Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

A un año del sismo del #7deSeptiembre, Juchitán sigue entre escombros

Los daños en viviendas y escuelas que dejó el sismo de magnitud 8.2 en la ciudad oaxaqueña aún persisten sin que haya un plan integral para atenderlos, acusó la alcaldesa Gloria Sánchez.
SismoJuchitán
Sin avances. A un año del sismo en Juchitán, los habitantes de esta localidad no han podido recuperar sus viviendas y siguen entre escombros.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico/AFP/Notimex) - La devastación que dejó el sismo del 7 de septiembre de 2017 en Juchitán, Oaxaca, sigue siendo una postal cotidiana.

A un año del desastre natural, la ciudad sigue llena de escombros y la mayoría de las viviendas que resultaron con daños continúan afectadas, expuso la presidenta municipal, Gloria Sánchez.

“Hay personas que no tienen techo, se vive en aguas negras”, dijo este viernes en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

Lee además: ¿Por qué se derrumbaron casas y edificios en Juchitán?

Respecto a los apoyos que han recibido tanto del gobierno estatal como del municipal, la alcaldesa dijo que han llegado pero que han sido insuficientes para atender la tragedia, pues aún hay 5,200 familias sin atender.

"No existe un plan integral de reconstrucción de esta ciudad que contemple viviendas, escuelas, comercios, edificios históricos, públicos, en general la infraestructura urbana", acusó.

Publicidad

De acuerdo con cifras oficiales, en Oaxaca los daños del movimiento telúrico de hace un año alcanzaron a 65,044 viviendas, mientras que en Chiapas fueron 46,773.

Según el último informe del presidente Enrique Peña Nieto, el gobierno otorgó más de 7,362 millones de pesosa Oaxaca y más de 5.323 millones a Chiapas, para las labores de reconstrucción, sin embargo, hay cuestionamientos sobre el destino final de los recursos.

SismoChiapas
Huellas del sismo. El estado de Chiapas también tuvo afectaciones que hasta el momento no han sido atendidas en su totalidad.

"Hay cientos de familias que no fueron incluidas y siguen viviendo en las calles, en los patios de sus casas, en improvisados campamentos", aseguró Magali Sánchez, representante de la Red Regional de Vecinos Afectados en Juchitán, a la agencia AFP.

Sara Méndez, coordinadora de la ONG Código DH, acusó –también en declaraciones a AFP– que en el gobierno estatal, a cargo de Alejandro Murat, se perdió un fondo de 10 millones de pesos, además de que se desconoce qué pasó con los recursos que serían destinados a Chiapas.

Mientras tanto, en el Senado, la morenista Susana Harp presentó un punto de acuerdo para exigir a las secretarías de Gobernación, de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano, de Comunicaciones y Transportes y la SEP que informen sobre el ejercicio de los recursos destinados a la reconstrucción de viviendas, carreteras y escuelas.

Te puede interesar: Juchitán, Oaxaca, es uno de los puntos más afectados por el sismo

Niños estudian entre la improvisación

El panorama para las escuelas que resultaron con daños en esta localidad tampoco es alentador.

Los niños estudian entre aulas improvisadas, mientras que algunos no pudieron regresar a clases debido a los gastos que las labores de reconstrucción han generado para sus familias, quienes han tenido en algunos casos que arrendar viviendas.

La procuradora del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Juchitán, Oaxaca, Coyolicatzin Aquino Castillo, reconoce que no hay cifras certeras sobre el número de familias afectadas y mucho menos de los menores de edad.

“Son pocas las familias que se han reconstruido, pocas las familias que se han reintegrado a un domicilio, es muy lento el avance y el principal problema es que no hay un apoyo directo para cada una de esas familias, el apoyo económico fue insuficiente, ya no hay despensas y la gente sigue teniendo las mismas necesidades”, comentó a Notimex.

En el municipio, detalla, son 80 las escuelas que tuvieron daño total y de estas solo una, el Centro Escolar Juchitán, ha sido reconstruida, con apoyo del Ejército. Otras se encuentran en proceso de recuperación, mientras que hay otras que continúan entre escombros y sin una definición sobre su posible demolición.

SismoJuchitán
Aulas improvisadas. Sin avances en la reconstrucción de escuelas, los alumnos toman clases en aulas que han sido improvisadas entre los escombros y centros deportivos.

Ante la situación, en el Deportivo Binniza se instalaron aulas temporales de lámina para recibir a los alumnos de la escuela 5 de Septiembre, cuyo director Carlos Castillo reconoce afectaciones al aprendizaje de los menores por retrasos en el avance de los contenidos educativos.

“Hemos trabajado con algunas instituciones sobre todo en la cuestión psicológica para apoyar a los niños, lo que los ha ayudado a entender que se trata de fenómenos naturales que nadie va a detener y que hay que aprender a vivir con ellos”, explica a Notimex.

Situaciones similares se viven en escuelas de los alrededores y de localidades aledañas, por lo que Fátima Andraca, coordinadora nacional de respuesta Humanitaria de la fundación Save the Children, considera que una de las prioridades debe ser que los niños puedan regresar a sus colegios.

La sicóloga del DIF municipal, Fany Jiménez Cacique, señala que una de las principales secuelas del terremoto y de la situación posterior que viven los menores, es la tristeza y el miedo.

“El espacio donde estaba la escuela está inservible, en las aulas provisionales muchos de los espacios son de terracería, no se sienten con libertad de salir a jugar en las casas que no son de ellos, necesitan espacios de recreación en la escuela y en la casa eso es lo mínimo que necesita un menor y por ahora no lo tienen”, señala a Notimex.

Con información de AFP y Notimex

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad