Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El gobierno hace lo mínimo por la seguridad de las mujeres: OSC

Las autoridades gastan millones en "estrategias" contra la violencia de género, pero, al final, estas no responden a la verdadera problemática, destaca el Observatorio Nacional del Feminicidio.
Violencia género
Violencia de género. De 2015 a 2018 los feminicidios en el país aumentaron en 46%.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).– En un país donde, en promedio, cada día asesinan a nueve mujeres, las autoridades han implementado medidas que no tienen perspectiva de género y que no ayudan a resolver, de fondo, esta problemática, consideró el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de la Secretaría de Gobernación (Segob), de 2015 a 2018 los feminicidios en el país aumentaron en 46%. Tan solo en el primer mes de este año se abrieron 70 carpetas de investigación por este delito.

No obstante, no se tienen registros claros sobre las violaciones, abusos y de otros crímenes contra las mujeres. Ante ello, Luz Estrada, coordinadora del OCNF cuestiona cómo es que la autoridad puede generar políticas públicas que atiendan estos problemas.

"La autoridad está acostumbrada a hacer lo mínimo (por la seguridad de las mujeres), pero sí hace campañas carísimas y nunca entendemos por qué gastaron tanto en una campaña que no responde a la problemática", expuso.

Recomendamos: Lanzan plan emergente contra la violencia de género

Los consejos del gobierno

Publicidad

La secretaría del Bienestar, antes de Desarrollo Social, difundió en febrero pasado un “Plan de Seguridad frente a la Violencia contra las Mujeres” el cual contiene “tips” para saber qué hacer en caso de vivir alguna situación de violencia.

“Este plan puede salvaguardar no solo la vida de las mujeres, sino también la de sus hijas e hijos”, indica el programa, publicado en la página web de esta dependencia.

Comentar con alguna persona de confianza la situación de violencia y crear señales “discretas” para avisar a los hijos que deben salir de casa, son algunos consejos que da el gobierno en situaciones de violencia. Incluso recomienda a las mujeres que “cuando surja o creas que se puede producir una agresión por parte de tu pareja”:

  • Evita estar en lugares en los que haya objetos peligrosos, como el baño o la cocina
  • Procura permanecer cerca de la puerta de la calle, a fin de que te sea fácil salir del domicilio.
  • Tener en un mismo lugar documentos oficiales un juego de llaves de la casa y/o del auto, un cambio de ropa, números de teléfono de familiares y de emergencia, un teléfono móvil y dinero.

Activistas y organizaciones civiles criticaron que el gobierno plantee acciones de este tipo ante situaciones de violencia cotidianas que ponen en riesgo la vida de las mujeres. Además, el plan se dio en medio de la polémica que causó el anuncio inicial de la suspensión de los refugios para mujeres.

Conoce más: Reclaman a AMLO por falta de claridad sobre los refugios para las mujeres

Acciones sin diagnóstico

"Muchas medidas se hacen a partir de ideas que las autoridades consideran que funcionaron no sé dónde, pero no se hacen con una verdadera perspectiva", señaló Estrada tras indicar que con estas acciones los gobiernos pretenden prevenir el acoso y la violencia machista, sin entender que se necesita idear una verdadera estrategia de sensibilización.

Estrada refirió que la mayoría de estas acciones son para que las mujeres busquen su propia protección, lo que deslinda al Estado de su responsabilidad con ellas, poniéndolas incluso en un mayor riesgo.

También puedes leer: L os asesinatos de niñas muestran otra cara de los feminicidios en México

"Esas medidas no sirven si no se clarifican (...) Por más medidas que nosotras tomemos todo tipo de precauciones, el gobierno debe entender que es su responsabilidad protegernos, de lo contrario, está poniendo a las mujeres en un mayor riesgo”, dijo.

Además de este plan difundido por la secretaría del Bienestar han surgido, con anterioridad, otro tipo de medidas que han puesto en entredicho la capacidad de las autoridades de comprender la gravedad de la violencia de género.

Los silbatos “antiacoso”

En junio de 2016, ante las crecientes denuncias de mujeres víctimas de acoso sexual en el transporte público de la Ciudad de México, el entonces jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, ordenó que se repartieran más de 30,000 silbatos como una “herramienta” para hacer frente a estos hechos.

“(El silbato) es un instrumento de protección para las mujeres en caso de violencia, acoso o peligro. Cuando veas una conducta inusual, advierte a la persona que se abstenga de realizarla. Pide apoyo de los que te rodean y acciona el silbato hasta que llegue la ayuda”, se leía al reverso del empaque.

El “instrumento" también le fue entregado a los hombres para que, según las instrucciones, fueran "parte de la solución” y usaran el silbato para pedir respaldo de otros ciudadanos.

El entonces mandatario defendió que estos objetos –que tuvieron un costo aproximado de 2.3 millones de pesos– eran un “símbolo muy importante” contra el acoso callejero.

En septiembre de 2018, el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro respondió a una solicitud de transparencia, hecha por el diario Reforma, en la que confirmaba que desde que los silbatos fueron repartidos, no había reporte de nadie que lo hubiera usado.

El toque de queda

En enero pasado, Ana Miriam Ferráez Centeno, diputada de Morena en el Congreso de Veracruz, planteó que una “buena medida” para prevenir los feminicidios era implementar, por unos tres meses, un toque de queda para que las mujeres no salieran de sus casas después de las 10:00 de la noche.

Que las mujeres, a partir de las 10:00 de la noche, estén en casita con sus hijos (…) Es una cuestión de conciencia"..
Ana Miriam Ferráez, diputa de Morena.

Su propuesta, dijo, hacía frente a las medidas “insuficientes” como las alertas de violencia de género. Sin embargo, esta fue rechazada por su bancada en el Congreso local, y ella, ante la ola de críticas, se vio obligada a ofrecer disculpas.

Veracruz es uno de los estados más peligrosos para las mujeres. En 2018, según el SESNSP, su tasa de feminicidios fue de 2.05 por cada 100,000 habitantes.

De acuerdo con el OCNF (conformado por 40 organizaciones) y el Frente Veracruzano por la Vida y los Derechos de las Mujeres, el año pasado 172 mujeres y niñas fueron asesinadas en esa entidad: solo 111 casos fueron considerados como feminicidios.

Te puede interesar: ¿Sirve la alerta de género? Esto dice expertas y funcionarios

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad