Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las normas sobre aborto, sin relación con muertes maternas en México: estudio

Una investigación del Melisa Institute concluye que la legislación que permite interrumpir el embarazo en ciertos casos no tiene efectos ni positivos ni negativos en la mortalidad materna.
Muertes materno infantil
Realidad. Los responsables del estudio también dan recomendaciones al país, como mejorar la atención de emergencia y la capacitación del personal del sector salud.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Un estudio del Melisa Institute, un centro privado de investigación con sede en Chile, determinó que las normas que en México permiten la interrupción legal del embarazo en ciertos casos no tienen efectos en los índices de mortalidad materna.

“La legislación (para el aborto) no tiene efecto ni positivo ni negativo”, dijo el epidemiólogo molecular Elard Koch, quien aseguró que el informe no busca promover una postura a favor o en contra de esta medida, sino solo presentar evidencias sobre la situación en el país.

En la presentación del estudio ¿Cómo reducir la mortalidad materna en México?, expertos coincidieron en que hay diversos factores que influyen en la mortalidad de cada estado.

Lee: El debate sobre el aborto se abre paso en México

“Se observó que la mayoría de las defunciones maternas ocurren por causas no relacionadas con el aborto. De hecho, el 93% se produce por causas como hipertensión gestacional, eclampsia, hemorragia del parto, enfermedades concomitantes y otras causas obstétricas”, dice el documento.

Entre los factores que intervienen en los índices de mortalidad materna están escolaridad de la mujer, atención obstétrica, cuidado prenatal y atención profesional del parto, acceso a agua potable y drenaje, embarazos de alto riesgo y bajo peso, violencia de género, fecundidad y postergación de la maternidad.

Publicidad

Por ello, Koch señaló que las medidas más importantes para disminuir la mortalidad materna son el acceso a la atención prenatal, los cuidados de emergencia, la asistencia profesional del parto, el acceso a servicios y el aumento en la educación de las mujeres.

De acuerdo con el especialista, lo ideal es tener una matrona por cada 10,000 mujeres y un profesional de emergencia por cada 500,000.

Conoce más: Diputada de Morena propone despenalizar el aborto

¿Cómo están los estados?

El estudio evaluó los siete factores en cada estados, entre 2001 y 2011, para determinar las debilidades en cada entidad. Guerrero quedó hasta abajo del ranking.

Los tres estados con más alta mortalidad son:

Guerrero, con una tasa de mortalidad de 64.4 mujeres por cada 100,000 nacidos vivos. En este caso, las hemorragias, la insuficiencia en la atención obstétrica y profesional, así como que 38% de los hogares no cuenta con agua, fueron determinantes. El 93.7% de las muertes no tiene relación con el aborto, de acuerdo con el estudio.

Chihuahua, donde la tasa es de 57.5 mujeres por cada 100,000 nacidos vivos por año. Las principales causas son la atención obstétrica y la prevalencia de la violencia contra la mujer, que es de 12.1%. Ahí, 94.2% de las muertes no tiene relación con el aborto.

Oaxaca, donde la tasa es de 55.2 mujeres por cada 100,000 nacidos vivos. Este caso, las hemorragias son la principal causa de muerte, con 34.3%. En este caso, solo 6% de las muertes tiene que ver con el aborto.

Por el contrario, en los primeros lugares (menor mortalidad) están Nuevo León, Colima y Sinaloa, con tasas de 21.2, 23.2 y 28.8, respectivamente.

No obstante, en ellos también hubo muertes relacionadas con la postergación de la maternidad, la caída de la fecundidad y la violencia contra la mujer.

¿Qué recomendaciones hay frente a este problema?

De acuerdo con Koch y Sebastian Haddad, ambos del Melisa Institute, aunque cada estado requiere políticas diferentes dependiendo de su problemática, el acceso a la atención de emergencia, el control prenatal y la atención institucional del parto son fundamentales para que el nuevo gobierno federal en realidad preste atención a las personas más vulnerables.

Koch enfatizó: “Si México aumenta 5% la asistencia profesional del parto, se lograrían evitar de dos a tres muertes anuales en los estados que están por debajo de la media del país”.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad