Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

A 3 años del caso Tierra Blanca, el gobierno se disculpa con las familias

Los familiares de los 5 jóvenes desaparecidos y asesinados en Veracruz dijeron que el nuevo gobierno tiene la oportunidad de hacer justicia a todas las víctimas de desaparición forzada.
Tierra Blanca
Disculpas. El acto de reconocimiento de responsabilidad del gobierno de Veracruz en el caso Tierra Blanca se hizo este lunes en el Museo Memoria y Tolerancia, en CDMX.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- A tres años de la desaparición de cinco jóvenes en Tierra Blanca, Veracruz , a manos de policías municipales, los gobiernos federal y estatal se disculparon públicamente con los familiares de las víctimas.

Reconocemos que el Estado les falló, no hubo capacidad de proteger a los jóvenes. Es una disculpa por las veces en que se intentó criminalizar a sus hijos".
Cuitláhuac García, gobernador de Veracruz

El gobernador Cuitláhuac García se comprometió a dar seguimiento a todas las recomendaciones hechas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para garantizar la justicia en este caso.

El mandatario estatal agregó: "Que quede muy claro, Susana, Alfredo, Bernardo, José y Mario eran inocentes y nunca debieron vivir los hechos que sufrieron".

Conoce más: Desapariciones y fosas, las marcas de la violencia en Veracruz

Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), reconoció a su vez que el Estado mexicano no ha garantizado la seguridad de sus habitantes, y que la colusión entre el crimen organizado y las autoridades de los tres niveles de gobierno persiste hoy en día.

Publicidad

“Este acto es muestra de reconocimiento de la gravedad de hechos, de poner a las victimas en el centro de nuestro actuar (...) La delincuencia organizada aún opera en colusión con autoridades de todos los niveles, pero esto ya no seguirá ocurriendo".

A nombre del gobierno federal, Encinas prometió justicia para las cinco familias de Tierra Blanca y garantías para la no repetición de los hechos.

"Las disculpas públicas no son suficientes, no reparan la gravedad de los hechos, pero son un primer paso para hacer justicia y castigar a los perpetradores de estos delitos (...) Nos comprometemos a acompañar las investigaciones federales que se encuentren pendientes", señaló el funcionario.

Bernardo Benítez, padre de una de las víctimas, expresó que aunque no cree en la justicia del Estado mexicano, los gobiernos federal y estatal –que hoy encabezan Andrés Manuel López Obrador y Cuiltláhuac García, repectivamente– tienen una gran oportunidad para hacer justicia a todas las víctimas de desaparición forzada.

"No soy quien para hablarles de justicia, tengo razones fundadas para no creer en esta, si hubiera justicia, nuestros jóvenes hoy vivirían. No creo en la justicia del Estado mexicano (...) Al fiscal Gertz Manero: si casos como el nuestro no los resuelve, se manchará las manos; es una gran oportunidad, aprovéchenla".

Recomendamos: AMLO respaldará a Veracruz en la búsqueda de desaparecidos

Benítez refirió que el Veracruz que recibió Cuitláhuac García tiene "instituciones dinamitadas", con funcionarios que trabajan en el crimen organizado, por lo que, insistió, no puede permitir nunca más que la policía siga desapareciendo gente sin que nadie investigue.

Tengo 1,158 días del mismo pesar. Hoy quiero nada más sensibilizar a jueces, fiscales y autoridades para que se llegue a la justicia.
José Benítez, padre de una de las víctimas.

La disculpa pública ofrecida este lunes es parte de la recomendación por violaciones graves que emitió la CNDH desde 2017, y cuya responsabilidad recaía en el entonces gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares .

Aunque en esa fecha el aún fiscal del estado, Jorge Winkler, intentó dar cumplimiento a la recomendación, pero los familiares de los cinco jóvenes desaparecidos se negaron.

También puedes leer: Familias buscan entre fotografías y ropa a sus desaparecidos en Xalapa

La desaparición

La mañana del 11 de enero de 2016, Susana Tapia Garibo, de 16 años de edad, José Alfredo González Díaz, Bernardo Benítez Arroniz, ambos de 25 años, José Benítez de la O, de 24 años, y Mario Arturo Orozco Sánchez, de 27 años, iban a bordo de un vehículo con dirección a Playa Vicente.

Los jóvenes regresaban a sus hogares tras celebrar el cumpleaños de uno de ellos, cuando, en la carretera de Tierra Blanca y a plena luz del día, fueron interceptados por policías municipales que los entregaron a integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), de acuerdo con las declaraciones de los implicados.

Dos meses después de la desaparición forzada, el equipo de forenses argentinos confirmó que restos óseos hallados en el rancho El Limón, ubicado en el municipio de Tlalixcoyan, pertenecían a ellos.

En un inicio, todavía durante el gobierno de Yunes Linares, los jóvenes fueron criminalizados y vinculados por las mismas autoridades con la delincuencia organizada.

De acuerdo con los familiares de las víctimas, hasta la fecha hay 21 personas detenidas –entre elementos de seguridad pública e integrantes del crimen organizado– por participar en la desaparición y posterior asesinato de los cinco jóvenes, pero no se ha dictado ninguna sentencia.

Te puede interesar: La crisis de desaparición y corrupción en Veracruz

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad