Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica | La incertidumbre 'se prende' ante la escasez de gasolina

La falta de información sobre cuándo se restablecerá plenamente el abasto de combustibles en la Ciudad de México mantiene a los capitalinos tensos y dispuestos a hacer filas durante horas.
Estaciones cerradas CDMX
"Hasta nuevo aviso". En las estaciones cerradas, como esta cerca de Metro Chapultepec, los trabajadores no tienen horas precisas que les indiquen el momento de volver a despachar.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Antonio entrega a su compañero Ausencio un bidón con capacidad para 20 litros de gasolina. Es como un atleta que entrega la estafeta durante una carrera de relevos. Y en estos días, la meta es conocida: cargar gasolina, aunque el tiempo que tomará el recorrido es incierto.

Antonio y Ausencio son los terceros en una fila de al menos 10 personas que ya esperan a que abra la gasolinería ubicada a unos pasos del Metro Chapultepec. Mientras aguardan, Antonio entrega el recipiente, junto con un billete de 500 pesos.

"Dijeron que abrían a las 12:00, voy a comer algo y regreso", dice el joven su compañero de trabajo, cuando el reloj está ya a punto de marcar las 15:00 horas.

Ni ellos ni los automovilistas en el lugar, algunos de los cuales que llegaron a formarse desde temprano —incluso antes de las 6:00—, tienen sobe certeza cuándo las 10 bombas volverán a funcionar... o de si realmente lo harán en algún momento.

Te puede interesar: #Crónica | Los capitalinos abren semana con gasolinerías cerradas y largas filas

En el día 10 de la escasez de combustibles en el país a consecuencia del plan oficial contra el robo de hidrocarburos, ni ciudadanos ni despachadores tienen seguridad de cuándo se restablecerá el servicio.

Publicidad

Tampoco el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene una fecha estimada, pues dice que no quiere quedar mal con los ciudadanos, a quienes ha pedido paciencia y asegura que hay suficiente combustible; el problema —insiste— es de distribución.

Este lunes, en su conferencia de pensa matutina junto con su equipo, el mandatario anunció la reapertura de siete ductos con miras a normalizar el servicio, pero no dio más detalles.

Esa misma situación de incertidumbre se vive en la gasolinería de Hidrosina en Chapultepec, de donde los automovilistas se retiran al no encontrar información.

Te recomendamos: El gobierno de López Obrador prevé reabrir siete ductos de hidrocarburos

El 'lado bueno'

A pesar del malestar que provoca en algunos la espera, hay quienes como Ángel Enciso le ven el lado positivo a la falta de combustibles en la ciudad: más coches se han quedado guardados.

"Hay que tener paciencia, si está pasando esto, también (hay que) confiar en que es algo bueno para la ciudad, hay menos tráfico, está bajando un poco la contaminación, porque es un cochinero el aire que estamos respirando. Somos mutantes", dice.

Para Ángel, quien después de varios días decidió salir a cargar combustible, la escasez no ha tenido gran impacto en su vida cotidiana, aunque reconoce que hay personas que sí ven alteradas sus actividades, ya sea por la distancia a sus trabajos o porque tienen que llevar a sus hijos a las escuelas.

Sin embargo, confía en que la estrategia implementada por el gobierno para terminar con el robo de combustibles pueda servir, pues considera que hay mucha corrupción.

También puedes leer: Huachicoleo: faltan sensatez, información y humildad

Un problema de difícil solución

En el lado contrario está Ulises Pacheco, quien trabaja en una compañía de seguridad privada. Desde su punto de vista, no hay estrategia definitiva para terminar con el robo de gasolinas.

"Eso nunca se va a acabar, qué estrategia puede haber. Solo bajando el precio de los combustibles", dice.

Desde que inició la situación, Ulises señala que él y sus compañeros sí han visto afectadas sus actividades. Cuenta que desde hace varios días han recorrido numerosas estaciones en busca de obtener combustible, lo que ha sido complicado pues cuando hallan gasolineras abiertas tienen que lidiar con largas filas.

Algo que lamenta es la falta de información, tanto en las gasolinerías que cuentan con combustible como sobre la fecha en la que se normalizará el servicio.

"Realmente no se ve avance, no creo que se resuelva pronto. Yo pienso que esto va a seguir", lamenta Ulises, mientras suma otra hora a su espera, en una estación que le habían prometido abriría desde las 9:00 AM.

Lee: ¿Cómo comenzó y por qué hay tanto robo de combustible en México?

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad