Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Absuelven a militar acusado de ejecución extrajudicial en Palmarito

Un juez federal dictó sentencia absolutoria al militar que permaneció año y medio en una cárcel militar.
Palmarito
El caso Palmarito El sargento Alejandro Robledo fue acusado de asesinato de un civil desarmado.

PUEBLA (ADNPolítico).- El sargento José Isidro Gómez, acusado de la ejecución extrajudicial contra un supuesto ladrón de combustible que había sido sometido durante un enfrentamiento el 3 de mayo del 2017, recuperó su libertad este miércoles al determinar que no hay pruebas en su contra.

Durante una audiencia de procedimiento abreviado, un juez federal dictó sentencia absolutoria al militar que permaneció año y medio en una cárcel militar. La Procuraduría General de la República (PGR) había identificado al militar como supuesto responsable de haber asesinado a un civil desarmado.

El proceso penal en contra del militar inició después de que el 10 de mayo del año pasado se difundiera un video en el que se ve a un elemento de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) disparar contra una persona que está en el suelo.

Lee además: La CNDH emite recomendaciones por caso Palmarito

Tras su liberación, el sargento Gómez retomó las labores militares que realizaba antes de ser encarcelado. "Me siento bien y con muchas ganas de regresar a las filas", declaró este jueves en Radio Fórmula, en entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva.

"Me queda un mal recuerdo por mis compañeros que perdieron la vida. Sin embargo, nosotros siempre actuamos conforme al derecho, siempre hemos estado en apoyo", dijo.

Publicidad

La pelea con la PGR

Desde el 7 de junio del 2017, el juez de control Luis Jiménez del Centro de Justicia Penal Federal de Puebla determinó que no había elementos suficientes para vincular el militar a proceso, por lo que era necesario dejarlo en libertad.

Según la versión pública que en su momento difundió el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), el juzgador concluyó que el video no podía ser tomado como una prueba válida porque no tenía una fuente identificada, además de que el día de los hechos, el militar se encontraba en un “estado de alerta máxima” y en un “ambiente de guerra” que explicaban sus acciones.

Te puede interesar: Caso Palmarito: las claves del tiroteo que dejó 10 muertos

Sin embargo, la PGR apeló esta resolución, bajo el argumento de que el propio imputado reconoció que estaba en el lugar de los hechos el día del enfrentamiento y de que el juez de control no había tomado en cuenta la versión de cuatro testigos.

El 30 de junio de ese mismo año, el magistrado del Segundo Tribunal Unitario del Sexto Circuito, Esteban Santos Velázquez, resolvió a favor de la procuraduría y revocó el fallo original. Sus conclusiones, con las que el sargento José quedó vinculado a proceso, fueron que el primer juzgador actuó con parcialidad al ignorar testimonios y un dictamen de medicina forense.

Este último documento establece que la causa de la muerte del civil en cuestión fue el impacto de una bala disparada a una distancia de entre uno y 60 centímetros.

En una entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva para Imagen Televisión a mediados de octubre pasado, el sargento José aseguró que era un ‘chivo expiatorio’ pues aunque reconoció haber participado en el operativo, aseguró que no asesinó de manera intencional a algún civil.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad