, justicia civil y justicia penal. Para este caso, la meta es de 0.60 de puntaje en el índice, en el cual en 2017-2018 se obtuvo 0.45.

También se considerarán los subíndices de democracia y estado de la democracia del Índice de Transformación Bertelsmann (BTI). En el campo que evalúa la gobernanza, el desempeño de la administración pública y el liderazgo en el país, la línea base (2018) es de 5.2 y se espera llegar en 2024 a 8.2, mientras que en el que evalúa el desarrollo democrático de un país —teniendo como base aspectos como la participación política, el Estado de derecho, la estabilidad de las instituciones democráticas y la inclusión social—, el objetivo es llegar a 9.1 del 6.1 en el que se ubica México actualmente.

Para acabar con la corrupción e impunidad

Uno de los objetivos principales del gobierno federal es mejorar la capacidad de prevenir y combatir de manera efectiva la corrupción y la impunidad. Para dar seguimiento a este rubro y medir el avance, se planea tomar como indicador la tasa de víctimas de actos de corrupción en al menos uno de los trámites realizados en la vida cotidiana, del INEGI.

En este rubro, la meta es llegar a una tasa de 6,878 víctimas para 2024, cuando la línea base de 2017 es de 14,635, es decir 7,757 personas menos.

Ve también: Los 50 puntos de AMLO para prevenir la corrupción

También, se buscará llegar a 22% en el porcentaje de personas que tienen la percepción de que hay prácticas de corrupción en el gobierno federal, cuando en 2018 el porcentaje fue 86.5, según el índice del INEGI.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad