Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El caso Emirate Airlines llega a la agenda del Senado y la SCT

El amparo interpuesto por Aeroméxico sigue el curso legal. Sin la aprobación del Senado, no es posible que inicie operaciones la aerolínea emiratí
Senado
Discusión. Los senadores buscan mejorar la posesión de armas.

Víctor Fuentes Solís, senador por el Partido Acción Nacional (PAN) registró un punto de acuerdo en el Congreso de la Unión para citar a comparecencia a funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), con el fin de aclarar el proceso de autorización de la ruta Barcelona-México de Emirates Airlines. Las irregularidades denunciadas por Aeroméxico siguen también su curso en los tribunales.

Fuentes cercanas a la aerolínea señalaron que, hasta el momento, el gobierno mexicano se ha mostrado receptivo para revisar el caso, según abogados que conocen el amparo.

Aeroméxico, esta misma semana, solicitó un amparo frente a la resolución de permitir que Emirates Airlines cubra una ruta de Barcelona a México. La autorización de este vuelo presenta diversas irregularidades, como el hecho de que el permiso de operación se haya firmado, en los últimos días del gobierno de Peña Nieto, por un funcionario de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), sin el aval de la SCT. En ese periodo, expone la demanda, la solicitud de operación ya se había vencido, por lo que sería ilegal que empiece a operar en el país.

El gobierno actual se ha mostrado neutral en el seguimiento, pero receptivo a analizarlo. Por lo pronto, el propio senador Fuentes destacó que sin la aprobación del Senado de la República, no se puede iniciar la operación de vuelos de aerolíneas en el territorio nacional. Y esto no ha ocurrido en la autorización de Emirates Airlines.

Luego de solicitar el punto de acuerdo para la comparecencia de SCT frente a esta cámara del Legislativo, lo que procede es que la Comisión de Hacienda del Senado sesione, el próximo 13 de agosto, al respecto. Ahí mismo podría decidirse que se detenga la autorización a Emirates Airlines para volar a México, por lo pronto.

Otra preocupación del ala gubernamental es que, de cumplirse la operación de la aerolínea emiratí en México, están en riesgo alrededor de 800 empleos, de acuerdo a estimaciones de los sindicatos de Pilotos y Aerocargos mexicanos, respectivamente.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad