Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El gobierno de Peña usó las cifras de seguridad a conveniencia, señala el ONC

En un informe, el Observatorio Nacional Ciudadano advierte que el expresidente evitaba tocar el tema en sus discursos en momentos de crisis y usaba indicadores de forma arbitraria.
Discurso_EPN
Discurso. El Observatorio Nacional Ciudadano presentó su informe 'Del dicho al hecho: la seguridad en voz de Peña Nieto. Lecciones de su sexenio'.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Durante su mandato, Enrique Peña Nieto usó "mañosamente" y a conveniencia las estadísticas de seguridad e incidencia delictiva, de acuerdo con el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC).

La organización civil presentó este miércoles su informe Del dicho al hecho: la seguridad en voz de Peña Nieto. Lecciones de su sexenio, en el que destaca que en la administración pasada hubo un uso heterogéneo de los indicadores en la materia.

También puedes leer: Las frases que nos harán recordar a Peña Nieto

"Cuando era conveniente, se usaba en el discurso el homicidio —para decir que había disminuido con respecto a tal periodo—, luego se hablaba del secuestro o del desplazamiento territorial cada vez que convenía", expuso Francisco Rivas, director del ONC.

Otro aspecto notorio en el análisis es que la comunicación de Peña Nieto sobre temas de seguridad se volvió cada vez más ambigua conforme se agudizaba la violencia.

Por ejemplo, en los primeros dos años de su administración, el priista fue preciso para hablar de estadística, geografía y temporalidad de los delitos. Incluso, 2015 fue el año en el que hizo mayor referencia a temas de seguridad, pero a partir de 2016 el tema empezó a difuminarse, pues los homicidios dolosos iban en aumento.

Publicidad

Recomendamos: Violencia y corrupción, los dos grandes pendientes de EPN

En 2017 —cuando las cifras oficiales indicaban que ya era el año más violento del que se tenía registro en la historia de México—, Peña Nieto apenas tocó el tema de seguridad. Y en 2018, en medio de la crisis de inseguridad de finales de su gestión (2012-2018), tuvo que volver a hablar de este rubro.

De acuerdo con el informe, en promedio, en solo 22 de cada 100 discursos el expresidente tocó temas de seguridad y justicia; además, cuando lo hacía favorecía a la Policía Federal y a las Fuerzas Armadas.

"Construcción del enemigo"

La organización destaca que, pese al panorama de violencia, el priista no se atrevió a definir con claridad quién era el "enemigo" para la sociedad, lo cual no permitió entender su estrategia de seguridad.

En ocasiones, describe, se refería al "crimen organizado", a la "delincuencia organizada" o, en el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, a gobernantes vinculados con delincuentes, pero en ningún momento señaló a los cárteles, en específico, al de Jalisco Nueva Generación (CJNG), que fue el que más creció en su sexenio.

"Nos presentó a un enemigo más capaz que el Estado (...) Con mejores condiciones financieras, mejor equipado, que amenazaba a libertad de prensa, que usaba el engaño para cometer, que no se ajustaba a ningún protocolo", detalló Rivas.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad