Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tras numerosos jaloneos, Peña y Trump 'se dan la mano' y llegan a un acuerdo

Desde que Trump llegó a la Casa Blanca en enero de 2017 y desde que inició la renegociación del TLCAN hace un año, las tensiones habían marcado la relación. Ahora, ambos dan señales de entendimiento.
mar 28 agosto 2018 05:30 AM
EPN-Trump
¿Nueva etapa? La llamada entre Peña Nieto y Trump sobre el avance en las renegociaciones del TLCAN fue dada a conocer por la Casa Blanca.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) - La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) da señales de dirigirse a buen puerto, luego de que dos de los tres integrantes de esta instancia llegaron a un acuerdo: México y Estados Unidos.

Este lunes, después de poco más de un año de discusiones, los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump dejaron de lado diferencias del pasado —motivadas por los temas espinosos como el muro fronterizo y la seguridad—, para celebrar que alcanzaron un entendimiento bilateral que permite pensar en un nuevo TLCAN, una vez que Canadá entre a las negociaciones.

Los dos mandatarios dieron a conocer su acuerdo con una conversación telefónica que, a diferencia de la que sostuvieron el 27 de enero de 2017, no fue filtrada a la prensa, sino que sus propios gobiernos decidieron hacer pública.

A poco más de tres meses de que concluya el sexenio de Peña Nieto, ambos presidentes dieron un giro a una relación que ha estado marcada por momentos de tensión que aquí te recordamos.

Recomendamos: Peña Nieto y Trump anuncian acuerdo sobre el TLCAN

Una llamada cordial... y otra no tanto

Publicidad

Sin la 'sombra' de temas como el muro, la migración o las drogas, en su más reciente llamada Peña Nieto y Trump hablaron en un tono cordial acerca de un acuerdo que el republicano describió con una de las palabras que más usa: "tremendous".

"Hola a todos. Es un gran día para el comercio, un gran día para nuestro país. Mucha gente pensó que jamás llegaríamos a este momento porque negociamos duro. Lo hicimos y lo hizo México. Y eso es una cosa tremenda", dijo Trump a Peña Nieto.

En respuesta, el mexicano reconoció la labor de los equipos negociadores y remarcó la necesidad de que Canadá pueda reincorporarse a la mesa, para lograr mantener la naturaleza tripartita del tratado.

"Quiero decirle que tengo un enorme reconocimiento a su gobierno, a su voluntad política y personal. Y en esta ruta, señor presidente, quiero testimoniarle un reconocimiento a los equipos negociadores, especialmente al encabezado por Robert Lighthizer, y el acompañamiento de la Casa Blanca, especialmente de Jared Kushner", dijo.

Esta nueva fase se da después de meses de constantes amenazas de Trump sobre abandonar el acuerdo comercial, que tachó de ser ventajoso para México y Canadá y poco provechoso para EU.

Hace año y medio, la primera llamada que entre Peña Nieto y Trump fue a inicios del mandato del republicano, y en esa ocasión se acordó que ninguno hablaría públicamente del muro fronterizo. Sin embargo, Trump incumplió esto una y otra vez.

El contenido de aquella conversación fue dado a conocer casi siete meses después por el diario The Washington Post, y provocó críticas hacia el gobierno federal por lo que actores políticos y sociales consideraron una postura débil ante su homólogo de EU.

Te puede interesar: La llamada completa entre Peña Nieto y Trump sobre el TLCAN

Tensión en medio de las elecciones

En abril pasado, una orden de Trump para desplegar a la Guardia Nacional a lo largo de la frontera entre ambos países puso en vilo la relación entre México y EU. Habituado a los mensajes enviados por el republicano a través de Twitter, Peña Nieto usó la misma herramienta para responderle.

En un video publicado en esa red social, el mexicano manifestó su rechazo al despliegue y citó los nombres de los entonces candidatos presidenciales, quienes habían dejado de lado sus rivalidades políticas para enviar un mensaje de unidad.

"Si sus recientes declaraciones derivan de una frustración por asuntos de política interna, de sus leyes o de su Congreso, diríjase a ellos, no a los mexicanos. No vamos a permitir que la retórica negativa defina nuestras acciones", dijo Peña Nieto.

Días antes, Trump había arremetido contra las políticas migratorias mexicanas, que señaló como responsables del paso de indocumentados, delincuentes y drogas a su país. Asimismo, había descalificado a la Caravana Migrante que había salido de Centroamérica hacia EU.

Recomendamos: El Viacrucis Migrante que hizo enojar a Donald Trump

El muro y las dos reuniones canceladas

Después de la visita que Trump hizo a Peña Nieto en México en 2016, cuando aún era candidato —lo que valió críticas al mexicano e incluso una salida temporal de Luis Videgaray del gobierno federal—, Peña Nieto y Trump no han vuelto a encontrarse en sus respectivos territorios.

Ambos mandatarios se han reunido en una sola ocasión, en Hamburgo, Alemania, en el marco de la Cumbre del G20 de julio de 2017. En aquella oportunidad, ofrecieron un mensaje conjunto que fue aprovechado por el republicano para reafirmar su intención de que México pague por un muro en la frontera.

"Absolutamente", respondió Trump cuando una periodista le preguntó si México pagaría por el muro, y mientras Peña Nieto estaba frente a él.

En paralelo, desde que Trump llegó a la Casa Blanca ambos han intentado reunirse, sin que sus intentos hayan dado frutos debido a asuntos recurrentes como el muro fronterizo.

La primera cancelación se dio a inicios de 2017, cuando Peña Nieto se disponía a hacer su primer viaje a EU con el republicano como presidente. Pero el 26 de enero de ese año, Trump lanzó un tuit en el que advertía que si persistía la negativa de México a pagar por la valla cancelaría el encuentro, y así ocurrió.

El pasado 28 de febrero, la situación se repitió. Una reunión programada para los primeros días de marzo tuvo que ser cancelada después de una llamada en la que el mexicano mantuvo su negativa de pagar por el muro, lo que provocó la molestia de Trump.

Hoy, tras muchos desencuentros, los ocupantes de la Casa Blanca y de Los Pinos dan señales de haber dejado sus diferencias atrás. O, al menos, de haberlas puesto en pausa.

Te puede interesar: ¿Y el muro? Trump se guarda el tema con AMLO

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad