Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN. Huachicoleo: faltan sensatez, información y humildad

El gobierno debe dejar de minimizar el problema, reconocer los errores de la estrategia y del manejo de crisis, y escuchar a expertos para corregir la estrategia, opina Don Porfirio Salinas.

Nota del editor: Don Porfirio Salinas es híbrido de política, iniciativa privada y escenario internacional. Priista orgulloso de “el valor de nuestra estirpe” (Beatriz Paredes dixit); antagónico al Peñismo, que atentó contra esta estirpe. Convencido de la política como instrumento de construcción de país, desde cualquier trinchera. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

CIUDAD DE MÉXICO, (ADNPolítico) - A finales de diciembre comenzó la estrategia del gobierno para combatir las actividades de huachicoleo en México; uno de los principales negocios del crimen organizado, que mucho dinero ha costado al país, y que creció de manera incontrolable con Calderón, pero mucho más con Peña.

OPINIÓN: Dolor a gasolina, la crisis llegó

Durante la administración de Fox, según los datos que han circulado, el problema era relativamente menor, aunque pasó de unas 135 tomas clandestinas a unas 220. Con Calderón, se llegó a más de 1600, iniciando el problema. Pero con Peña, subió a más de 12,000, estallando la crisis.

En los últimos 9 años, esto ha significado una pérdida de más de 90 millones de barriles de gasolina, equivalente a más de 14,000 millones de litros, más de 700,000 pipas, y más de 60,000 millones de pesos por año; con una inversión perdida por más de 160,000 millones de pesos.

Debemos reconocer, y aplaudir, que es la primera vez que un gobierno federal toma la decisión firme de combatir este delito, que no solo ha costado en dinero sino en vidas, ya que los huachicoleros se han vuelto grupos criminales cada vez más violentos.

Publicidad

OPINIÓN: ¿Qué aprender del desabasto de combustibles?

Nadie puede estar peleado con combatir este delito. Son mezquinas, y hasta sospechosas, las críticas en el sentido de que estaría mejor seguir con el robo, ante los problemas de desabasto que están afectando a más de 10 entidades, incluida la Ciudad de México.

Lo que es inaceptable es la respuesta que ha tenido el gobierno ante la crisis que se generó con la estrategia de combate al huachicol, desacreditando cualquier tipo de queja o crítica de los afectados, y negando algunas consecuencias.

Tres soluciones ante el desabasto de gasolina, según expertos

Lo que es inaceptable, es la falta de comunicación que ha tenido el gobierno con la ciudadanía para explicar, con datos precisos, lo que está pasando y dar tiempos de respuesta y solución. Por supuesto no se piden detalles que entorpezcan las medidas, pero sí información básica.

Lee: El gobierno de López Obrador prevé reabrir siete ductos de hidrocarburos

Lo que es inaceptable es que se esté afectando la vida diaria de más de 10 entidades, incluida la capital del país, generando no solo costos económicos sino sociales; y provocando una vulnerabilidad de alto riesgo en las cadenas de suministro de mercancías.

Lo que es inaceptable es pensar que los costos generados son irrelevantes. En al menos tres estados, el ausentismo laboral ha alcanzado más del 40%; con costos de miles de millones de pesos a los comercios de las entidades afectas: 1,250 solo en tres estados durante la primera semana.

Lo que es inaceptable es el desabasto en el que están grandes ciudades del país. Porque sí, señor Presidente, hay un desabasto: cuando no hay producto disponible en el mercado, es un desabasto, sin importar cuántos inventarios, reales o hipotéticos, se puedan tener.

Lee: ¿Cómo comenzó y por qué hay tanto robo de combustible en México?

Lo que es inaceptable en el gobierno es la falta de inteligencia en la estrategia, de información completa para tomar decisiones, de entendimiento sobre el funcionamiento de la empresa, de la industria y del sector; además de la manipulación de hechos y conceptos.

Lo que es inaceptable es la inmadurez de no reconocer que se han cometido errores importantes que han generado costos innecesarios, de no buscar ayuda de expertos, y de no hacer una revisión de la estrategia para corregirla lo más rápido posible.

Si hay un sector donde desde un principio se cuestionaron los perfiles es justamente en Energía; el caos actual evidencia la falta de capacidades y preparación en Sener y Pemex. De ser congruente el presidente, este desastroso episodio tendrá consecuencias al más alto nivel de funcionarios.

Lee: Las claves del #PlanVsHuachicoleo y su impacto en el abasto de gasolina

La estrategia no era cerrar los ductos de golpe, sino hacer intervenciones focalizadas, cuidando toda la cadena de distribución. Si algo hemos aprendido estos años es que Pemex tiene plena capacidad de hacerlo, pero la corrupción lo impedía. Este gobierno decidió irse por la vía menos adecuada.

Pero igual de criticable e inaceptable es la respuesta de quienes están en contra del actual gobierno, difundiendo de manera irresponsable y mal intencionada mentiras sobre el problema, generando una psicosis colectiva por sus fobias personales.

Ha quedado más que acreditado que no se cancelaron las importaciones de crudo, como tanto se dijo, y que incluso subieron en diciembre; y que la baja los primeros días de enero obedece a la falta de capacidad de almacenamiento por el cierre de ductos, no a cancelación de contratos.

Lee: 10 frases a favor y en contra del #PlanVsHuachicol que lanzó López Obrador

Ha quedado claro, también, que la larga espera de buques en el Golfo para descargar no es atípica, dada la poca capacidad del puerto; aunque sí se ha afectado por el cierre de ductos.

También es altamente criticable el cinismo con el que han reaccionado los partidos de oposición, particularmente PRI y PAN, después de ser los causantes directos del problema de origen. Calderón incluso se atrevió a tuitear que combatió el fenómeno sin afectar a la población; y Osorio declaró que el gobierno anterior tuvo mano firme contra el huachicoleo. Parecen no conocer los datos.

¿Te quedaste sin gasolina? Tu aseguradora puede ayudarte

Lo que esta crisis demuestra, tanto en el gobierno como en sus críticos, es que hay una total falta de sensatez y de información; y un exceso de soberbia y de desconocimiento.

Lee: Persiste sabotaje en ducto Tuxpan-Azcapotzalco, denuncia AMLO

El gobierno debe dejar de minimizar el problema, reconocer los errores de la estrategia y del manejo de crisis, y empezar a escuchar a los expertos para corregir la estrategia.

Los críticos y la oposición deben dejar de criticar con la víscera, reconocer los errores del pasado, y mostrar pleno apoyo al combate frontal contra este ilícito, que ellos no quisieron combatir; por supuesto sin dejar de señalar los riesgos o áreas de mejora en la estrategia.

Lee: Vigilan ductos con 4,000 elementos, helicópteros y bases especiales

Todos estamos olvidando que no se trata de hablarle solo a sus similares o votantes, se debe hablar a todo el país, porque este problema nos está afectando a todos.

Tanto gobierno como críticos debemos tener lo que Brian Resnick llama Humildad Intelectual; reconocer la posibilidad de que podemos equivocarnos, y abrirnos a aprender de la experiencia de otros. El problema de la arrogancia, dice, es que la verdad nos alcanza tarde o temprano.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Voces

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad