Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los estados consentidos (y los castigados) en el reparto de recursos ūüíį

Cada administración federal puede decidir discrecionalmente a qué entidades favorece y a qué otras no. Aquí mostramos cuáles han sido los gobiernos favoritos de este sexenio y del anterior.
mié 28 febrero 2018 10:30 AM
Disparejos
Disparejos Los estados del país reciben recursos federales de forma inequitativa y sin reglas de operación. (Foto: ADNPolítico)

Bien dice el dicho: "A buen amigo, buen abrigo".

De acuerdo con un estudio de la organizaci√≥n M√©xico Eval√ļa, esa es la pol√≠tica que las administraciones federales siguen para repartir los recursos del Ramo 23 del Presupuesto de Egresos de la Federaci√≥n (PEF), puesto que ese dinero no se distribuye a los estados con base en reglas de operaci√≥n claras, sino a partir de criterios pol√≠ticos y de simpat√≠as partidistas.

Esta pr√°ctica no ha sido exclusiva del actual gobierno federal. Seg√ļn la agrupaci√≥n, tambi√©n han recurrido a ella otras gestiones, que principalmente han favorecido a gobiernos estatales de su mismo partido o con los que han entablado alguna negociaci√≥n.

"Las partidas de gasto en donde se concentran estos recursos adicionales cuentan con escasos controles para justificar su pertinencia. En estas condiciones, el presupuesto que realmente se ejerce es una caja negra, que poco a poco va revelando su contenido conforme se van ejecutando los recursos p√ļblicos", dice Edna Jaime, directora de la organizaci√≥n, que este martes present√≥ su estudio Arquitectura del Ramo 23.

El documento se centra en tres programas de dicho ramo, relativos a fortalecimiento financiero, programas regionales y contingencias económicas.

Lee: ¬ŅEl dinero se reparte a los estados de forma justa? M√©xico Eval√ļa dice que no

Publicidad
Uso político
Mariana Campos, autora del estudio, acompa√Īada de la polit√≥loga Denise Dresser.

Los consentidos de hoy

Durante este sexenio, destaca el caso del Estado de M√©xico, la entidad que el presidente Enrique Pe√Īa Nieto gobern√≥ de 2005 a 2011 y que es basti√≥n de su partido: el PRI.

Tan s√≥lo en 2017, cuando el Edomex tuvo elecciones para elegir a un nuevo gobernador ‚ÄĒel tricolor Alfredo del Mazo Maza‚ÄĒ, recibi√≥ 8,601 millones de pesos del Ramo 23, lo que represent√≥ el mayor monto en este rubro.

El segundo lugar lo ocupó Michoacán, donde gobierna el perredista Silvano Aureoles, con 3,879 millones de pesos. En tanto, en tercera posición estuvo otra entidad priista, Guerrero, a la que le fueron transferidos 3,831 millones de pesos.

Los sitios cuarto y quinto los ocuparon, respectivamente, la Ciudad de M√©xico y Chiapas. La capital, gobernada por Miguel √Āngel Mancera ‚ÄĒquien lleg√≥ al cargo postulado por el PRD pero no milita en ning√ļn partido‚ÄĒ, obtuvo 3,564 millones de pesos. Y Chiapas, donde gobierna Manuel Velasco ‚ÄĒimpulsado en 2012 por una coalici√≥n PRI-PVEM‚ÄĒ, consigui√≥ 3,328 millones de pesos.

Y los castigados

En contraste, el estado m√°s castigado este sexenio es Chihuahua, donde gobierna el panista Javier Corral y al cual en 2017 s√≥lo se le transfirieron 70 millones de pesos. A principios de este a√Īo, Corral incluso acus√≥ al gobierno de Pe√Īa Nieto de condicionarle la entrega de recursos en represalia por las investigaciones que su administraci√≥n realiza en contra de su antecesor, el priista C√©sar Duarte.

Lee: Corral acusa chantaje presupuestal de Hacienda por su campa√Īa anticorrupci√≥n

Otros estados castigados son Tlaxcala (PRI, 440 millones), Aguascalientes (PAN, 535 millones), Morelos (PRD, 577 millones) y Zacatecas (PRI, 589 millones).

El balance con Calderón

En 2011, pen√ļltimo a√Īo del sexenio del panista Felipe Calder√≥n (2006-2012), se observ√≥ un patr√≥n similar, pues los estados m√°s favorecidos fueron los de gobiernos del partido blanquiazul.

As√≠ ocurri√≥ con Sonora, primer lugar en este rubro, en el tiempo en el que a√ļn gobernaba el panista Guillermo Padr√©s ‚ÄĒactualmente detenido por presuntos actos de corrupci√≥n‚ÄĒ. Entonces, la entidad del norte del pa√≠s obtuvo 2,059 millones de pesos.

La segunda posición fue para Guanajuato, bastión panista desde la década de los 90, al que se asignaron 1,828 millones de pesos. Mientras tanto, los puestos tercero, cuarto y quinto fueron para Chiapas, entonces perredista, con 1,184 millones; Baja California Sur, panista, con 982 millones, y Querétaro, entonces priista, con 913 millones.

Igualmente, hubo estados castigados, todos ellos en ese tiempo gobernados por el PRI: Veracruz, Tlaxcala, Nuevo León, Nayarit, Colima y Coahuila. En 2011, ninguna de esas entidades obtuvo recursos de los programas analizados del Ramo 23.

¬ŅQu√© ocurre en el pa√≠s?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad