Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El sismo pegó fuerte en las escuelas: World Vision México

La directora de la organización, Silvia Novoa, asegura que a un año del sismo hay alrededor de 30 escuelas sin reconstruir, lo que afecta a niños que ya de por sí están en desventaja
Sismo en Oaxaca
A un año del sismo del 19 de septiembre es visible el daño en escuelas, que afecta a la ya de por sí población en desigualdad.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) - En el Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, el sismo pegó en una zona donde de por sí la desigualdad ha golpeado por años y, a un año del desastre, aún hay alrededor de 30 escuelas por reconstruir, aseguró Silvia Novoa, directora de World Vision México.

"Nuestra intención es quedarnos en la zona en un plazo más largo para ayudar a disminuir la brecha tan grande que hay en educación. Estamos intentando apoyar a muchos de estos maestros que se quedaron sin escuela; yo le calculo en la zona que trabajamos —San Mateo del Mar, San Francisco del Mar, San Juan Mazatlán y municipios de esa zona del Istmo de Tehuantepec— más de 30 escuelas que aún están sin terminar y que los niños están tomando clases en situación de verdad muy precaria", apuntó.

Silvia Novoa, directora de World Vision México.
Silvia Novoa advierte que la desigualdad en la zona del Istmo se ha acentuado desde que el sismo devastó la región.

La organización que dirige no se encarga propiamente de la construcción de escuelas, pero facilita las gestiones comunitarias en estados como Oaxaca, donde hay conflictos locales que a veces impiden el ingreso a las zonas.

A un año del sismo, en esa región se han edificado 90 viviendas en San Mateo del Mar, se construye un kínder, se reconstruyeron hornos para hacer totopos en apoyo a la reactivación económica de 1,100 familias que perdieron su medio de vida, se impartieron talleres de educación financiera y capacitación en disminución de riesgos de desastres.

Conoce más: A un año del sismo, Juchitán sigue entre escombros

Publicidad

World Vision México colabora para que otras organizaciones ingresen a este sitio a trabajar en la reconstrucción de los inmuebles. Las escuelas son muy necesarias porque, de por sí, en Oaxaca hay una brecha importante en educación.

"Nuestro único objetivo es tratar de cerrar estas brechas de desigualdad que hay en educación llevando soluciones que puedan apoyar a este rezago que traen y facilitar esta gestión comunitaria con las diferentes poblaciones, que ya de por sí están en conflicto entre ellas", afirmó.

"Muchas veces la asimilación de temas como la lectura, la comprensión lectora, la escritura, las matemáticas, se les dificulta más que a cualquier otro niño de algún otro lugar de la República que hable bien español. Esto va generando un rezago desde el inicio, que después se va acentuando en los siguientes años y les dificulta mucho el pasar a niveles más altos de educación y van desertando", explicó.

La directora de la OSC recomendó a los grandes proyectos, como los parques eólicos que se construyen en la zona, que incorporen a las comunidades y generen oportunidad de trabajo para estas poblaciones.

"Hay mucho apetito de inversión en la zona del Istmo porque es una zona de mucho viento donde se han instalado los parques eólicos; sin embargo, esa derrama económica no ha ido hacia las comunidades", señaló.

Te puede interesar: La reconstrucción, el reto en el Istmo un año después del terremoto

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Mantente informado del acontecer político en México y el mundo

Publicidad
Publicidad