Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Elecciones 2019 / desktop ADNPolítico
Publicidad

Julián Leyzaola, el polémico militar retirado que quiere ser alcalde de Tijuana

El militar en retiro, quien ha sido jefe policial de la urbe fronteriza y de Ciudad Juárez, se registró esta semana como candidato del PRD para las elecciones del 2 de junio. Este es su perfil.
Candidato_Julian_Leyzola-3.jpg
Tijuana. La primera vez que Julián Leyzaola buscó ser alcalde de la ciudad fronteriza fue en 2016, de la mano del PES; ahora es impulsado por el PRD.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Julián Leyzaola Pérez, teniente coronel en retiro y sobre quien pesan acusaciones de tortura, contenderá por la alcaldía de Tijuana, Baja California, abanderado por el PRD.

Este lunes, el exjefe policial de Tijuana y de Ciudad Juárez, Chihuahua, registró su candidatura ante el Instituto Electoral del Estado de Baja California (IEEBC).

Leyzaola competirá contra el panista Juan Manuel Gastélum Buenrostro —quien busca reelegirse—, la priista Gabriela Roldán y el candidato de Morena, Arturo González Cruz.

Tras entregar la documentación para su registro, aseguró que la inseguridad es el "principal problema" que enfrenta Tijuana, ciudad en la que fue mando policial de 2008 a 2010 y que actualmente, según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública, es la más violenta del mundo.

Publicidad

¿Quién es Julián Leyzaola?

Es originario de Culiacán, Sinaloa, pero su carrera política se ha desarrollado en la frontera norte del país, específicamente en Baja California y Chihuahua.

En su paso por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), se desempeñó como subjefe del Estado Mayor de la 44 Zona Militar en Oaxaca, jefe de la Sección Tercera de Operaciones y jefe de la VI Región Miliar en Puebla.

Tras su retiro de la carrera militar, fue nombrado director de la Policía Estatal Preventiva de Baja California, luego titular del Instituto Estatal de Policía y posteriormente estuvo al frente de los penales de la entidad.

De 2008 a 2010 —durante la presidencia municipal del panista Jorge Ramos Hernández—, fungió como secretario de Seguridad de Tijuana y, de 2011 a 2014 —con el priista Héctor Murguía—, fue jefe de la policía de Ciudad Juárez.

Te puede interesar: Cuando Tijuana inhabilitó a Julián Leyzaola por actos de tortura

En esos cargos, se enfrentó con los cárteles de los Arellano Félix y de Juárez, fue víctima de dos secuestros y enfrentó el asesinato de uno de sus mandos.

En mayo de 2015, sobrevivió a un ataque armado que lo dejó confinado a una silla de ruedas. Para 2016, ya estaba listo para buscar por primera vez la alcaldía de Tijuana, impulsado por el PES. Fue vencido por el panista Gastélum.

En 2018, fue postulado por la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PES-PT) para diputado federal, pero declinó a estas aspiraciones y dejó su lugar al hoy legislador Héctor Cruz.

¿Por qué su trayectoria es polémica?

Amnistía Internacional y otras organizaciones civiles expresaron su preocupación cuando Juntos Haremos Historia postuló a Leyzaola para diputado federal. "Ha sido señalado por la CNDH por su posible participación en graves violaciones de derechos humanos, incluida tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes", señalaron entonces.

En 2013, el gobierno de Tijuana o inhabilitó por cinco años tras una denuncia interpuesta por Luis Hernández Gálvez, un policía municipal que acusó al exmilitar de haberlo torturado.

Los hechos a los que se refiere la denuncia ocurrieron en 2009, cuando al menos 23 policías de Tijuana fueron retenidos ilegalmente y, por órdenes de Leyzaola, torturados durante más de un mes en el 28 Batallón Militar para adjudicárseles delitos de robo a turistas, según constató la CNDH en la recomendación 87/2011 .

El 24 de abril de 2012, asimismo, cinco jóvenes de entre 16 y 21 años se trasladaban en un vehículo hacia el Parque Central de Ciudad Juárez, cuando fueron detenidos por la policía municipal de Leyzaola, que los llevó al panteón San Rafael, donde cuatro fueron ejecutados. La quinta víctima sobrevivió al disparo que recibió en la cabeza y logró escapar. Por estos hechos, la CNDH emitió otra recomendación .

En total, de acuerdo con un recuento de la revista Proceso, el aspirante a alcalde de Tijuana tiene 19 recomendaciones por violaciones a derechos humanos y 20 indagatorias abiertas en el fuero federal; además, está denunciado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y en la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de lesa humanidad.

Pese a esto, Leyzaola —en su tiempo conocido como "el policía de mano dura"— goza de pleno derecho para ser candidato, como resolvió el pasado 29 de marzo el Tribunal de Justicia Administrativa del estado.

Recomendamos: Baja California, el bastión histórico del PAN, entra de nuevo en disputa

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad