Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica | El anhelo de ser conductor de Pemex atrae a miles de aspirantes

Hasta este lunes, más de 6,000 personas habían presentado solicitud para convertirse en uno de los nuevos operadores de pipas de la empresa estatal. Aquí presentamos las historias de algunas de ellas.
En espera de las pruebas
A prueba. Los operadores tienen que pasar por exámenes médicos, psicológicos y de manejo antes de ser seleccionados.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- La oferta de un ingreso seguro y mejores condiciones laborales convirtió al Campo Militar 1A en un imán para cientos de operadores de transporte de carga de diversos puntos del país, quienes buscan ser uno de los 2,000 nuevos operadores de pipas de Pemex, dentro del plan contra el huachicoleo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En los alrededores de las instalaciones militares —que por primera vez se utilizan con este fin, según personal del Ejército—, decenas de hombres y unas cuantas mujeres esperan su turno bajo el rayo del sol, para iniciar un proceso de reclutamiento que hasta este lunes acumulaba más de 6,199 solicitudes.

"Vine porque me acaban de llamar a mi casa, me dijeron que me presentara en la Puerta 3", dice un hombre que asegura haber pasado por todas las pruebas, al tiempo que un soldado le da acceso.

Ese mismo uniformado instruye a un grupo de 20 hombres para que pasen a que les revisen sus papeles en un módulo instalado en la entrada del campo. "Hasta ahí", señala, mientras uno de los candidatos le reprocha las horas de espera. Son las 11:50 y él afirma haber llegado a las 8:00.

Operadores pipas
Oferta atractiva. El sueldo y la posibilidad de tener mejores condiciones laborales están entre los motivos por los que los operadores acuden a las pruebas.

Publicidad

Te recomendamos: Buscan a 2,000 conductores para pipas; ofrecen 14,500 quincenales

Mujeres al volante

"Precaución, vehículo de enseñanza", se lee en una pipa de Pemex que circula por las instalaciones del campo. A lo lejos se alcanza a ver a un operador de la empresa estatal darle instrucciones a un candidato que ya está en la última fase del reclutamiento.

Esa misma prueba ya fue superada por María del Carmen Servín, de 48 años, quien es la primera mujer que superó las pruebas médicas, psicológicas y de manejo que requiere el gobierno. Ella forma parte de los 120 operadores que ya están dentro y celebra su logro.

"Todo está bien, es muy real lo que dijo el presidente. Hay algunos detalles que se van a ir afinando en la marcha. Son cositas que nos incomodaron", reconoce Servín, quien lleva nueve años manejando vehículos que transportan sustancias peligrosas.

Entre los temas que a ella le preocupan están los viáticos y el hospedaje, que el gobierno le prometió revisar y por eso aceptó firmar el contrato.

En una fase anterior está Clara Fragoso, quien porta una gorra rosa conmemorativa del Día de la Trailera —el 18 de diciembre— y celebra que en las pruebas que se han realizado a los candidatos hasta ahora no ha habido diferencias por cuestiones de género, algo que ha padecido a lo largo de su trayectoria en el ámbito del transporte de carga.

Originaria de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, Fragoso tiene 13 años de experiencia en el traslado de material peligroso y acudió porque considera atractiva la oferta del gobierno, sobre todo por ser "algo seguro".

También puedes leer: AMLO lanza plan de reclutamiento para la Guardia Nacional

Un 'detalle' en la convocatoria

Entre quienes hacen fila, hay gente de Puebla, de Aguascalientes, de Veracruz... Algunos de ellos están desempleados, otros buscan "un cambio para mejorar", mientras que otros acuden por la posibilidad de ingresar a Pemex, que hasta hace unos días veían poco probable.

Si bien hay quienes consideran que el salario de 29,000 pesos mensuales es equiparable al que ganan algunos trabajadores en el sector privado, la posibilidad de que ya no existan retrasos en los pagos o de que no tengan que laborar horas extra para conseguir esa suma alienta a los aspirantes.

"Ahorita estoy en una empresa aguacatera. Ahí trabajo horas extras y gano 4,000 semanales", dice Juan Carlos Morales Durán, quien aprovechó unos días libres para acudir a la convocatoria.

Él, como muchos de los que han acudido hasta el Campo Militar, tiene una licencia tipo B, para transporte de carga, una situación que ha sido motivo de descarte de varios candidatos, pues lo que se requiere para manejar una pipa de combustible es la E, para sustancias peligrosas.

"Aquí se pidió operadores y ha habido personas que no han llenado el perfil (...) Se solicita la licencia tipo E. Hubo un error (en la convocatoria) porque la Secretaría de Comunicaciones y Transportes nos pide a nosotros la E", comenta Rafael Alfonso Sánchez, operador de Pemex de la estación de San Juan Ixhuatepec, en la Ciudad de México.

Él es uno de los hombres que se encargan de supervisar las capacidades técnicas de los aspirantes, que en contingentes esperan instrucciones de los militares sobre las fases siguientes del proceso: unos en formación para subir a camiones del Ejército que los llevarán al área de examen médico o en espera de fecha para el examen de manejo, otros sentados proporcionando sus datos a los solados, y otros más, esperando al exterior, bajo el rayo del sol, pero todos con la expectativa de poder trabajar en el gobierno federal.

"Me gustaría mucho formar parte del equipo del presidente López Obrador y ayudar a mi nación", dice Juan Carlos García, de 52 años y con 12 de experiencia en el traslado de materiales peligrosos, y quien apenas inicia el proceso.

Conoce más: #Tlahuelilpan: Lo que sabemos y lo que aún falta por aclarar

Convocatoria ofertas pipas
Largas filas. Los candidatos a una de las 2,000 plazas para operar pipas de Pemex tienen que esperar por horas antes de iniciar el proceso.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad