Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Ejército se replegó para evitar una confrontación con la multitud

El secretario de la Defensa Luis Crescencio Sandoval reconoció que los elementos que vigilaban la zona de la explosión se replegaron para evitar confrontaciones con la población.
Heridos.
Heridos. El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, dijo que hay 76 heridos “graves y muy graves”, entre ellos menores de edad.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) - El repliegue del Ejército en los momentos previos a la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo, que ha dejado hasta ahora 66 muertos, fue para evitar la confrontación con los pobladores, como ha ocurrido en otras ocasiones a causa de los operativos contra el robo de combustible.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, informó en conferencia de prensa que al momento de la fuga, en el sitio había 25 elementos, los cuales se vieron rebasados por la gente que llegó con bidones a recolectar el combustible, por lo que para evitar herir a alguien decidieron no interferir.

“Para evitar ese tipo de situaciones en donde pudiéramos dañar en una manera a la gente, evitamos la confrontación, evitamos tener por la parte civil algún herido generado por nuestras armas o por parte de los pobladores, a nuestro personal. Porque luego traen piedras, palos o algo. Es sumamente difícil poder contener a 600-800 personas”, dijo en conferencia esta mañana.

Te recomendamos: Sube a 66 la cifra de fallecidos por la explosión en Tlahuelilpan

Un antecedente

Publicidad

El pasado 13 de enero, como parte de los operativos del plan contra el huachicol, en un poblado del municipio de Tula, ubicado a 20 minutos de Tlahuelilpan, tres elementos del Ejército fueron retenido por pobladores que amenazaron con quemarlos vivos. Los soldados fueron liberados después de varias horas. En los hechos murió una persona y otra más resultó herida.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la actuación del Ejército es parte de la política del gobierno federal de atender las causas que llevaron a la gente de estas comunidades a participar en este tipo de actividades, pues aseguró que es producto del abandono en los últimos años.

Lee además: En Tlahuelilpan, las personas buscan a sus familiares en la 'zona cero'

“La decisión que se ha tomado en este caso y en todo lo que tiene que ver con la política de seguridad es atender primero las causas que originan los hechos ilícitos. No se resuelve con medidas coercitivas, por eso se agravó la situación en el país. Nosotros vamos a seguir convenciendo, persuadiendo a la gente”, dijo.

También puedes leer: Hidalgo está en la cima de la ordeña de ductos a Pemex

La FGR determinará si hubo negligencia

Respecto a una posible negligencia por parte de personal de Petróleos Mexicanos o alguna otra autoridad, López Obrador anunció que será la Fiscalía General de la República la que lo determine.

“Eso lo va a decidir el procurador (fiscal), eso lo tienen que arrojar la investigación”, dijo.

Sobre la investigación, el fiscal Alejandro Gertz Manero reconoció que aunque enfrentan dificultades debido a que toda la gente que estaba en el círculo más cercano a la toma falleció, pero que buscarán allegarse de toda la información posible mediante los peritajes y testimonios de la gente.

“Nosotros no debemos de criminalizar a esta población. Esta es una convocatoria para que nos den los testimonios que no solamente en este caso nos van a permitir poner en paz esta situación, sino que las comunidades sean solidarias con su propia salud, con su propio estado físico”, dijo en la conferencia.

El presidente señaló que es importante conocer además por qué es que se dan este tipo de actividades en las comunidades, así como conocer quiénes participan en toda la cadena de robo de combustible.

“Yo pido a la gente de Hidalgo, inclusive a los que participaron, que den su versión, no solo de lo que sucedió el día de ayer sino el porqué de esta actitud (...) Es importante saber cómo se da esta práctica en lo comunitario. Quién lleva a cabo la perforación del ducto, quién o quiénes, cuándo se sabe que hay una fuga, si se prepara quién convoca quién llama”, dijo.

Un riesgo latente

El presidente López Obrador reconoció que en la perforación de tomas clandestinas siempre habrá riesgos de situaciones como la de Tlahuelilpan, donde medios locales han reportado incidentes de este tipo en otras ocasiones.

(Hay riesgo) en toda la red. Se ha tenido suerte, la fortuna en otras partes de que no ha habido esta tragedia, hace muy poco, hace como una semana, sucedió algo parecido y el ingeniero encargado de la reparación de las fugas dijo ‘es un milagro que no haya sucedido una desgracia’”.

El 19 de diciembre de 2010, las tomas clandestinas en un ducto de hidrocarburos en San Martín Texmelucan, Puebla, derivaron en una explosión que dejó 29 muertos, 52 heridos y más de 200 personas sin hogar ante los efectos del estallido.

Te puede interesar: 13 empresas bloqueada y 435 detenidos: los saldos del #PlanVsHuachicoleo

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad